Menú

Tito-Mourinho, un cruce de declaraciones muy 'light'

La supuesta hegemonía culé y la importancia de los títulos son los puntos de fricción entre los dos entrenadores.

0
La supuesta hegemonía culé y la importancia de los títulos son los puntos de fricción entre los dos entrenadores.

Atrás quedaron las tensiones de antaño, las del dedo en el ojo, las agresiones, los insultos y demás provocaciones. Si algo caracteriza al Barcelona-Real Madrid de esta noche en el Camp Nou, el primer clásico de la temporada correspondiente a la ida de la Supercopa de España, es el clima de cordialidad en las horas previas.

Así se encargaron de corroborarlo José Mourinho y Tito Vilanova en las ruedas de prensa previas al encuentro. Ambos han dejado atrás el incidente de hace un año, cuando el técnico portugués metió el dedo en el ojo al entonces ayudante de Pep Guardiola y éste respondió con una colleja. Unos hechos que le costaron a Mou y Vilanova una sanción de dos y un partido para la Supercopa, respectivamente, aunque luego fueron indultados por el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar.

Este miércoles, en la sala de prensa de Valdebebas, Mourinho negó que el Barça tuviera la hegemonía en Europa. "En mi idioma, el portugués, no se puede hablar de hegemonías si no se han ganado dos Champions consecutivas. No sé si estoy equivocado o si en vuestro idioma hay diferencia con el mío", dijo el siempre irónico Mou.

Ocho horas después llegaba la réplica de Vilanova. "Cada un puede opinar lo que quiera, y es muy respetable, pero yo lo que sé es que este equipo (Barcelona) ha hecho cosas espectaculares, inigualables. "Logró nueve títulos de nueve posibles en dos años y 14 de 19 en total en los últimos cuatro. Además, en la historia hay cuatro o cinco equipo que se recuerdan no sólo por los títulos sino por cómo jugaron, y éste es uno de ellos", dijo el gerundense.

Otto punto de desencuentro está en la importancia de los títulos y Mourinho tiene claro que, entre la Supercopa de España y la Liga, se queda con el campeonato de la regularidad. Si pudiera escoger, escogería perder la Supercopa y ganar la Liga. Si pierdes y te da motivación para ganar la Liga firmaría ya. (La Supercopa) Es la competición menos importante de las cuatro que jugamos, aunque entre clubes rivales quieres ganar hasta un torneo de verano", fueron las palabras del técnico luso.

Vilanova, por su parte, tiene claro que en el Barça van a ir a muerte a por la Supercopa porque "un título es un título", independientemente de cuál sea su denominación.

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios