Menú

Champions League

El PSG atropella a un triste Barça en la Champions (4-0)

Repaso táctico y físico del PSG a un Barça que deambuló por el Parque de los Príncipes como alma en pena. Di María (2), Draxler y Cavani, goleadores.

0
El PSG atropella a un triste Barça en la Champions (4-0)
Di María (2i) celebra uno de sus dos goles al Barcelona. | Cordon Press

Tragedia culé por San Valentín. Absoluto desastre del Barcelona en su visita al Parque de los Príncipes, donde ha tocado fondo ante un soberbio París Saint-Germain que, a expensas del choque de vuelta dentro de tres semanas en el Camp Nou, lo tiene todo de cara para meterse en cuartos de final de la Champions.

Todo le salió al PSG y nada al Barça, inoperante, sin alma y sin ideas, en un partido en el que Unai Emery le dio un repaso táctico a Luis Enrique. Al fin ha podido sonreír el técnico guipuzcoano en un duelo contra los azulgranas. En 23 partidos anteriores sólo le había ganado una vez, con el Sevilla, el 3 de octubre de 2015. Fue en el Sánchez Pizjuán, por 2-1, con Leo Messi e Iniesta ausentes aquel día por lesión. Pero esta vez la película ha cambiado.

Tras una primera parte soberbia, que se cerró con 2-0 gracias a los goles de Di María y Julian Draxler, había ciertas dudas sobre si los parisinos mantendrían su altísimo ritmo de la primera mitad. ¡Y vaya si lo hicieron! El propio Fideo aumentó la ventaja a la vuelta de vestuarios, firmando su doblete particular para acabar siendo sustituido poco después, mientras que Cavani se unió a la fiesta para rubricar el definitivo 4-0. El Barcelona, inoperante hasta entonces, en un partido lamentable de casi toda la MSN Neymar fue el único que dio la cara—, además de Iniesta y Busquets, pudo haber acortado distancias en la recta final, pero Umtiti estrelló un remate de cabeza en el palo y Neymar lo intentó con un disparo que salió fuera. Al final, severo correctivo del PSG a un Barça que va a necesitar algo más que un milagro para remontar la eliminatoria.

Exhibición de Rabiot y Verratti

Luis Enrique recuperaba para la causa a Iniesta y Busquets, pero tanto el manchego como el catalán demostraron que todavía no están para un partido de estas características. El técnico asturiano apostó por André Gomes, en lugar de Rakitic, pero el portugués tampoco estuvo a la altura y el centro del campo azulgrana hizo aguas durante toda la noche. Porque Rabiot y Verratti estuvieron espléndidos: el francés en la contención, hinchándose a robar balones, y el italiano en la creación, dando un recital de pases. La pena para el jugador de Pescara, de 24 años, fue que se lesionó en la segunda mitad en una acción con Messi.

Los parisinos, que tenían la baja de última hora de su capitán Thiago Silva, salieron como un tiro. Y empezaron oliendo la sangre por la banda izquierda, donde Julian Draxler y Matuidi se convirtieron en una auténtica pesadilla para Sergi Roberto. Excelso partido del ex del Wolfsburgo, fichado por el PSG en el mercado de invierno a cambio de 38 millones de euros. Pero, por lo que está haciendo el alemán, el conjunto galo ya empieza a amortizarlos. Verratti y Rabiot tampoco tardaron en aparecer. Al igual que Di María, que a la postre sería el encargado de abrir la lata.

Después de una ocasión de Cavani y otra de Matuidi en los primeros minutos, a los 18 llegó el primer gol de la noche. Fue en un lanzamiento directo de falta de Di María, que contó con la colaboración de la barrera para batir a Ter Stegen con un cañonazo. Especialmente después de que Luis Suárez agachara la cabeza en el momento más inoportuno. El meta alemán trataba de mantener en pie a los azulgranas, pero a la tercera fue la vencida. Superado por el Fideo, un exmadridista.

El Barça se tambaleaba, pero aún así tiró de orgullo, con más garra que calidad, para tratar de empatar el partido. La primera ocasión clara la tuvo André Gomes en un mano a mano con Kevin Trapp, que aguantó de manera sensacional en la salida ante el jugador portugués. Fue un espejismo porque el PSG no tardó en oler la sangre y en volver a golpear. El 2-0 llegó al borde del descanso: Messi perdió un balón frente a Rabiot en la zona peligrosa y el mediocentro francés, como una exhalación, acertó a servir a un Verratti que vio solo a Draxler en la banda derecha. El alemán, en su debut con el cuadro parisino en Champions, no tuvo piedad de Ter Stegen.

El Barça, de mal en peor

Los azulgranas estaban con la soga al cuello. Se esperaba una reacción visitante tras el paso por vestuarios. Pero nada más lejos de la realidad. El París Saint-Germain, espoleado por su animosa afición en el Día de los Enamorados, se creció e hizo más sangre. En el minuto 55 volvió a golpear Di María: el argentino recibió el balón en la frontal del área grande, amagó con abrir hacia la derecha, se marchó de un blandito Iniesta y volvió a sorprender a Ter Stegen con otro misil imparable.

Se desató el delirio en el Parque de los Príncipes. Pero faltaba el gol de Cavani, el Matador, en el día de su 30 cumpleaños, que le ganó claramente el duelo de killers uruguayos a Luis Suárez. Fiel a su estilo, con potencia y velocidad, el 9 del PSG estuvo más astuto que Piqué para acabar batiendo a PSG.

Poco antes llegaba la única mala noticia de la noche para el cuadro galo después de que Marco Verratti, fantástico, se lesionara en una acción con Messi y tuviera que dejar su puesto al canterano Nkunku. A la espera de conocer el alcance de la lesión, el PSG teme perder para el choque de vuelta al excelente jugador transalpino, que fue lo mejor del encuentro junto a los Di María, Draxler, Rabiot... En el otro bando, por contra, decepcionaron Messi y Luis Suárez, inoperantes e intrascendentes como nunca.

Sólo Neymar dio la de cal en el cuadro catalán. El brasileño lo intentó con un remate de primeras con el exterior que salió desviado, tras el pase atrás de Jordi Alba, pero más clara aún fue la ocasión que tuvo Umtiti a cinco minutos del final del tiempo reglamentario, estrellando un remate de cabeza en el palo. Muy poco bagaje para todo un equipo como el Barça, al que los pronósticos no tardaron en señalar como gran favorito para levantar la Copa de Europa el próximo mes de junio en Cardiff. Pero, o se produce un milagro en el Camp Nou, o nos tememos que los azulgranas van a acabar diciendo adiós en una ronda, los octavos, en la que no eran apeados desde hacía diez años por el Liverpool de Rafa Benítez.

Ficha técnica

París Saint-Germain, 4: Trapp; Meunier, Kimpembe, Marquinhos, Kurzawa; Matuidi, Verratti (Nkunku, m.70), Rabiot; Di María (Lucas, m.61), Draxler (Pastore, m.86) y Cavani
FC Barcelona, 0: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; André Gomes (Rafinha, m.58), Busquets, Iniesta (Rakitic, m.72); Messi, Suárez, Neymar

Goles: 1-0, m.18: Di María, de falta; 2-0, m.39: Draxler; 3-0, m.55: Di María; 4-0, m.71: Cavani
Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Mostró tarjeta amarilla a Rabiot, del PSG; y a André Gomes, Busquets y Rafinha, del Barcelona
Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Parque de los Príncipes de París ante cerca de 60.000 espectadores

Lo más popular

0
comentarios

Servicios