Menú

Champions League

El Atlético pone su arsenal ofensivo al servicio de la Champions (2-4)

Gran victoria de los rojiblancos en Leverkusen para poner pie y medio en cuartos. Marcaron Saúl, Griezmann, Gameiro de penalti y Torres.

0
El Atlético pone su arsenal ofensivo al servicio de la Champions (2-4)
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el primer gol de la noche, obra de Saúl. | EFE

Jaque, y casi mate, del Atlético de Madrid al Bayer Leverkusen en octavos de final. Cuatro goles en Alemania y en Champions, independientemente del rival que tengas enfrente, no es tarea fácil y más para un equipo como el rojiblanco que, por momentos, ha tenido escasez de los mismos durante la temporada.

Simeone tiene delanteros, pero no a uno o a dos. El Atlético ha logrado, por fin, tener finos a sus tres arietes y además han llegado a su mejor versión en el momento y en el lugar donde se dibujan o desaparecen los objetivos de la temporada: febrero y Europa. Griezmann, Gameiro y Torres pusieron sus goles al servicio de la Champions en en el Bay Arena. Ídem en el caso de Saúl, que también se unió al trío ofensivo para abrir el camino y demostrar por qué el Atlético, cuando sus mejores hombres carburan, es siempre candidato a todo.

En Alemania, los madrileños pasaron por fases de mate, remate, resurrección rival, nuevo golpe a la eliminatoria, miedo a volver a ver levantarse al contrincante y, al final, derechazo y a la lona. Que no haya más vaivenes dependerá de la vuelta en el Calderón.

Inicio efectivo para abrir la veda

Pocas veces en la Champions, salvo si vives en el París de 2017, se puede ver una primera parte con un equipo tan superior al otro y con la eliminatoria prácticamente decidida. No es fácil porque los duelos se equiparan y los errores se intentan reducir, pero el Atlético sacó a la luz en 45 minutos todas sus virtudes y los defectos del Bayer Leverkusen.

El conjunto de Simeone se marchó al descanso con una ventaja de 0-2 que fácilmente pudo ser de 0-3 o incluso de 0-4. Los rojiblancos dominaron todas las facetas del juego siendo efectivos en los momentos en los que los partidos se te ponen de cara y debes matar para no morir después y caer en el "si hubiésemos marcado ese gol...".

El Atlético está de dulce y eso ha coincidido con la mejora de los hombres que en varios tramos de la temporada no habían estado bien. El nombre propio que primero mostró sus credenciales fue Saúl. En 2015 se dejó sudor y sangre en Alemania, literalmente e internamente, y dos años después, el canterano cambió una caída aparatosa por un golazo. Saúl tiene estrella en la Champions y los equipos alemanes, Bayern y Bayer, empiezan a ver en él una bestia negra.

Con el 0-1, Simeone y su banquillo se sintieron poderosos en el Bay Arena. Dos temporadas atrás recibieron un serio correctivo, pero les dejaron vivos con el 1-0 escaso que logró el equipo de Roger Schmidt. Lejos de repetir errores ajenos, el Atlético mantuvo el pie sobre el acelerador e incrementó su ventaja en el minuto 25. Griezmann y Gameiro empezaron bien la temporada, dieron sensación de ser la pareja que tanto se buscaba en el Calderón, pero cuando desapareció esa regularidad en sus asociaciones muchos tiraron la toalla con la doble G. En Leverkusen, el pase medido del 21 para el 7 revitalizó la magia de su matrimonio, porque cuando se juntan siempre hay lío. No en vano, Gameiro le ha regalado siete goles en lo que va de temporada.

El 0-2 ya era una renta más que suficiente, aunque no para el Atlético más seguro del curso. Se buscó el 0-3 y fue Griezmann el que lo rozó en otra acción rápida e incisiva de los rojiblancos ante una defensa germana superada en todo momento. El Atlético de Madrid estaba lanzado y las sensaciones se terminaron de confirmar con una gran parada de Moyá y un penalti no pitado de Gabi, que soltó el codo dentro del área en una acción con Chicharito. Pudo ser el 1-2, sí, pero si hablamos de merecimientos puede que al Leverkusen le hubiese venido mejor que el 0-2 no se moviese del luminoso.

Locura con final rojiblanco

Si en 2015 fue el Bayer el que dejó vivo al Atlético de Madrid en el primer salto, en 2017, el conjunto del Cholo rozó la posibilidad de devolverle el favor a los alemanes y todo por el 1-2 rápido de Bellarabi nada más salir de vestuarios.

El primer gol del equipo de la aspirina revivió el encuentro, pero el más vivo del mismo estaba en el bando contrario. Kevin Gameiro se sacó de la manga una jugada por velocidad y a su verticalidad para buscar el área añadió inteligencia para dejarse caer en ella cuando el agarrón rival empezó fuera y acabó dentro. Él mismo marcó el penalti y nadie volvió a mirar con odio el punto fatídico que tantos disgustos ha dado esta temporada.

Con un nuevo jaque sobre el tablero, el Bayer pareció en proceso de recibir el mate definitivo aunque tardaría más de la cuenta en caer al suelo para no levantarse. Un gol de Savic en propia puerta puso el 2-3 en el marcador y el Bay Arena mantuvo la fe en revertir la situación. Simeone tomó una decisión arriesgada y que al final acabó saliéndole bien: quitó a Gameiro y metió a Thomas para amarrar el resultado. El francés estaba obsesionado con seguir machacando al Bayer, pero el Cholo quería y necesitaba más control.

La jugada del entrenador rojiblanco salió bien por muchas razones aunque la más decisiva fue la aparición bajo palos de Filipe para desbaratar el posible y más que peligroso 3-3 de Chicharito. Simeone vio que sin Gameiro había perdido más que ganado y puso en el campo a Correa y Torres. Ahí sí acertó y sería el Niño quien marcaría el 2-4 definitivo.

El cuarto gol fue ya demasiado para el Bayer y el Atlético aprovechó para forzar la amarilla por parte de Gabi y Filipe. Hasta en eso, Alemania sonrió al cuadro rojiblanco. Convertir la vuelta en un trámite, nuevo objetivo del subcampeón de Europa.


Ficha técnica

Bayer Leverkusen, 2: Leno; Henrichs, Toprak, Dragovic, Wendell; Aránguiz, Kampl; Bellarabi (Pohjanpalo, m.65), Havertz (Volland, m.55), Brandt (Bailey, m.90); y Chicharito Hernández
Atlético de Madrid, 4: Moyá; Vrsaljko, Giménez, Savic, Filipe Luis; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco (Torres, m.77); Griezmann (Correa, m.77) y Gameiro (Thomas, m.70)

Goles: 0-1, m.17: Saúl; 0-2, m.25: Griezmann; 1-2, m.48: Bellarabi; 1-3, m.59: Gameiro, de penalti; 2-3, m.67: Savic, en propia puerta; 2-4, m.86: Fernando Torres
Árbitro: William Collum (Escocia). Mostró tarjeta amarilla a Henrichs (m.15), Dragovic (m.58), Wendell (m.63) y Aránguiz (m.73), del Bayer Leverkusen; y a Gabi (m.89) y Filipe Luis (m.90), del Atlético de Madrid
Incidencias: Partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Bay Arena de Leverkusen ante unos 30.000 espectadores, entre ellos unos 800 seguidores del Atlético de Madrid

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation