Menú

Champions League

Que la apoteosis final no te impida ver el mayor robo en beneficio del Barça

Desde el robo reconocido por el mismo Ovrebo, en el Chelsea-Barcelona de la temporada 2008/09, no se había visto nada igual. 

0
Que la apoteosis final no te impida ver el mayor robo en beneficio del Barça
Los jugadores celebran, el árbitro observa. | EFE

Se acercaba el día del encuentro y tras la victoria por 5-0 al Celta, el ambiente de remontada en la Ciudad Condal fue creciendo. La creencia en que los tres de arriba podrían con cualquier reto alentó a la afición blaugrana. Messi estaba preparado para conseguir la mayor remontada en la historia de la Champions. El argentino... y el árbitro, claro.

Los minutos finales de apoteosis futbolística ocultaron un expolio al PSG. Unai Emery sale señalado, tocado y casi hundido como entrenador tras el incomprensible planteamiento ultradefensivo, pero el árbitro, el señor Denis Aytekin, será recordado como "el nuevo Ovrebo". Este es el relato arbitral de lo que ocurrió en el Camp Nou.

El primero, en fuera de juego

Eran cuatro los goles de renta del PSG y todo hacía presagiar que la diferencia era más que suficiente. Nadie había remontado antes un resultado así en la Champions pero el arreón inicial del Barcelona encontró el premio que permitió soñar con la remontada. El shock tras el gol impidió ver una circunstancia importante y es que Suárez remata en fuera de juego:

GolSuarezFueradeJuego.jpg

El primer penalti no pitado a favor del PSG

Corría el minuto 10 y con el primer gol del Barcelona en el marcador, Draxler trató de equiparar el resultado. El jugador alemán del PSG se adentró en el área blaugrana y al tratar de centrar, el balón se encontró con el brazo de Mascherano. Penalti claro no pitado. Fue el primero.

Tres minutos de añadido en la primera mitad

De forma incomprensible, o como destacó nuestro compañero Guillermo Dominguez en la retransmisión en directo para Libertad Digital, "se le ha ido la pinza al colegiado". No hubo ninguna sustitución durante la primera parte y sólo tuvo que ser atendido un jugador del PSG, Lucas Moura, que además abandonó el terreno de juego de forma rápida. Tres minutos más que hacían presagiar los cinco que después daría.

El primer penalti a favor del Barcelona

Es evidente que el jugador Meunier derriba a Neymar o mejor dicho: impide el paso del jugador brasileño dentro del área, pero es una acción que merece ser analizada. El lateral del PSG cae y de forma absolutamente involuntaria aparece en el camino de Neymar que termina en el suelo. El árbitro se encuentra, como verán en la imagen, a escasos cinco metros de la acción y con visión directa. Decretó saque de puerta. Y entonces se produjo la aparición estelar del quinto árbitro. Ése que no decide nunca nada y que disfruta del partido tras la portería. El colegiado pitó penalti a instancia de su quinto árbitro que además se encontraba en el lado contrario de la portería.

La agresión de Neymar

El brasileño fue el gran líder del conjunto de Luis Enrique. Neymar adelantó por la derecha a un Messi desaparecido, apático, que ni siquiera tiró el penalti clave en la remontada. Pero el nuevo líder del Barça pudo ser expulsado por esta clara agresión a un jugador del PSG. Neymar pierde la referencia del balón y propina una patada a un rival.

El segundo penalti no pitado a favor del PSG

Minuto 78 de partido y con el marcador de 3 a 1, al Barcelona le hacían falta tres goles más para remontar la eliminatoria. Di María trata de centrar desde dentro del área pero como ocurriera con Draxler y Mascherano en la primera mitad, el balón golpea claramente el brazo de Piqué:

ManodePique.jpg

El tercer penalti que no se pitó a favor del PSG

Mano a mano de Ángel Di María y el balón sale fuera de forma incompresible. El argentino quedó tendido sobre el terreno de juego quejándose de una patada por detrás de su compatriota Mascherano. Tras el partido, el jugador del Barcelona reconoció que había cometido penalti. Ni lo señaló el árbitro, ni mostró la roja al defensa.

"Por suerte no pitaron", reconoció Mascherano. Por desgracia para el espectador, esta imagen no se repitió durante la emisión del partido.

El segundo penalti a favor del Barcelona

Y de un área a otra. Cuatro minutos después de no pitar el de Di María con 4 – 1 en el marcador, el árbitro vuelve a ver penalti a favor del Barcelona donde es imposible verlo:

Cinco minutos de añadido al final

El manual dicta que en una segunda mitad como esa se decreten tres minutos de descuento. Sólo hubo cambios, no hubo desvanecimientos por parte de los jugadores del PSG. Los médicos no tuvieron trabajo, no hubo amonestaciones por pérdidas de tiempo pero sí un árbitro que decidió conceder cinco minutos más. El gol del Barcelona llegó en el 94 tras una primera falta a Messi que el argentino se encarga de adelantar 15 metros para poner el balón más cerca del área y una segunda infracción inexistente al portero del Barcelona que se encontraba en campo contrario. Llegó el gol del Barcelona, el histórico sexto y a cuartos de final.

El reconocimiento de Ovrebo

Tras el robo realizado al Chelsea en mayo de 2009, el colegiado de aquel encuentro reconoció años más tarde que se había equivocado. Suponemos que el árbitro del PSG – Barcelona, lo reconocerá en algún momento, pero mientras podrán deleitarse con el recuerdo de aquel partido en Stamford Bridge:

hqdefault.jpg

Emery, el planteamiento de partido y los minutos finales

Ante el desastre táctico de un PSG postrado a merced del Barcelona desde el primer segundo de partido, Unai Emery sale muy mal del Camp Nou. En París ni culpan al árbitro. Las portadas de la prensa francesa señalan al técnico español pero para muestra, la siguiente imagen:

PasesPSG.jpg

Desde el minuto 85, los jugadores del Paris Saint Germain sólo fueron capaces de completar cuatro míseros pases y lo mejor de este dato es conocer que tres de ellos fueron los tres saques de centro tras los tres goles que provocaron la apoteosis final en el Camp Nou.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios