Menú

Fórmula 1

Hamilton gana el GP de Gran Bretaña tras el abandono de Rosberg

Fernando Alonso ha protagonizado una excepcional remontada y ha terminado sexto tras una dura batalla con Vettel.

0
Fernando Alonso ha protagonizado una excepcional remontada y ha terminado sexto tras una dura batalla con Vettel.
GP de Gran Bretaña 2014

Lewis Hamilton ha vencido el GP de Gran Bretaña en las bodas de oro de Silverstone, segunda vez en su historia que triunfa en casa ante su público. La superioridad del británico continua en ascenso después de remontar desde la sexta posición y recorta hasta los cuatro puntos la diferencia en la clasificación general con su compañero Nico Rosberg, que tuvo que abandonar por un problema en la caja de cambios. Las flechas plateadas han ganado ocho de las nueve carreras disputadas este año.

Fernando Alonso (Ferrari), que había arrancado decimosexto, acabó en sexta posición, después de asumir una sanción de cinco segundos por estar mal colocado en la parrilla de salida y disputar en las últimas vueltas una emocionante batalla con Vettel. Bottas fue segundo y Ricciardo tercero.

El GP de Gran Bretaña no ha sido una prueba al uso. La bandera roja interrumpió la prueba nada más comenzar. En la vuelta número 2, se ordenó detener la carrera debido al accidente que sufrieron el finlandés Kimi Raikkonen y el brasileño Felipe Massa. El piloto de Ferrari abandonó el circuito en el coche médico tras el fortísimo golpe recibido. Minutos más tarde, el jefe de prensa de la escudería italiana aseguraba que estaba bien y que solo tenía un fuerte dolor en el tobillo. A través de Twitter, contaba Ferrari que lo primero que había dicho Raikkonen por radio tras el accidente fue: "¿Está bien Felipe Massa?"

En lo deportivo, en ese momento Nico Rosberg mantenía el primer puesto, mientras que Jenson Button y Kevin Magnussen se había hecho con el segundo y tercer puesto respectivamente. Lewis Hamilton que salió sexto, había conseguido recuperar dos puestos y Alonso, que partió 16º, escaló hasta la 13º posición.

La carrera se relanzó una hora después, tras reparar ciertas zonas dañadas del circuito y detrás del coche de seguridad. Entonces Alonso respiró y comenzó su momento estelar. De forma progresiva, se quitó de en medio a Sutil, Bianchi, Kvyat y Hülkenberg, hasta llegar a ser séptimo en la vuelta 11, justo cuando se hacía público que estaba bajo investigación oficial por haber sobrepasado la línea amarilla que limita la posición del coche en la parrilla. Finalmente, dirección de carrera le imponía un stop and go de 5 segundos.

La atención se centró entonces en la cabeza de carrera. Nico Rosberg comandaba plácidamente la carrera hasta que, en la vigésima novena vuelta, tuvo que abandonar por un problema en la caja de cambios. Hamilton tomaban las riendas y el público enloquecía.

Alonso quiso resistir en la quinta posición el ataque imparable de Vettel, pero a falta de cuatro vueltas tuvo que cederle el puesto. Esta batalla fue la sal que le faltaba a la prueba. Kevin Magnussen (McLaren) fue séptimo, por delante del alemán Nico Hülkenberg (Force India). También puntuaron los dos pilotos de Toro Rosso, Daniil Kvyat y Jean-Eric Vergné, noveno y décimo, respectivamente.

Rosberg sigue al frente del Mundial, con 165 puntos, cuatro más que su compañero Hamilton, mientras que Ricciardo es tercero, con 99. La siguiente cita será en Alemania, el 20 de julio.

0
comentarios