Menú

Combate nulo en la ida de la Supercopa entre Real Madrid y Atlético

James estrenó el marcador en el minuto 80 y Raúl García empató siete después. El árbitro se tragó un claro penalti a favor de los blancos.

0
James estrenó el marcador en el minuto 80 y Raúl García empató siete después. El árbitro se tragó un claro penalti a favor de los blancos.
James Rodríguez conduce la pelota durante el partido de ida en el Bernabéu. | Cordon Press

El segundo título oficial de la temporada, la Supercopa de España, se decidirá el próximo viernes en el Vicente Calderón después del empate a un gol que Real Madrid y Atlético firmaron anoche en el primer asalto en el Santiago Bernabéu.

Los rojiblancos parten con ligera ventaja para la vuelta gracias al tanto de Raúl García, que a tres minutos del final del tiempo reglamentario aprovechó un error defensivo de los blancos a la salida de un córner para firmar el definitivo 1-1. Siete antes, en el 80, James Rodríguez, que había entrado tras el descanso en sustitución de un tocado Cristiano Ronaldo, estrenaba el marcador, firmando así su primer gol con la camiseta madridista.

Lo mejor del encuentro se vivió en los últimos minutos después de una primera mitad anodina, con más intensidad y bronca que juego, en la que las ocasiones de gol brillaron por su ausencia. Pese a lo intempestivo de la hora y a la fecha, el Bernabéu se llenó. La noche arrancó con un emotivo homenaje a Alfredo di Stéfano que cuatro descerebrados, con sus cánticos a Luis Aragonés que no venían a cuento, trataron de deslucir.

En lo deportivo, tanto Ancelotti como Simeone sorprendieron con sus onces: el italiano dejó en el banquillo a Di María, James y Coentrao, sacando un centro del campo formado por Xabi Alonso, Luka Modric y Kroos, mientras que el argentino apostó por Saúl y dejó en el banquillo a Griezmann. Fue el Cholo quien se llevó de inicio el gato al agua con su planteamiento: el Atlético dio la pelota al Madrid y esperó atrás, cortando los tímidos ataques blancos sin problemas. El conjunto colchonero estuvo cómodo sobre el césped del Bernabéu, si bien es verdad que se empleaba con excesiva dureza, como algunos de sus hombres -especialmente Mario Suárez y Raúl García- se encargaron de demostrar en más de una ocasión.

Lo cierto es que el Madrid tampoco hizo demasiado por inquietar la portería de Moyá. Un tiro lejano y desviado de Bale fue el único peligro que presentaron los locales en los primeros 45 minutos. En el otro bando, Saúl trató de inquietar a un Iker Casillas que volvió a presentar dos caras: el portero internacional salvó los pocos disparos que le hicieron, pero se mostró nervioso e inseguro en las salidas por alto. Y falló en el tanto del empate rojiblanco, donde pudo hacer más, aunque la mayor parte de culpa fue de la defensa.

El Madrid tenía la pelota, pero se estrellaba una y otra vez contra la muralla rojiblanca. El espectador agradeció el descanso después de una primera parte soporífera y el espectáculo mejoró tras el paso por vestuarios. Ya para entonces, con James en el campo. El colombiano entró en lugar de un Cristiano Ronaldo que hizo saltar las alarmas, aunque luego se supo que fue sustituido por precaución, al presentar molestias en la pierna izquierda.

La primera ocasión clara, nada más arrancar la segunda parte, la protagonizó Bale con un disparo a bocajarro dentro del área que desvió Moyá, cuya titularidad ya había adelantado Simeone en la víspera en detrimento de Oblak. El Atlético seguía a lo suyo, con juego duro, y en esos menesteres se empleó también un Mario Mandzukic que tuvo sus más y sus menos con Sergio Ramos. A falta de Diego Costa, ahora es el croata quien se las tiene tiesas con el sevillano.

En el campo entró Ansaldi, que dio más seguridad defensiva a la banda izquierda rojiblanca que un Siqueira que sufrió frente a Bale, y también lo hicieron Griezmann y Raúl Jiménez. En las filas madridistas lo hizo Di María, el mejor el pasado sábado en Varsovia y uno de los más destacados en la pretemporada blanca. El Fideo, cuyo futuro parece estar más lejos que cerca del Bernabéu, dio más dinamismo al ataque, y los suyos lo agradecieron.

Para entonces, el Madrid ya había dispuesto de una clarísima ocasión en las botas de Kroos, que mandó la pelota por encima del larguero tras rechazar de puños Moyá una falta lanzada por Bale. Parecía que el gol no iba a llegar, pero llegó. A diez minutos del final, James batió al meta mallorquín, con la ayuda de un defensor, tras una elaborada jugada colectiva.

Parecía más cerca el segundo del Madrid, pero lo que acabó llegando fue el empate. A la salida de un córner, Mario Suárez peinó con la cabeza en el primer palo -horrible la defensa de Marcelo-, Casillas dudó y Raúl García acabó marcando a placer con la espuela y en la misma raya de gol.

Aún hubo más: en el minuto 89, Mario desvió dentro del área con la mano un disparo de Carvajal. Penalti clamoroso que Estrada Fernández no quiso pitar. Ahí murió este primer envite de la Supercopa, con lo que todas las espadas quedan en alto para el viernes en el Calderón.


Ficha técnica

Real Madrid, 1: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Modric (Di María, m.78), Kroos; Bale, Cristiano Ronaldo (James, m.46) y Benzema
Atlético de Madrid, 1: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira (Ansaldi, m.63); Mario Suárez, Gabi; Saúl Ñíguez (Griezmann, m.56), Koke, Raúl García; y Mandzukic (Raúl Jiménez, m.79)

Goles: 1-0, m.80: James; 1-1, m.87: Raúl García
Árbitro: Estrada Fernández (Comité catalán). Amonestó a Xabi Alonso (m.38) y Ramos (m.60), del Real Madrid; y a Koke (m.5), Siqueira (m.12), Mario Suárez (m.58), Mandzukic (m.60), Raúl García (m.68), del Atlético de Madrid
Incidencias: Partido de ida de la Supercopa de España disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 80.000 espectadores. Se realizó un homenaje a la figura de Alfredo di Stéfano en los prolegómenos del partido, con una camiseta gigante con el 9 en el centro del campo junto a todos sus trofeos y grandes pancartas con imágenes históricas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios