Menú

Copa del Rey

Neymar echa más leña al fuego: "Hay una cosa que se llama respeto"

"Nadie está obligado a gustar a nadie, pero hay una cosa que se llama respeto", dice el brasileño, gran protagonista del alocado Atlético-Barcelona.

0
"Nadie está obligado a gustar a nadie, pero hay una cosa que se llama respeto", dice el brasileño, gran protagonista del alocado Atlético-Barcelona.
Fernando Torres y Neymar tuvieron que ser separados. | EFE

Lejos de amainar, el temporal desatado en el panorama futbolístico español, tras la disputa del Atlético de Madrid-Barcelona en el Vicente Calderón (2-3) en un duelo que tuvo de todo, irá arreciando en las próximas horas.

Y en el ojo del huracán está Neymar, gran protagonista del duelo en el aspecto deportivo con sus dos goles, pero también en el extradeportivo al ser acusado de provocar al rival con sus numerosos gestos.

Un día después del choque en el Calderón, correspondiente a la vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey, el brasileño ha escrito en su cuenta de Instagram que no se siente obligado a gustar a todo el mundo cuando juega al fútbol, pero que "hay una cosa que se llama respeto".



Lo cierto es que Neymar ha alcanzado el nivel que se venía reclamando de él en el Barcelona desde que aterrizó la temporada pasada. Además de su doblete en el Calderón, dando la vuelta al marcador y desbaratando cualquier opción del Atlético de tratar de remontar la eliminatoria, también estuvo presente en las acciones más peligrosas que generó su equipo.

Y, por si fuera poco, el brasileño acabó desquiciando a los jugadores rojiblancos por una actitud que encendió los ánimos del público.

Los futbolistas locales se quejaron públicamente de los gestos del brasileño con la remontada azulgrana. Las cuentas pendientes de partidos anteriores desataron la agresividad con él de los pupilos de Simeone desde el primer momento, a lo que Neymar respondió con bromas y jugueteos que terminaron de encender los ánimos. De hecho, un gesto del jugador azulgrana con Raúl García y sus posteriores respuestas desataron la tangana en la que Torres soltó el brazo contra él antes de que la tensión se alargase hasta el túnel de vestuarios.

Acostumbrado a vivir estas situaciones, Neymar se creció metido en todos los charcos del partido y terminó con las posibilidades de remontada de un Atlético fuera de sí. Ante sus provocaciones, también tuvo respuesta por parte de Juanfran, quien se encargó de recordarle el 1-7 que Alemania endosó a Brasil en las semifinales del último Mundial. Un partido que Neymar, curiosamente, no jugó al estar lesionado.

0
comentarios