Menú

El Sevilla acaba con la racha del Real Madrid y aprieta la Liga (2-1)

Partido igualado hasta el 0 a 1 de penalti. El Madrid se relajó y el Sevilla remontó con goles de Ramos en propia, en el 85´, y de Jovetic, en el 92´

0

Sampaoli ha dicho en más de una ocasión que pretenden pelear por la Liga. Una declaración de intenciones que visto lo visto, tiene más realismo que ilusionismo. El Sevilla es uno de los mejores equipos de Europa y esta semana, con los duelos ante el Real Madrid, ha demostrado que puede competir ante cualquier equipo. Empate in extremis el miércoles y victoria en Liga. Tienen una gran plantilla, un entrenador que contagia intensidad por los cuatro costados y un director deportivo que tiene más ojo que un cirujano. Jovetic, que no interesaba en Italia ni Inglaterra, lleva dos goles en dos partidos. Vaya sueño el que está viviendo. Pero este es de verdad y no como el de Resines. Uno de sus goles, el 2 a 1, fue en el descuento y suponen tres puntos valiosos que autorizan esa ambición justa de Sampaoli y rompe la racha de Zidane en 40 partidos sin perder. El Sevilla está a un punto del Real Madrid al que todavía le queda un partido en Mestalla.

Zidane cambio el sistema, otra vez, con tres centrales

Tras la monumental y esperada pitada a Sergio Ramos, el abrazo agradecido de este con Sampaoli, el Pizjuán tocó los tambores de guerra pidiendo venganza tras la eliminatoria de Copa. Hubo venganza y de las que mejor saben. Remontando un partido que tenían perdido a cinco minutos del final. Y encima, para regocijo de la grada, con gol en propia puerta de Sergio Ramos, el 1 a 1. Es un equipo con fe porque tienen motivos para creer en ellos mismos y que no desaprovecha la ocasión cuando el rival de enfrente baja los brazos. Y eso hizo el Real Madrid. Tras el penalti, muy claro de Rico sobre Carvajal, que marcó Ronaldo en el minuto 63, el equipo imbatido desde marzo del año pasado, se relajó incomprensiblemente. Y mientras el Madrid perdía yardas, Zidane sólo utilizó sus brazos para meter las manos en los banquillos. Kovacic por Kroos, a falta de un cuarto de hora, fue el único cambio que realizó. Hoy, y sólo hoy, Zidane no demostró confiar tanto en su banquillo. Se olía el empate del Sevilla y no hizo nada para evitarlo.

El técnico galo fue noticia en los minutos previos al encuentro por la novedosa alineación, con debut para el esquema con tres centrales. Es probable que Zidanesea el entrenador que más variantes tácticas ha presentado durante toda la temporada y está claro que el 3-5-2 o 5-3-2 porque variaba por momentos, fue decisivo en la evolución de un partido que no se desmelenó hasta el gol de Ronaldo.

Venganza perfecta para el Sevilla: Ramos marcó en propia

El Madrid con este dibujo no podía hacer presión alta. Les faltaba un jugador arriba pero sin embargo anuló la velocidad clásica del Sevilla. El ritmo no fue el habitual del Sánchez Pizjuán, ni el de cualquier partido del Real Madrid. Los dos equipos, con más precaución de lo normal. Los dos, casi siempre con seis jugadores por detrás de la pelota. Zidane planeó un encuentro en el que los carrileros, Marcelo y Carvajal, serían claves con su inteligencia táctica. Tendrían que escoger correctamente cuando subir y cuando ayudar atrás. Más en el caso de Carvajal que se emparejó con la más fea, Vitolo. El andaluz fue un quebradero para toda la defensa que pese a ello, estuvo muy cómoda. Poco a poco, repartiendo muy bien los espacios, el Madrid comenzó a dominar.

Siempre faltó ese movimiento, pase, regate de genio o fallo de algún jugador para ver ocasiones claras. Hubo un autopase asombroso de Luka Modric, un buen desmarque de Benzema que Ronaldo no pudo rematar por los pelos y poco más. El mejor al descanso fue Casemiro, con siete robos, y Sergio Ramos, que no realizó un partido de diez por el gol en propia puerta. Se creció ante los pitos cada vez que tocaba la pelota, entendió su rol de romper líneas con el balón y siempre estuvo atento al cruce. Ganó casi todos sus duelos. Acertó en casi todas sus decisiones.

Sampaoli y Zidane fueron clave en la remontada

Y en la segunda parte llegaron los movimientos, los pases, los regates de los muchos genios que había en el césped y claro, los errores. En el minuto 50, un posible penalti sobre Luka Modric. Parecía falta por lo menos. Que sea dentro o fuera del área es cuestionable. En el 53, un disparo de Ben Yedder a las manos de Keylor en la primera de los muchos contraataques que gozarían sobre todo en los últimos minutos. Minuto 60, un dos contra uno de Ronaldo que pasa rematadamente mal a Benzema. En el 62, el francés mandó a las nubes un disparo claro desde el área pequeña y en el 64, el penalti de Rico sobre Carvajal. Muy listo estuvo el lateral que robó, regateó e hizo un autopase. Y muy mal Rico porque el penalti lo realiza en un lugar donde no había peligro de gol. Hasta ahí, el Madrid estuvo de igual a igual sobre el Sevilla o incluso, un pelín mejor.

A partir del 0 a 1, el Real Madrid se fue diluyendo y el Sevilla fue creciendo, ayudado con la entrada de Jovetic y Sarabia. El español puso un balón magnífico en el 1 a 1 y el recién llegado marcó el 2 a 1 en una acción mal cubierta por Keylor Navas. El portero, que empieza a ser cuestionado, estaba mal colocado. El balón entró por el centro de la portería. Mal Keylor y mal Benzema perdiendo un balón inocente en la última jugada. Le roban el caramelo como a un niño y reaccionó como tal al no hacer una falta táctica que hubiera impedido un tanto que aniquila la racha, que da vida la Liga, que sube el caché del Sevilla aún más y que no debería crear ninguna duda en el Real Madrid. Algún día tenía que llegar la derrota y más cuando abandonas tú eslogan de pelear hasta el último minuto. El descuento, que suele ser justo con el que más pelea, dio la espalda al Madrid. Abochornado, se giró y sonrió al Sevilla que no tiene eslogan pero sí muletilla: el "ya caerá el Atlético de Madrid" de 2014 se repite con el Sevilla del 2017. Veremos.

Ficha técnica:

Sevilla, 2: Sergio Rico; Mariano, Nico Pareja, Rami, Escudero; N'Zonzi, Iborra (Sarabia, m.77), Nasri; Franco Vázquez (Jovetic, m.68), Ben Yedder (Vietto, m.85) y Vitolo.

Real Madrid, 1: Keylor Navas; Varane, Sergio Ramos, Nacho; Carvajal, Kroos (Kovacic, m.75), Casemiro, Modric, Marcelo; Cristiano Ronaldo y Benzema.

Goles: 1-0, M.67: Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1, M.85: Sergio Ramos, en propia meta. 2-1, M.92: Jovetic.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a los locales Iborra (m.31), Mariano (m.65), Nasri (m.81), y al visitante Marcelo (m.84).

Incidencias: Partido de la decimoctava jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante algo más de 40.000 espectadores, que prácticamente llenaron el graderío. Césped en buen estado. Estuvieron en el palco el seleccionador nacional, Julen Lopetegui, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el de Turismo de Puerto Rico, José Izquierdo, entre otras autoridades.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation