Menú

Inaudito: los Guardiola le harán la competencia al Barcelona

El Girona está a punto de pasar a manos de la sociedad a través de la cual el Manchester City controla varios clubes repartidos por el mundo.

0
El Girona está a punto de pasar a manos de la sociedad a través de la cual el Manchester City controla varios clubes repartidos por el mundo.
Pep Guardiola, junto a su hermano Pere. | Archivo

Cada vez son más estrechos los lazos entre el Manchester City y el Girona, equipo que hace un mes logró el ascenso a Primera División por primera vez en su historia. El club citizen lleva ya dos temporadas de íntima colaboración con el conjunto catalán, cuyo presidente es el exfutbolista Delfín Geli —exjugador del FC Barcelona y el Atlético de Madrid— y que la pasada campaña acabó segundo en la Liga 1, 2, 3, sólo superado por el intratable Levante,

Florian Lejeune, Rubén Sobrino, Pablo Maffeo y Chidiebere Nwakali son algunos ejemplos de la estrecha relación entre las dos entidades. En las últimas campañas, estos cuatro jugadores han vestido la camiseta albirroja cedidos por el City. Pero ellos parecen haber quemado ya su etapa futbolística en Montilivi, con la esperanza de tener un sitio en el Manchester City en un futuro no muy lejano, pese a que el equipo de la Premier League que entrena Pep Guardiola cuenta con una plantilla plagada de estrellas (de momento este verano ha fichado al centrocampista Bernardo Silva por 50 millones de euros y al portero Ederson por 40 millones).

Lo cierto es que City Football Group, sociedad de los jeques árabes Mansour bin Zayed Al Nahyan y Khaldoon Al Mubarak, a través de la que el Manchester City controla ya cuatro clubes repartidos por el mundo —tienen el cien por cien del Melbourne City australiano y del Atlético Torque de la Segunda uruguaya, participa en el New York City de la MLS con un 80% y en el Yokohama Marinos japonés con un 20%—, está ultimando la compra del Girona. City Football Group quiere la totalidad de las acciones que actualmente tiene TVSE Fútbol, empresa francesa que desde 2015 cuenta con el 80% del accionariado del club catalán. Además, el holding árabe negocia con el antiguo propietario de la entidad catalana, Josep Delgado, la compra del 18% de acciones que posee actualmente. Es decir, de esta forma City Football Group pasaría a controlar el 98 por ciento del Girona.

Pere Guardiola es el actor principal en las negociaciones entre el Manchester City y el Girona. El hermano del técnico citizen, fundador en septiembre de 2009 junto a Mediapro de la empresa de representación de deportistas y entrenadores Media Base Sports—entre sus caras más conocidas están Luis Suárez, Marc Bartra, Yuri Berchiche, Sergio Llull, William Carvalho y Guillermo Amor, además del propio Pep Guardiola—, tiene un papel clave en el conjunto catalán como asesor externo desde hace varios meses y ahora pasará a ser una de las caras visibles en el accionariado.

Es decir: curiosamente, el tándem de los hermanos Guardiola (Pere desde Gerona y Pep desde Manchester) está dispuesto a hacerle la competencia en Primera División al Barcelona, el club con el que el actual técnico del City tantos éxitos ha conseguido como jugador y especialmente como entrenador.

Cabe destacar también que el Girona, que es el segundo club de Primera que más tarde se va a reincorporar a los entrenamientos —la vuelta al trabajo está programada para el 17 de julio—, realizará buena parte de su stage de pretemporada en el Etihad Campus, la ciudad deportiva del Manchester City. Además, en los últimos días, Quique Cárcel, director deportivo del Girona, y el técnico Pablo Machín han estado en Mánchester para ver qué futbolistas les puede ceder el City de cara a la próxima temporada.

"Es muy importante para City Football Group tener un equipo en la Primera División de España. Tenemos cedidos jugadores muy buenos en todo el mundo y está muy bien cederlos aquí, por la manera de jugar", apuntó Pep Guardiola este lunes en una entrevista al diario L'Esportiu.

De la importante inyección económica del City también se va a ver beneficiado el CF Peralada, club filial del Girona tras el convenio de afiliación firmado el año pasado y que la próxima temporada casi seguro jugará en Segunda B gracias al descenso administrativo del Gavá por impagos. El equipo tiene derecho a adquirir su plaza previo pago de 133.000 euros, que es la cuota que ha determinado la Federación Española de Fútbol (RFEF), y el Peralada, que se quedó a las puertas del ascenso deportivo tras perder en la última eliminatoria, lo asumirá gracias a la ayuda del Girona.

Al margen de estas cuestiones, el Girona, club fundado en 1930, también estudia potenciar su cantera con una dotación anual de un millón de euros, así como la construcción de una ciudad deportiva para luchar contra la dispersión que atraviesa actualmente. Según publica el portal Palco23, el club busca una parcela de 150.000 metros cuadrados en la que construir varios campos de fútbol para poder concentrar su actividad deportiva. Este medio asegura que la ausencia de terrenos hábiles en la capital gerundense está obligando al equipo a buscar en otros municipios de la provincia y que la tramitación podría alargar el proceso hasta tres años.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios