Menú

El Inter no perdona el modo ‘ahorro de energía’ del Atlético (0-1)

Golazo de Lautaro para finiquitar un partido que los rojiblancos se tomaron con mucha tranquilidad administrando esfuerzos de cara a la Supercopa.

0
Golazo de Lautaro para finiquitar un partido que los rojiblancos se tomaron con mucha tranquilidad administrando esfuerzos de cara a la Supercopa.
Lemar durante el encuentro en el Wanda. | EFE

El Wanda Metropolitano con apenas 24.000 espectadores, la Supercopa de Europa el próximo miércoles, jugadores como Diego Costa, Griezmann y Lucas jugando sus primeros minutos… Era de esperar que el último test de pretemporada del Atlético de Madrid de Simeone fuera un ejercicio para ver qué tiene el equipo esta temporada más que para cosechar un resultado válido. Así fue. El Inter puso más intensidad al inicio y se acabó llevando el partido con un golazo espectacular del nuevo delantero a tener en cuenta este año en Europa, Lautaro Martínez. Por su parte, la afición rojiblanca quedó encantada con la plantilla que el Cholo puso ante sus ojos. Todos contentos.

Modo ‘ahorro de energía’

Simeone apostó en el arranque del choque por la mayoría de futbolistas que, a priori, parecen tener un hueco fijo en el once que se enfrentará al Real Madrid en Tallín. El Cholo con Oblak, Juanfran, Godín, Giménez, Filipe, Saúl, Koke, Thomas, Lemar, Correa y Diego Costa mostró parte del plan que puede llevar a cabo en la Supercopa y eso se notó sobre el terreno de juego. El Atlético no jugó con los brazos abajo, ni mucho menos, pero sí que se pudo apreciar en los repliegues y en las transiciones que el partido importante no era contra el Inter.

Icardi y Lautaro Martínez vieron una oportunidad de oro para brillar en el gran escenario que ofrece el Wanda Metropolitano y ambos tuvieron las mejores oportunidades del Inter en los primeros 45 minutos. Ojo con estos dos porque se entienden y combinan a la perfección y no se descarta que el caprichoso sorteo de Champions depare otro Atlético-Inter dentro de muy poquito tiempo.

De la primera parte rojiblanca destacó en el lado positivo la buena dupla asociativa que forman Lemar y Koke y las ganas de morder, incluso en un amistoso, del insaciable Diego Costa. Lemar se ha adaptado muy pronto al sistema de Simeone y cada vez que toca el balón por banda o por el centro, el Atlético encuentra salida de balón, muchas opciones de pase y a Koke aprovechando todo el espacio que deja el francés para administrar con más oxígeno su juego. El francés flota sobre el campo.

Del lado negativo hay que destacar que Thomas y Saúl no pudieron mantener el centro del campo cuando el Inter salía a la contra y cuando Lemar se solapaba con Koke en la banda izquierda dejaba vendida a la defensa. Ahí se notó y mucho la administración de esfuerzos. En uno de esos deficientes repliegues atléticos llegó el golazo de Lautaro que empalmó una volea digna del mismísimo Fernando Torres para dejar a Oblak con la boca abierta y a los dirigentes colchoneros pensando en cómo se pudo escapar este chico cuando ya lo tenían cerrado.

Cambio de equipo y más intensidad

El Atlético acabó la primera parte con algo más de intensidad, de hecho llegó a empatar con un gol de Correa que el VAR anuló en su estreno en el Metropolitano, pero los mejores niveles de adrenalina rojiblancos se vieron en la segunda parte. A partir del minuto 60 ambos equipos iniciaron el carrusel de cambios aunque el Inter, que no tiene partido entre semana, sí pudo dejar a la mayor parte de sus titulares en el campo buscando el último empujón para el estreno liguero en la Serie A.

En el Atlético casi todos se movieron, dos al descanso y el resto pasada la hora de partido, y el once varió con Oblak manteniéndose en la portería como único jugador que había comenzado el choque. El resto, fuera y a descansar. Arias, Montero, Savic, Lucas, Rodrigo, Olabe, Gelson, Vitolo, Griezmann y Kalinic tocaron césped y dejaron muy buenas sensaciones.

Los que más gustaron fueron Rodrigo, Gelson y Vitolo. El centrocampista debutó en su nueva casa con un ejemplo tras otro de lo que le va a dar al Atlético de Madrid. Rapidez en el pase, capacidad para aportar arriba y abajo y sobre todo una tranquilidad para elegir el pase que tiene al Cholo encantando. Piensa y ejecuta un segundo antes que el resto. En el caso de Gelson y Vitolo, el portugués por fin jugó en su posición y desde la derecha mostró velocidad y verticalidad a partes iguales. Vitolo, más de lo mismo por la izquierda. Simeone tiene dinamita para regalar esta temporada y sus dos alas dieron un recital en la recta final del choque. Eso sí, faltó gol.

Con Griezmann aún mentalmente en proceso de aclimatación, algún que otro detalle de Arias y la pelea de Kalinic, el partido llegó a su fin con una ocasión clarísima de Vitolo que Handanovic abortó con una gran parada. 0-1, fin de la pretemporada y la Supercopa de Europa al caer. Ahora sí que empieza lo bueno y pese a los resultados del verano, que no han sido gran cosa en cuanto a los marcadores, la pinta que tiene este Atlético da motivos para soñar con todo.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios