Menú

¿Por qué perdió de forma tan estrepitosa el Madrid en Eibar?

El Real Madrid sumó su quinta derrota en Liga, una de las que peor se recuerdan en el club. 

0
El Real Madrid sumó su quinta derrota en Liga, una de las que peor se recuerdan en el club. 
Courtois se lamenta de un gol encajado. | EFE

En apenas dos meses desde que comenzara la temporada de manera oficial, el Real Madrid acumula ya seis derrotas. Cinco en Liga y una en la final de la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid. Derrotas abultadas y dolorosas como en el Camp Nou (5-0) o el Sánchez Pizjuán (3-0) pero ninguna, esta temporada ni en mucho tiempo, como la recibida este pasado sábado en Ipurúa ante el Eibar. Hay que viajar mucho en el tiempo, quizá el 5 a 0 de Guardiola a Mourinho, el 4 a 0 del Atlético de Madrid con la chilena de Saúl o el "chorreo" del Liverpool en Anfield, para recordar un partido en el que el Real Madrid no tuviera ninguna opción de victoria y fuera de manera clara, inferior al rival desde el principio hasta el final. ¿Por qué sucedió esto?

Quien mejor puede tener una explicación para esta derrota y esta mala situación que atraviesa el equipo, es precisamente el equipo. Libertad Digital y esRadio han consultado en las distintas parcelas del Real Madrid.

Aspecto físico

En el vestuario están más contentos con la llegada de Pintus. No afirman que ahora estén mejor preparados porque apenas ha pasado tiempo desde la destitución de Lopetegui, pero sí consideran que podrían estar mejor físicamente. Desde la parte noble del club, sí son más rotundo al afirmar que los jugadores no están en condiciones. Creen que sus rivales están mejor preparados en la parcela física y que hay demasiadas lesiones.

Intensidad

Una cosa lleva a la otra. Si no estás a tope físicamente, no eres todo lo intenso que te gustaría. El Eibar impuso un ritmo alto desde el primer minuto y el Real Madrid no pudo aguantarlo. En este aspecto también es fundamental el hambre o las ganas de los futbolistas. Es imposible que un jugador reconozca que ya no tiene hambre de títulos y que su motivación no se ha visto mermada tras cuatro Champions League en las últimas cinco temporadas pero desde el vestuario sí se está haciendo autocrítica y se reconoce que les está faltando actitud. Lo reconocen en privado y en público. Sergio Ramos afirmó en Eibar que "no hubo ganas ni actitud y cuando no tenemos eso nos convertimos en un equipo vulgar".

Elección de jugadores

Cuando Solari asumió el mando tras el cese de Lopetegui, Florentino Pérez le pidió que fuera "entrenador y no político". Es decir, que pusiera a los jugadores que merecían tener minutos, independientemente de su estatus. Solari ha apostado por Courtois, ha dado minutos a Vinicius y ha sentado a Isco por su mala forma física. Decisiones que se han visto bien desde la planta noble pero, de nuevo, en Ipurúa Solari cayó en errores de su antecesor. Sin Casemiro, y con un centro del campo que no presiona arriba, no roba balones con Kroos y Modric en su actual estado de forma, apostó por Ceballos de mediocentro en lugar de Marcos Llorente, recambio natural y sin casi minutos.

Planteamiento táctico

El Real Madrid ha recibido 19 goles en 13 partidos de Liga. La de Ipurúa es la tercera goleada encajada. Esta última se explica también con aspectos tácticos que superan la capa superficial del recurso fácil de la intensidad. Mendilibar planteó su partido habitual con dos delanteros y dos jugadores de banda. Cucurella y Orellana fueron una pesadilla para los laterales del Real Madrid que casi no tuvieron ayuda de Asensio, Bale y de los centrocampistas. El Madrid estuvo desbordado también desde los banquillos donde Solari no encontró respuesta porque tampoco hizo ningún cambio táctico o de jugador más allá de quitar a un futbolista para meter a otro de características similares.

En Deportes

    0
    comentarios