Menú

Liga

¿Qué pasó realmente en el Ciudad de Valencia?

El Real Madrid niega que Pepe provocase a los jugadores rivales mientras el Levante destaca el "comportamiento ejemplar" de Ballesteros.

0
El Real Madrid niega que Pepe provocase a los jugadores rivales mientras el Levante destaca el "comportamiento ejemplar" de Ballesteros.
Pepe y Ballesteros, en un lance del partido jugado en el Ciudad de Valencia.

El partido disputado este domingo en el Ciudad de Valencia trascendió a lo ocurrido sobre el terreno de juego, donde el Real Madrid logró una victoria (1-2) que le permite seguir enganchado al tren de la Liga. Más allá del gol salvador de Álvaro Morata –esa "cabeza equilibradita", como definió José Mourinho al canterano– y del codazo de David Navarro a Cristiano Ronaldo –"involuntario" según el veterano central levantinista, un jugador con fama de duro–, de lo que más se habla ahora es de la pelea entre Pepe y Sergio Ballesteros en el túnel de vestuarios.

Pero todo viene de antes, con el partido a punto de finalizar. Según publican varios medios, Ballesteros propinó varios puñetazos por la espalda a Xabi Alonso, pasando inadvertidos para el árbitro Muñiz Fernández pero no para los jugadores madridistas. Los ánimos estaban encendidos en el equipo blanco y Pepe estalló. El portugués y el veterano central granota se intercambiaron varios insultos mientras enfilaban el túnel de vestuarios, teniendo que ser separados por miembros de la seguridad y algunos jugadores para que la cosa no pasara a mayores.

Todo podría haber quedado ahí. Pero el defensa levantinista Juanfran denunció después del partido, en una entrevista al programa Punto Pelota de Intereconomía TV, que Pepe continuó con las provocaciones en el túnel de vestuarios, "mofándose de nosotros" mientras "bailaba" y lanzaba "miradas desafiantes". Unas acusaciones que horas después eran desmentidas por el Real Madrid a través de un comunicado publicado en su web oficial, asegurando que el comportamiento del internacional portugués fue "ejemplar en todo momento".

Esta supuesta actitud de Pepe enojaría aún más a Ballesteros, quien a continuación habría entrado en la enfermería del Ciudad de Valencia. Allí estaban siendo atendidos el propio Pepe y Cristiano Ronaldo –éste de la herida y los problemas de visión de los dos ojos que le provocó el codazo de Navarro–. "¿Ha entrado ahí Ballesteros? Pues se va a liar...", comentó un empleado del Levante, según las declaraciones que publica el diario As.

Y, efectivamente, se acabó "liando". Al menos así se puede comprobar en los reportajes emitidos por las distintas cadenas de televisión. Testigos presenciales de los hechos relatan que Ballesteros "se lanzó al cuello de Pepe" y le propinó un puñetazo. "Menos mal que Adán estaba allí y pudo separarlos con la ayuda de los policías". "Ballesteros es muy fuerte y si no le frenamos no sabemos qué habría pasado", cuenta otro miembro del equipo blanco. No obstante, el defensa granota lo negaba todo en una rueda de prensa ofrecida este lunes, varias horas después del choque. "En mi vida he agredido a nadie y menos a Pepe", dijo.

Lo cierto es que los golpes fueron tan ruidosos que se escucharon en la sala de prensa anexa a la enfermería para sorpresa de los periodistas allí presentes, según se comprueba en una información de Cuatro. Carlos Emilio Carbajosa, jefe de prensa del Real Madrid, salió para tranquilizar a sus colegas mientras los agentes de Policía iban desfilando uno a uno, lógicamente sin querer hacer declaraciones a los informadores.

Quien sí quiso hablar después en la zona mixta del estadio fue Sergio Ramos, principalmente para arremeter contra Ballestos. "¡Claro que ha sido él! Siempre es el mismo. Hay gente que no sabe aceptar la derrota y que siempre da la nota. Estamos cansados de gente como Ballesteros. Si le gusta más el boxeo, que se cambie de deporte", dijo. 

No es la primera vez que Pepe y Ballesteros protagonizan un incidente en los vestuarios a la conclusión de un partido.  El 6 de enero de 2011, tras el choque de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Ciudad de Valencia, que acabó con victoria granota por dos a cero –el Madrid había ganado por 8-0 en la ida–, los dos defensas se encararon en el descanso y tuvieron que ser separados por miembros de los dos clubes. Ahora, casi dos años después, los hechos se repiten con los mismos protagonistas...

0
comentarios

Servicios