Menú

Liga

Un Madrid de dos caras asalta Butarque (1-3)

Gran primera mitad de los merengues con Asensio a los mandos. Tras el descanso aparecieron viejos fantasmas. Vuelve el mejor Casemiro. 

0
Asensio dio un recital en el primer tiempo | EFE

El Madrid se tomó su particular revancha ante el Leganés. Los de Zidane volvieron a demostrar argumentos para los más optimistas. La primera parte fue de alto nivel. Con Asensio a los mandos, el balear está en un momento de forma espectacular, los merengues impusieron su ley. Ritmo endiablado, verticalidad y presión adelantada. Sus tres señas de identidad.

Tras el descanso, la otra cara de este equipo salió a flote. Isco tomó las riendas y el juego se transformó en lento y previsible. El Madrid dio aire a un Leganés que se vino arriba y rozó el empate. Otra vez, Zidane no manejó bien los cambios –hasta el 76 no hizo la primera sustitución–. Los pesimistas tienen carnaza si quieren seguir dudando de este equipo.

El Madrid llegaba al partido con bajas importantes. No estaban por lesión Kroos, Modric, Marcelo y Vallejo. Tampoco Keylor Navas ni Cristiano, a los que Zidane dio descanso.

Bajo la batuta de Asensio

De salida, un enorme fallo de concentración al defender una jugada de estrategia del rival –nadie cubrió la zona del segundo palo en un córner que botó Eraso–, facilitó el gol de Bustinza –qué valiente estuvo el central vasco que se tiró en plancha jugándose el físico ante Theo para terminar empujando a la red un balón que había prolongado en el primer palo Siovas y que Casilla, de primeras había parado de forma milagrosa–.

A partir de ahí, minuto 5, el Madrid impuso su ley. La ley de la combinación y la verticalidad. Asensio rompía la defensa rival con su tremenda movilidad y, con su efectiva sociedad con Lucas Vázquez, Benzema se sumaba al festival asociativo –el galo lució fuera del área– y el Madrid no tardó en remontar.

La jugada del empate nació en un despeje forzado de Siovas que capturó Benzema cerca del borde del área. Se acercó Kovacic a recibir del galo y metió un pase entre líneas al interior del área que desvió lo justo Casemiro rumbo hacia Lucas Vázquez. Controló el gallego y, sin apenas oposición, cruzó con acierto a la base del palo.

La frescura, la intensidad y el talento del Madrid brillaban en Butarque. El 1-2 es un buen ejemplo de lo que fue el partido en la primera mitad. Entre Benzema, Casemiro y Lucas desconcertaron a la defensa con una impecable coreografía al primer toque. Finiquitó el brasileño y asistió, de nuevo decisivo, el español. Una aportación más con la que opositar a la titularidad.

El Madrid, que puso en práctica una presión alta que dejaba grogui a un Leganés al que le duraba menos el balón en su poder que un caramelo a la puerta de un colegió, siguió dominando de cabo a rabo el partido hasta el descanso. Ni una sola contra logró generar el conjunto pepinero. Los de Zidane consiguieron no partirse. Las pocas veces que pudo sacar el balón de su campo el equipo de Garitano, el repliegue, que tantos quebraderos de cabeza le ha dado el Madrid esta temporada, fue perfecto. Los de Zidane funcionaron como un reloj suizo en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Todo cambió tras el descanso

El paso por los vestuarios no le sentó bien al equipo de Zidane. Asensio, que durante muchos minutos de la primera parte permutó su posición con Isco, por lo que el balear tuvo libertad de movimientos por todo el frente del ataque, se quedó anclado en el costado izquierdo. Ahora era Isco la referencia creativa en tres cuartos. Y el Madrid lo notó. ¡Vaya si lo notó! Su juego se volvió lento y previsible.

La asfixiante presión alta de la primera parte era historia y el Leganés se vino arriba. Garitano, viejo zorro, detectó un agujero en el costado izquierdo merengue. Theo, que sigue sin aportar en defensa ni en ataque, sufría constantes dos contra uno al poblar esa zona el Leganés con las subidas de Tito, las internadas de El Zhar y las caídas constantes a esa banda de Amrabat. Así llegó la mejor oportunidad de los pepineros en todo el partido. Tito se asocia con El Zhar cuyo centro lo remata en plancha Beauvue. Casilla, con un paradón, salvó el empate.

Zidane, que volvió a dormirse en la banda –cuando hizo el primer cambio, minuto 76, el Leganés ya había realizado sus tres sustituciones–, tiró de Bale. La entrada del galés le cambió la cara al Madrid. Volvió la versión más vertical. Gareth rozó el gol en un par de acciones, el Madrid retomó el control e incluso, consiguió el 1-3 en el 90 tras un penalti sobre Kovacic que transformó Ramos.

El Madrid no termina de firmar un gran partido completo. Siempre hay un pero... Una vez más, las dos caras de este Madrid salieron a relucir en Butarque.

La otra mirada

Una de las grandes noticias para el Madrid, dejando a un lado el excelente momento de forma de Lucas Vázquez y Asensio, es la vuelta del mejor Casemiro. El brasileño ganó todas las disputas, volvió a realizar con tremenda efectividad sus tan necesarias ayudas e incluso se vio con confianza para incorporarse al ataque –marcó su quinto gol de la temporada, el cuarto en Liga–. Además, Kovacic, que participó en los 3 goles de su equipo, tuvo un 97% de acierto en el pase y ayudó mucho en la presión, recupera su mejor versión. Otra gran nueva para los merengues.

¿Le pasa algo a Zidane con Ceballos? El andaluz entró al campo en el minuto 91, 29 segundos antes de que el colegiado pitara el final del partido. Ni siquiera tocó un solo balón. Con la segunda parte que hizo su equipo, quizás Dani podía haberle dado más chispa. ¿Recado de Zizu al ex del Betis?

Ficha técnica:

Leganés, 1: Cuéllar; Tito, Bustinza, Siovas (Mantovani, min.46), Diego Rico: Gumbau (Rubén Pérez, min.46), Gabriel; El Zhar, Omar Ramos (Amrabat, min.71), Eraso; y Beauvue.

Real Madrid, 3: Casilla; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Theo; Casemiro, Kovacic (Ceballos min.92), Lucas Vázquez, Marco Asensio; Isco (Marcos Llorente, min.86) y Benzema (Bale, min.75).

Goles:1-0, min.6: Bustinza. 1-1, min.11: Lucas Vázquez. 1-2, min.29: Casemiro. 1-3, min.89: Sergio Ramos.

Árbitro: José Luis González González (Comité castellano-leonés). Amonestó a Diego Rico (min.50), Sergio Ramos (min.56), Cuéllar (min.84) y Rubén Pérez (min.85).

Incidencias: encuentro aplazado correspondiente a la jornada dieciséis de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Butarque ante la presencia de 11.423 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios