Menú

El lado oscuro de las "alegres" cheerleaders norcoreanas en los Juegos de Invierno

Desertores denuncian que las animadoras tenían otra siniestra función en Pyeongchang: satisfacer los deseos sexuales de los acólitos de Kim Jong-un.

0
El lado oscuro de las "alegres" cheerleaders norcoreanas en los Juegos de Invierno

Cuando uno piensa en cheerleaders, las primeras imágenes que se le vienen a la cabeza son las típicas americanas: pompones, minifaldas, bailes, música… Pero con las chicas de Corea del Norte, que durante estos últimos quince días han animado a sus deportistas en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang (Corea del Sur), se trata de algo muy distinto.

En efecto, son mujeres que cantan animando a los participantes y también hacen coreografías, pero de un modo muy diferente. Y muy abrigadas, desde luego, porque el frío es considerable, con temperaturas medias de 6 grados bajo cero en el mes de febrero.

Su forma de animar a los deportistas y dar espectáculo ha conquistado a todo el mundo. Voces angelicales, coreografías con banderas, una sincronización de movimientos casi perfecta… Ingredientes que, día sí y día también, las han convertido en trending topic en Twitter.

Pero no es oro todo lo que reluce. Y es que su cometido estos días en Pyeongchang no ha sido sólo animar a sus compatriotas. Según el diario New York Post, que se hace eco de las revelaciones de un conocido desertor norcoreano a Bloomberg News, las chicas también son obligadas sistemáticamente a satisfacer los deseos sexuales de altos cargos del siniestro régimen que lidera Kim Jong-un. De hecho, se las conoce como el Escuadrón del Placer.

"La tropa vino aquí y actuó con bailes y canciones. Por fuera podría parecer un lujoso espectáculo. Pero ellas también tienen que ir a fiestas y brindar servicios sexuales", ha declarado el desertor Lee So-yeon, un músico militar que huyó del país en 2008. "Acuden a los eventos del Politburó del partido (Partido del Trabajo de Corea) y tienen que acostarse allí con la gente aunque no quieran", añade.

El relato de Yeon sobre esta esclavitud sexual se basa en informes anteriores en los que mujeres desertoras de Corea del Norte dijeron haber sido "seleccionadas" para servir sexualmente a miembros del Partido del Trabajo de Corea (PTC), cuyo presidente es Kim Jong-un. En 2010, la desertora Mi-hyang denunció que sólo tenía 15 años cuando soldados con uniformes verdes irrumpieron en su aula y la eligieron para convertirse en esclava sexual de Kim Jong-il, el padre del actual líder norcoreano, según la revistaMarie Claire. Según este informe, a Mi-hyang se le prohibió ver a su familia durante diez años, período en el que fue siempre forzada a satisfacer los deseos sexuales del Amado Líder.

Lee Il-nam, un sobrino del padre de Kim Jong-un que desertó en 1982 y fue asesinado quince años después, también detalló algunas de las fiestas del Escuadrón de Placer en su libro La familia real de Kim Jong-il. Una obra donde relata que en aquellas fiestas, celebradas a menudo en la residencia oficial del tirano, se incluían juegos perversos en los que las mujeres eran obligadas a permanecer siempre desnudas e incluso a tener que afeitarse el vello púbico, según recoge el portal australiano de noticias news.com.au.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation