Menú

Contentos a medias tras Canadá

0

Alonso ha vuelto a resucitar en el circuito Gilles Villeneuve después del letargo sufrido en Mónaco. El problema es que en ese entretanto Red Bull ha seguido cogiendo puntos y ampliando su ventaja, y lo que es más preocupante, afinando su maquinaria.

Antes de hablar de la fantástica remontada de Fernando Alonso, me parece mucho más significativa la mejora mostrada en Canadá por los coches de la bebida energética, por lo que puede reportar en el futuro. Si a Red Bull parecía que les faltaba un poco de ritmo, lo han encontrado.

Sebastian Vettel, que dominó desde la primera curva, fue el que de media mejor ritmo tuvo a lo largo de toda la carrera, marcando varias vueltas rápidas. Pero la mejora es generalizada porque Webber, pese a que fue superado por Fernando, también dio muestras de tener buena punta y un ritmo constante.

El otro problema que atesoraban en Reb Bull era la excesiva degradación de los neumáticos. Tanto con los compuestos más blandos como los intermedios aguantaron el ritmo los dos hombres de Cristian Horner y estuvieron a la altura de escuderías como Ferrari. Quizás ahora Red Bull no tenga tanta prisa en que Pirelli avance los nuevos neumáticos que entrarán en escena en el próximo gran premio que se disputará en Inglaterra a finales de mes.

Los avances se han notado. Sebastian Vettel ha dejado de sufrir y ha recuperado su forma de ganar, sin enemigos cerca y con aire fresco. Esto es una mala noticias para Ferrari y Fernando Alonso, que si bien ha adelantado en la clasificación general a Kimi Raikkonen, sigue alejándose del vigente campeón que se acerca inexorablemente a las dos carreras de ventaja.

Por eso pese a haber disfrutado con la carrera de Fernando, con su remontada, este gran premio deja un sabor amargo de cara a las aspiraciones al Mundial. Y aunque en Canadá es uno de los circuitos del calendario donde menos importa la pole y la posición de parrilla para las aspiraciones al podio, si Alonso el sábado hubiera conseguido salir más cerca de Vettel habríamos podido ver, por fin, ese duelo germano-español, un cara a cara entre los dos hombres que, con permiso de Raikkonen, se juegan el título.

Una vez más, repito, no se puede calificar tan atrás si tu aspiración es ganar y además tienes la necesidad de recortar puntos al líder, que sí que hace los deberes en calificación. Bien por la lluvia, por problemas técnicos o despistes pero hace mucho que Fernando no califica bien y no es constante en este sentido. Constancia y regularidad que falla este año en Ferrari, pese a ver a un Alonso que lucha y se deja la piel en cada carrera para enmendar los domingos lo que nos son capaces de hacer los sábados.

Pero quiero terminar con lo mejor, con la remontada, con el adelantamiento de Alonso a Mark Webber primero y a Lewis Hamilton después. Está claro que Alonso no se rinde y sigue siendo ese piloto fino y agresivo al mismo tiempo, que mide bien cuándo se debe atacar y piensa en sus aspiraciones al tiempo que en la máquina que tiene entre las manos.

Así, con mucha cabeza, es como el piloto español preparó el adelantamiento a Hamilton, cuyo Mercedes, pese a las pruebas ilegales hechas con Pirelli, sigue teniendo muchos problemas con los neumáticos. Alonso estuvo fino, también lo estuvo el equipos, y ambos terminaron en alto una carrera que fue de menos a más pero que al final ganó Vettel.

Temas

0
comentarios

Herramientas