Menú

Ganó el más listo

0

Las dos Hondas copaban la primera línea del Gran Premio de Aragón, pero la avaricia, o quizás un exceso de confianza, echó por tierra todo el trabajo y las expectativas. En cambio, de quien se esperaba poco se obtuvo mucho; tanto que fue su primera victoria de la temporada y la segunda consecutiva de Yamaha. Sí, hablamos de Jorge Lorenzo. El piloto mallorquín estuvo comedido. Y listo, muy listo. En carreras como la de Aragón, además de con el resto de los pilotos, también hay que lidiar con la lluvia, la potencia y la agresividad, que no son precisamente las mejores compañeras de viaje.

Las ganas de Marc Márquez por volver a lo más alto del cajón después de la caída de Misano, y de igualar a todo un campeón de este deporte como Mick Doohan -doce victorias en una misma temporada-, le acabaron pasando factura. Aunque es el mejor, el piloto de Cervera todavía tiene mucho que aprender pese al Mundial que atesora a sus espaldas y el que está por venir. Y es que ya no podrá conquistar matemáticamente el título y tendrá que esperar al menos a la siguiente carrera en Australia, que será la antepenúltima del campeonato.

Lo cierto es que Márquez está demostrando ser humano y le está constando cerrar una temporada que parecía iba a ser perfecta, pero que demuestra que en el Campeonato del Mundo de MotoGP están los mejores y los trazados más exigentes.

La pregunta que nos hacemos muchos es: ¿por qué Márquez no fue más conservador y fue a por los puntos? Básicamente porque no sabe ser conservador y eso a veces es un problema. El tiempo y la madurez, como ya le ocurrió a Jorge Lorenzo, enseñarán al catalán que a veces el mejor espectáculo no es hacer cosas increíbles. Aunque tiene el talento para hacerlas, la astucia también caracteriza a los mejores.

Bravo por Jorge y bravo por Aleix Espargaró, que por fin ha subido a un podio y lo hizo arriesgando, pero de la manera que había que arriesgar el domingo en Aragón. Con lágrimas en los ojos, el de Granollers celebraba un segundo puesto que le supo a victoria, teniendo sobre todo en cuenta que su moto corre en la categoría Open.

En el resto de cilindradas, tenemos que seguir hablando de Márquez, pero en este caso de Álex, ya que la segunda posición le ha colocado líder de Moto3 gracias a la caída del hasta este gran permio líder, el australiano Jack Miller. Mientras, en Moto2, Tito Rabat demostró su coraje y perseverancia en la incasable persecución que protagonizó toda la carrera con la esperanza de llegar a Maverick Viñales o que este cometiera algún error. Nada de ello pasó pero el mérito es para él para siempre.

Próxima parada, el país del sol naciente, el próximo 12 de octubre. Tendremos que esperar a Australia, una semana después, para saber si Márquez consigue revalidar su título de campeón del mundo en Phillip Island.

0
comentarios

Herramientas