Menú

Rossi vuelve a casa

0

…Y los tifosi le recibieron como al líder, como si no hubiera pasado ni un segundo de su última gran victoria en Assen el año pasado. En San Marino, en el circuito de Marco Simoncelli y a pocos kilómetros de su Tavullia natal, Valentino Rossi ha conseguido la primera victoria de la temporada para él y también para Yamaha. El circuito les favorecía, la carga emocional le empujó y la mala suerte pasó de largo para mirar al que parecía intocable, Marc Márquez. Emocionado, con cientos de miles de seguidores cantando el himno italiano, seguro que Rossi rememoró cada una de esas cinco mil victorias que le han dado nueve títulos mundiales y el calificativo para muchos, del mejor de todos los tiempos. Hasta los que no somos italianos queríamos que Rossi fuera el que cruzara primero la línea de meta, pese a que era Jorge Lorenzo el que salía desde la pole y que el favorito una vez más era Marc Márquez.

La carrera estaba llamada a ser una batalla encarnizada entre diapasones y alas doradas, pero tanto Rossi como Lorenzo sabían que el circuito de Misano era uno de los pocos en el que el chasis de la Yamaha podría contra la velocidad punta de Honda. Por ello, los dos salieron tirando a fondo desde el principio y, también por ello, Marc Márquez no quiso perder ni un metro con sus adversarios hasta que llegó el error.

No es fácil ver caerse a Márquez en carrera, pero la línea blanca que separa lo que es y lo que no es circuito decidió la carrera, ya que Márquez se fue al suelo. Y si bien es cierto que el leridano consiguió, con mucho esfuerzo, arrancar la moto, había pasado demasiado tiempo para luchar por nada. Valentino aprovechó la oportunidad, mientras que Jorge Lorenzo ni tuvo opción debido a su elección inicial de calzar el neumático duro en el tren delantero. El mallorquín se tuvo que conformar con ser el segundo de la carrera y del equipo. Esta claro que no es su año.

La victoria de Rossi evitó, eso sí, un nuevo triplete del motociclismo español. Rabat en Moto2, afianzando su liderato y Rins y Márquez en Moto3, apretando la general y haciendo añicos la ventaja de Miller, pusieron la guinda a un gran premio que fue toda una perita en dulce y que deja el listón muy alto de cara a la próxima carrera que disputará en Aragón.    

0
comentarios

Herramientas