Menú

¿Abrir una cuenta en el BCE? Los ciudadanos podrían saltarse a la banca

Esta medida terminaría siendo un cambio drástico en el sistema bancario actual.

0
Esta medida terminaría siendo un cambio drástico en el sistema bancario actual.
Banco Central Europeo | EFE

Benoit Coeuré, miembro del comité ejecutivo del BCE, ha soltado un auténtico bombazo que podría afectar drásticamente a los bancos comerciales. Coeuré, que saldrá del ejecutivo del Banco Central Europeo en 2020 ha propuesto que los ciudadanos puedan abrirse cuentas bancarias en la entidad central para poder asegurar que funciona la transmisión de la política monetaria.

"Si la transmisión a través de los mercados financieros y de los bancos choca contra un muro, los bancos centrales tienen la opción de considerar extender las contrapartes a través de las que implementan su política monetaria", afirmó en un discurso pronunciado en Fráncfort, donde se encuentra la sede del BCE.

Esta medida desataría una serie de desafíos políticos y financieros importantes. "Pero si asumimos que estos desafíos pueden ser superados hay muy pocas razones por las cuales los bancos centrales, dentro de su mandato, no deberían aplicar los mismos instrumentos a las cuentas de individuos particulares que los que ya aplican a los bancos, es decir, aplicar tipos de interés", asegura.

Coeuré ha ido más allá asegurando que si los tipos de interés, que se mantienen actualmente en el 0%, se aplicaran directamente a los ciudadanos, sin intermediarios, "sería más efectivo y ágil para estimular la demanda y la inflación y tendría menos efectos negativos". El banquero de origen francés ha terminado afirmando que: "Tendríamos que evitar restringir nuestra caja de herramientas por motivos dogmáticos o por conveniencia intelectual. Si la política monetaria permanece como una conversación entre bancos centrales y mercados financieros no nos debería sorprender que la gente no confíe en nosotros", afirmó.

Al parecer, según el galo, esta medida ayudaría a aumentar la demanda y la inflación, que permanece estancada dentro de la Eurozona, a pesar de los múltiples intentos del BCE de subirla al 2%. "El BCE debería de clarificar que pretende lograr una inflación del 2% a medio plazo. Y podría comunicar un rango de inflación posible que puede ser considerado aceptable", ha explicado.

Desafío a la banca

Esta medida, que sobre el papel parece muy complicada de llevarse a cabo, terminaría siendo un cambio drástico en el sistema bancario actual y obligaría a los bancos comerciales a cambiar su manera de operar. Además, legalmente, debido a la burocracia que acompaña al sector, sería una medida que podría enfrentarse a diversos conflictos judiciales. En el caso del Banco de España, solo se pueden abrir cuentas en la entidad para realizar operaciones de compraventa de deuda del Estado

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot