Menú

'Vergogna' fiscal en Italia: tres años sin mover un euro el déficit

Los Presupuestos para 2020, aprobados in extremis, siguen manteniendo el déficit en el 2,2% del PIB.

0
Los Presupuestos para 2020, aprobados in extremis, siguen manteniendo el déficit en el 2,2% del PIB.
El Movimiento 5 Estrellas es la principal fuerza del gobierno italiano | Cordon Press

La Cámara de Diputados italiana aprobó el pasado lunes 23 de diciembre sus Presupuestos Generales para 2020. La ley transalpina exigía que dicho documento estuviese listo antes de final de año, de modo que la negociación se ha llevado al límite y terminó cerrándose con apenas una semana de plazo por delante.

El presupuesto encierra todo tipo de contradicciones y pone de manifiesto el desaguisado fiscal que enfrenta el país desde hace ya varios años. Por ejemplo, el déficit público que plantean los Presupuestos Generales de 2020 será del 2,2% del PIB, uno de los niveles más altos de la Eurozona.

No solo eso: si, en efecto, el diferencial negativo entre ingresos y gastos se mantiene en el 2,2% del PIB, Italia habrá acumulado tres años consecutivos sin cambio alguno en su déficit público. Esta situación preocupa sobremanera a los técnicos de la Comisión Europea, puesto que la deuda pública italiana ronda el 135% del PIB, frente a los niveles cercanos al 100% que se dan en Francia y España o los pasivos cercanos al 60% que maneja el Tesoro alemán.

El voto en la Cámara de Diputados estuvo menos disputado que en el Senado, pero el resultado está sesgado al alza por la decisión que tomó el Ejecutivo de vincular la votación de los Presupuestos Generales con una moción de confianza.

En última instancia, el gabinete sostenido por los populistas de izquierda del Movimiento 5 Estrellas y los socialdemócratas del Partido Demócrata ha logrado un balón de oxígeno que, a priori, retrasará la eventual convocatoria de Elecciones Generales, fuertemente demandada por los tres líderes del centro-derecha transalpino: Matteo Salvini (La Liga), Silvio Berlusconi (Forza Italia) y Georgia Meloni (Fratelli d’Italia).

Medidas incoherentes

Para reducir el déficit, las autoridades italianas habían planteado una subida del IVA valorada en 23.000 millones de euros. Dicho aumento ha quedado pospuesto a 2021 y 2022, cuando se esperan aumentos del gravamen al consumo valorados en 20.000 millones, durante el primer año de aplicación, y 27.000 millones durante el segundo.

Mientras tanto, el gobierno italiano ha introducido nuevos impuestos en el organigrama tributario italiano. Así, se gravará el uso del plástico (45 céntimos de euro por cada kilo producido) o el consumo de bebidas azucaradas (10 céntimos por cada kilo de bebida vendido). No solo eso: también se aplicará una tasa digital, un tributo a los premios de loterías y juegos de azar, etc.

En paralelo, los Presupuestos incluyen una moderada rebaja del IRPF (valorada en 3.000 millones de euros), así como distintas normas orientadas a aumentar el gasto sanitario o las inversiones "verdes". Por último, se incluyen nuevas medidas contra el uso de dinero en efectivo.

En Libre Mercado

    Servicios