Menú

"China no tiene por qué satisfacer las necesidades financieras de EEUU"

La hegemonía del dólar está en entredicho. Libertad Digital entrevista en exclusiva al economista chino Miaojie Yu, del Center for Economic Research-National School of Development (Universidad de Pekín). "EEUU pierde credibilidad cuando la Reserva Federal imprime dólares para pagar su deuda".

0
La hegemonía del dólar está en entredicho. Libertad Digital entrevista en exclusiva al economista chino Miaojie Yu, del Center for Economic Research-National School of Development (Universidad de Pekín). "EEUU pierde credibilidad cuando la Reserva Federal imprime dólares para pagar su deuda".

Pregunta (P): China ha expresado su preocupación por el valor de sus activos en dólares. Dado el elevado nivel de endeudamiento público en EEUU ¿Qué tendencia podemos esperar en la compra china de bonos americanos?

Respuesta (R): Habrá una tendencia decreciente en la compra de bonos estadounidenses. Las reservas internacionales chinas ascienden a dos billones de dólares. Creo que la tenencia china de bonos americanos irá en descenso. Si acudimos a los datos, observaremos que la tendencia es decreciente en el primer semestre.

A comienzos del año 2009, China tenía bonos americanos por 801.000 millones de dólares. En junio, la cifra había descendido hasta los 766.000 millones de dólares. Por tanto, lo principal aquí es que hay una reducción en torno a 40.000 millones de dólares.

Por supuesto, China es el primer tenedor de deuda estadounidense. Nos sigue Japón, con 711.000 millones, y Reino Unido, que tiene invertidos 214.000. Pero en cuanto a China, percibo que la tendencia es decreciente.

La idea principal es que China diversificará sus activos a fin de no tener demasiada deuda pública americana y poder contar con otras alternativas.

P: ¿Está China preocupada por el hecho de que la FED estadounidense imprima dólares para financiar la deudas del Estado?

R: Creo que sí. Si EEUU emite demasiados dólares, genera inflación y una depreciación de su divisa. Y China está preocupada por ello. La clave entonces está en que si China posee demasiados bonos del Tesoro americano, es posible que los beneficios sean cada vez menores.

P: De sus palabras es posible interpretar que invertir en EEUU va perdiendo atractivo ¿Qué sectores y/o zonas del mundo considera China que son los más rentables para diversificar sus activos?

R: Es cierto. China está diversificando sus reservas, desde los bonos del Tesoro estadounidense hacia otras opciones más eficientes como la deuda corporativa, acciones e incluso fondos mutuos si tienen un rendimiento bueno. Lo principal aquí es que si estos activos tienen un comportamiento positivo, China tenderá a comprarlos (decreciendo así la tenencia de bonos públicos estadounidenses). 

P: ¿Piensa usted que la última ofensiva china sobre el sector energético de medio mundo -Iraq, Australia, Repsol-YPF etc...- responde a esta estrategia para diversificar activos?

R: Sí, lo creo. Es uno de los caminos posibles para diversificar nuestros activos internacionales. Si hablamos de las empresas chinas, públicas o privadas, cuando obedeciendo a su propia experiencia deciden no comprar bonos americanos, puede parecer extraño porque son activos con poco riesgo.

Sin embargo, dado que EEUU está emitiendo demasiada deuda y generando tensiones inflacionistas allí, las firmas chinas pueden perder y deben evitar eso. Por tanto, la idea principal es algo asó como no pongas todos los huevos en una misma cesta.

P: Una pregunta delicada ¿Piensa usted que China seguirá satisfaciendo las necesidades financieras de EEUU como hasta ahora?

R: La respuesta es "no necesariamente". En el pasado, China siempre ha satisfecho las necesidades de financiación estadounidenses. La razón es que el Gobierno chino siempre ha considerado estos activos, bonos del Tesoro etc... como los mejores para invertir en ellos.

Sin embargo, la situación ha cambiado radicalmente. Hay un grave problema de confianza hacia el dólar. Si la autoridad monetaria emite demasiados dólares habrá inflación en el mercado doméstico. Y eso también perjudica los beneficios de otros países.

Para China, estos activos americanos dejarían de ser atractivos. Si analizamos en profundidad la situación de EEUU, observamos que es el primer deudor del mundo. Y básicamente, tiene 3 vías para pagar su deuda. La primera está relacionada con su crecimiento económico a largo plazo. OK. Es una buena opción. Pero nadie tendrá paciencia para esperar tanto tiempo.

Una segunda alternativa pasa por emitir nueva deuda para pagar la anterior. Es posible pero insostenible. En un momento dado, nadie querrá jugar a este juego.

Y la última variable es imprimir más dólares como hasta ahora. Esto genera inflación y daña la reputación del Gobierno de EEUU. En resumidas cuentas. A la hora de invertir, China debe tomar en consideración todos estos factores.

P: Dado el descontento chino con la evolución de los activos estadounidenses ¿Hay alguna estrategia de salida para no erosionar su valor o hacerlo lo menos posible?

R: Pienso que una estrategia óptima pasa por cambiar la estructura y duración de los activos estadounidenses como bonos del Tesoro. Por ejemplo, sobre la duración, China no debería centrar su atención en los bonos a largo plazo. Ahora es aconsejable ir a corto con estos activos.

Sobre la estructura, China necesita diversificar sus activos desde los bonos del Tesoro hacia otros como acciones, deuda corporativa e incluso fondos mutuos. Y si hacemos un análisis más profundo ¿Cuál es la estrategia óptima de inversión? Me remito a un razonamiento muy simple. Hay que invertir en aquellos procesos productivos más eficientes. Son los dos relacionados con I+D y mantenimiento.

P: China ha cuestionado sin tapujos el dominio del dólar como patrón monetario internacional. Díganos por qué razón y cuáles son las alternativas propuestas por Pekín.

R: El Gobierno chino desea un sistema monetario mundial razonable y diversificado. En marzo, el gobernador del banco central chino, Zhou Xiaochuan, propuso como novedad utilizar los Derechos Especiales de Giro (DEG) y sustituir al dólar como reserva internacional en el largo plazo.

Los DEG son una moneda emitida por el FMI desde 1969 después de la primera crisis del dólar. Los DGE son también una cesta de divisas internacionales ponderadas. Los DEG incluyen dólar, euro, yen japonés y libra como divisas de referencia. Cada 5 años, el FMI celebra una conferencia para rediseñar el peso de cada divisa. Los DEG nacieron en 1969 pero representan actualmente una pequeña parte de las reservas internacionales, solamente el 4,8%.

Entonces, ¿por qué razón el Gobierno chino ha hecho esta propuesta?

Dos son las preocupaciones principales que conducen a ello. Primero, hay una excesiva confianza en el dólar. Su posición dominante enfatiza los efectos negativos de la presente crisis financiera internacional. Es malo.

Y dos. EEUU toma básicamente dinero prestado del mundo para estimular su consumo doméstico. El dólar es actualmente la divisa de reserva internacional. pero daña los intereses de países como China.

En base a estos dos razonamientos, el presidente del Banco Central Chino esbozó su propuesta. Esta idea ha sido respaldada también por diversas personalidades como el de Economía Nobel Robert Mundell.

Él ha hecho también otra propuesta interesante para China. Mundell dice que en la reunión de 2011 del FMI sobre los DEG, se debe incluir al Yuan. Sugiere reducir el peso de la libra esterlina del 11% actual al 5%. El 6% restante sería adjudicado al Yuan chino. En la práctica, el FMI también está recibiendo apoyo de China. En Abril, el FMI emitió DEG por 250.000 millones de dólares. Y de esta cantidad, China ha comprado 7.300 millones.

P: ¿Puede ser el yuan moneda de reserva internacional?

R: Es posible en el largo plazo, pero prácticamente imposible a corto ¿Por qué a largo plazo? China es una de las principales economías del mundo. Es la tercera economía sólo superada por EEUU y Japón.

Y si observamos el PIB por paridad del poder adquisitivo (PPA), China es la segunda. Y también es preciso destacar que China actualmente está profundamente integrada en la economía mundial. La apertura medida por exportaciones más importaciones entre el PIB es un cociente muy elevado, en torno al 65%. Por este motivo, la economía china puede jugar un papel fundamental a nivel global.

Y es por eso que, a largo plazo, el yuan puede ser una moneda de reserva internacional. Pero a corto plazo es francamente improbable. Para ser una moneda de reserva internacional hay que cumplir al menos cuatro requisitos. La primera cualidad es ser unidad de cuenta. La segunda es ser un medio de pago. Luego debe actuar como stock de valor. Y por último, un medio para los pagos diferidos.

Por supuesto, el dólar cumple con todos estos requisitos. Sin embargo, China está intentando que el yuan sea una divisa de referencia regional. El yuan está intentando cumplir con los dos primeros requisitos: ser unidad de cuenta y cambio inmediato (medio de pago).

Es posible que el yuan desempeñe un papel referente a nivel regional. Si observa la demanda fuera de China, muchos países asiáticos prefieren usar el yuan en sus relaciones comerciales con nosotros. Sin embargo, esto es así sólo en Asia.

En Latinoamérica, los países siguen teniendo preferencia por el dólar. Hay una razón principal por la cual el yuan no puede ser aún divisa de referencia internacional. No es plenamente convertible. Especialmente por la cuenta de capital, el yuan no es convertible. Por esta razón, no puede ser divisa de referencia internacional a corto plazo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot