Menú

EEUU estudia conceder un crédito de 5.000 millones de dólares a General Motors

El Gobierno de EEUU baraja la posibilidad de conceder un crédito blando a General Motors próximo a los 5.000 millones de dólares para que se fusione con Chrysler. Ambas compañías han solicitado al Ejecutivo 10.000 millones de dólares para cerrar la operación.

0
El Gobierno de EEUU baraja la posibilidad de conceder un crédito blando a General Motors próximo a los 5.000 millones de dólares para que se fusione con Chrysler. Ambas compañías han solicitado al Ejecutivo 10.000 millones de dólares para cerrar la operación.
(Libertad Digital) Los graves problemas por los que atraviesa la industria de la automoción, tanto en EEUU como a nivel mundial, causará una profunda reestructuración del sector. Desde hace meses, los grandes fabricantes estadounidenses, General Motors, Ford y Chrysler, vienen reclamando al Gobierno ayudas financieras para evitar su quiebra, tal y como avanzó LD.
 
Sin embargo, la concesión de créditos públicos no parece ser suficiente para que estos fabricantes sobrevivan a la crisis económica y financiera. Así, GM y Chrysler están a la espera de que el Gobierno de EEUU conceda ayudas financieras para facilitar la fusión de ambas compañías. En este sentido, la Administración Bush estudia conceder un crédito blando próximo a los 5.000 millones de dólares a GM para tal fin, informa The Wall Street Jorunal.
 
El dinero procedería del fondo público de 25.000 millones de dólares aprobado por el Ejecutivo norteamericano que, supuestamente, estaba destinado para rediseñar las plantas de producción de Detroit con el objetivo de fabricar vehículos más eficientes desde el punto de vista energético (coches limpios).
 
Los citados 5.000 millones de dólares servirían, no sólo para recapitalizar las compañías, sino también para que el Gobierno adquiera, a cargo de los contribuyentes, los préstamos de mala calidad (que están resultando impagados) destinados a la compra de vehículos que fueron concedidos por las financieras de los gigantes automovilísticos, informa Reuters.
 
Ambas compañías solicitan 10.000 millones
 
De hecho, General Motors y el fondo de inversión Cerberus Capital, propietario de Chrysler, han solicitado al Gobierno ayudas por un importe de 10.000 millones de dólares (8.064 millones de euros al cambio actual) para poder financiar su posible fusión.
  
Fuentes cercanas a la negociación resaltaron que los fondos aportados por el Gobierno estadounidense podrían incluir cerca de 3.000 millones de dólares (2.419 millones de euros) en acciones preferentes en el capital de la compañía automovilística resultante tras la operación.
  
Esta alianza podría resultar en que General Motors se haga con el control de Chrysler, aunque Cerberus mantendría cerca del 10% de su participación en la firma con sede en Auburn Hills (Michigan). Además, este acuerdo podría conllevar la reducción de la gama de producto de Chrysler, principalmente de los modelos con una menor demanda y la eliminación de cerca de la mitad de los 66.000 empleados que tiene la firma en Estados Unidos.
  
Por otro lado, estas fuentes indicaron que la adquisición del Gobierno de una participación en la compañía resultante de esta fusión podría conllevar que éste tenga que asumir responsabilidades por valor de 3.000 millones de dólares (2.419 millones de euros) en materia de pensiones de los empleados de ambas entidades.
  
Esta eventual unión entre General Motors y Chrysler abarcaría un tercio de las ventas totales de automóviles en Estados Unidos. La corporación resultante contaría con 11 marcas de automóviles diferentes, así como con una red de 10.000 concesionarios y con 97.000 trabajadores en el país norteamericano.
 
La UE y España también acuden al rescate del sector
 
Curiosamente, la UE contempla aplicar una plan de rescate similar para apoyar a la industria automovilística europea. De hecho, el Gobierno de España ha ampliado a las financieras de coches las ayudas públicas de hasta 50.000 millones de euros que, en principio, fueron aprobadas para comprar activos bancarios de "alta calidad" a las entidades españolas.
 
Según un portavoz del Departamento de Energía sería "prematuro" avanzar un calendario para la aprobación de estos créditos públicos, pese a las presiones de los fabricantes de Detroit para agilizar su concesión. El dinero podría estar disponible en un período de entre 6 y 18 meses.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD