Menú

El desplome del sector manufacturero avanza una caída del PIB del 5% anual

El Índice de Gestión de Compras (PMI) del sector manufacturero español, se situó en enero en 31,5 puntos, su tercera cota más baja en la historia de este índice. Dicho dato indica que el PIB español se contrae a un ritmo anual próximo al 5%. Una caída superior a la de EEUU.

0
El Índice de Gestión de Compras (PMI) del sector manufacturero español, se situó en enero en 31,5 puntos, su tercera cota más baja en la historia de este índice. Dicho dato indica que el PIB español se contrae a un ritmo anual próximo al 5%. Una caída superior a la de EEUU.
LD (M. Llamas) La economía española acaba de entrar en recesión, tras registrar dos trimestres consecutivos con PIB negativo, según los últimos datos del Banco de España (un 1,1% intertrimestral a finales de 2008). En concreto, el PIB español descendió a un ritmo anualizado (suma de crecimientos intertrimestrales) del 4,4%, en sintonía con la contracción que sufre el sector manufacturero. Este método de medición es el que se emplea, por ejemplo, en EEUU para estimar el crecimiento económico.
 

 
En este sentido, la primera potencia mundial cerró 2008 con una caída anual del PIB del 3,8%. Es decir, la recesión en España avanza a un ritmo superior al de EEUU. Sin embargo, los últimos datos macroeconómicos no avanzan ningún síntoma de mejoría. Así,  el Índice de Gestión de Compras (Purchasing Managers Index -PMI-), que mide el grado de crecimiento del sector manufacturero español, se situó en enero en el 31,5 puntos, su tercera cota más baja desde la creación de este indicador en febrero de 1998.

Un nivel inferior a 50 puntos indica una contracción del sector manufacturero. De este modo, el PMI de enero, elaborado por la consultora Markit, refleja que durante el pasado mes continuó el deterioro de las condiciones operativas en el sector manufacturero español, con lo que la producción, los nuevos pedidos y el empleo continuaron a la baja.

Según el informe, la desaceleración económica global tuvo un fuerte impacto negativo en los pedidos, lo que afectó tanto a la demanda interna como a la exterior. Además, el fortalecimiento del euro respecto a la libra produjo una contracción de pedidos procedentes del Reino Unido, informa Efe.

Por lo que respecta al empleo, las menores necesidades de producción implicaron que el 39% de las empresas redujera empleo frente al 2% que aumentó la plantilla. Asimismo, los precios continuaron a la baja por tercer mes consecutivo, gracias a los costes más bajos de la materias primas y a la menor demanda. En el lado positivo el estudio de Markit destaca la mejora de los plazos medios de entrega, debido al descenso de los pedidos.

Además, las fábricas redujeron su actividad compradora en respuesta a las menores necesidades de la producción. De este modo, se redujeron los stocks de materias primas y de productos terminados. Para Andrew Harker, economista de Markit Economics, "el asombroso aumento del desempleo, que afectó a mas de 600.000 personas en el cuarto trimestre del año, estuvo en consonancia con la significativa pérdida de empleo indicada por el dato PMI".

Dicho índice es clave para medir el grado de deterioro que padece una determinada economía. Así, un PMI mensual próximo a los 30 puntos implica una contracción económica cerca al 5% anual que es, precisamente, la situación en la que se encuentra la economía española en la actualidad.

Sin embargo, si se descuenta el fuerte aumento del gasto público aplicado por el Gobierno en 2008 (5%) y la desaceleración de las importaciones, la economía española avanza hacia una contracción anualizada próxima al 7% durante el primer trimestre de 2009, con los consiguientes efectos que ello provocaría sobre la caída de los ingresos fiscales y, por lo tanto, sobre el déficit público del país, según los analuistas de Global Economic Perspectives.

Mientras, los datos internos del Ministerio de Economía prevén una fuerte contracción del PIB durante los próximos 6 meses. En concreto, el Indicador Sintético de Actividad, índice que avanza la evolución económica prevista por el Gobierno en los próximos meses, indica una caída del PIB del 2,4% interanual, como mínimo.

En Libre Mercado

    Servicios