Lunes 30 de Agosto
Actualizado a las 00:17:25
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

REBAJA LA PROPUESTA DE RON PAUL

El Senado de EEUU acepta realizar una auditoría light a la Reserva Federal

El congresista republicano Ron Paul lleva meses luchando para lograr que la Reserva Federal de EEUU se someta a una profunda auditoría para sacar a la luz sus decisiones secretas. Sin embargo, el Senado de EEUU se ha limitado a aprobar un control superficial y esporádico de la entidad.

Ángel Martín

La actual crisis financiera ha supuesto un duro golpe a la confianza de los norteamericanos sobre la responsabilidad y sensatez de las políticas monetarias de la banca central estadounidense.

Para algunos, como el congresista republicano Ron Paul, la Reserva Federal es la máxima culpable de la crisis al haber generado la burbuja inmobiliaria y de crédito por su política de dinero fácil. Pero ésta no es la única crítica que se le hace al sistema de la banca central estadounidense. También se critica el hecho de que esta institución actúe por encima de la Constitución norteamericana, operando de manera muy poco transparente y de forma sospechosamente misteriosa.

A raíz de esta crítica, el congresista lanzó el pasado año una propuesta legislativa consistente en aumentar el control del Congreso sobre la autoridad monetaria -su proyecto de ley de auditar la FED (HR 1207), bajo el título de Ley de Transparencia de la Reserva Federal-. La idea es someter a supervisión política las deliberaciones y decisiones monetarias de la Reserva Federal.

Su iniciativa legislativa consiguió luz verde por parte del Comité de Servicios Financieros del Congreso. El apoyo que tiene esta propuesta es aún mayor entre la población norteamericana, como lo muestran algunas encuestas. Economistas liberales del Mises Institute norteamericano firmaron una carta en apoyo al proyecto de ley de Ron Paul.

No obstante, a ella se oponen personalidades tan destacables como Ben Bernanke, presidente de la FED, Timothy Geithner, secretario del Tesoro norteamericano, y otro buen puñado de prestigiosos economistas.

Tras haber estado el tema aparcado durante algunos meses, la propuesta de Ron Paul ha vuelto a la palestra de la actualidad informativa. Pero, lamentablemente para quienes la defienden, las últimas noticias no han ido en la buena dirección.

La pasada semana, el Senado votó sobre la conveniencia de aprobar el proyecto de ley Audit the FED. Los resultados fueron aplastantes: 96 votos a favor, y 0 en contra. ¿Cómo es posible? ¿No era una propuesta altamente polémica, que levantaba controversias entre políticos y legisladores?

La respuesta está en el contenido de la propuesta que se estaba votando. Resulta que el proyecto de ley que se aprobó en el Senado tiene que ver muy poco con la idea de Ron Paul y sus seguidores de someter a la Reserva Federal a una auditoría continua por parte del Congreso.

Más bien, lo que se aprobó fue la propuesta del Senador Bernard Sanders, que consiste en permitir a una agencia supervisora, la Government Accountability Office (GAO), realizar una única revisión de las operaciones de emergencia que la FED ha llevado a cabo desde diciembre de 2007.

Se trata de forzar a la FED a que publique información sobre el uso de poderes de emergencia que ha ejercido en esta crisis para ayudar en el rescate del sistema financiero. Así, se exigirá que la autoridad monetaria publique en su página web los nombres de empresas, particulares y bancos centrales que obtuvieron ayuda, y que se detalle el tipo de asistencia recibida, las cantidades y otras informaciones.

A pesar de las apariencias, esta propuesta es muy diferente de la planteada originalmente por Ron Paul. De hecho, en la misma votación se rechazó la propuesta del Republicano David Vitter, que sí iba por la línea de Ron Paul de someter a la autoridad monetaria a revisiones y controles periódicos y exhaustivos.

Y es que, la medida planteada por Paul consistía en que la GAO auditara de forma continuada y detallada cada partida del balance de la Reserva Federal, incluyendo las facilidades de crédito, programas de compra de títulos, etc. Además, se quería conseguir que las reuniones del consejo de la FED, donde se decide sobre la política monetaria (por ejemplo, sobre los tipos de interés) fueran públicas.

Las diferencias entre ambas propuestas quedan claras cuando se tiene en cuenta que, como afirma Business Week, la medida de Sanders está cerca de lo que Bernanke dijo que apoyaría, ya que éste en febrero invitó a una auditoría de los programas de préstamos de emergencia de la FED, mientras rechazaba un control más amplio sobre la política monetaria.

Para Ron Paul ha sido una decepción y un jarro de agua fría inesperado, ya que fue a última hora cuando Sanders recortó el contenido de la propuesta, en respuesta a preocupaciones levantadas por Bernanke, el Departamento del Tesoro y otros senadores. Los últimos días anteriores a la votación en el Senado fueron de grandes presiones y frenética actividad de los lobbies sobre los senadores.

Como Paul afirmaba, “Sanders se ha vendido y se ha aliado con Chris Dodd (presidente de la Comisión del Senado sobre Banca) para destruir la Auditoría de la FED en el Senado”. Su “compromiso” es lo que la Administración y los intereses de la banca quieren: permitirán que algunos programas gubernamentales de inyección de liquidez, como el TARP (Troubled Asset Relief Program) y el TALF (Term Asset-Backed Loan Facility), sean auditados, pero no habrá ninguna transparencia sobre la FOMC (Federal Open Market Committee), las operaciones de descuento o los acuerdos con bancos centrales extranjeros.

Los defensores de una auditoría auténtica no se rinden. El republicano Vitter dijo que “debemos ir más allá de la propuesta de Sanders”. La razón expuesta para ejercer un control continuo de las operaciones de la FED se centra, precisamente, en las operaciones que va a llevar a cabo con el Banco Central Europeo (BCE) para rescatar a países de la zona euro en riesgo de quiebra: “Claramente, ello es un perfecto y muy reciente ejemplo de por qué debemos mirar a lo que la FED está haciendo de manera continuada”.

Esta aprobación llega en un momento en el que el Tribunal Supremo estadounidense está decidiendo sobre la demanda que la agencia Bloomberg lanzó a la Reserva Federal para que publicara los registros de sus operaciones. A pesar de que el pasado 19 de marzo los jueces de Nueva York dictaminaron a favor de Bloomberg, la Junta de la FED pidió que se reconsiderara la decisión. Si se rechaza la petición, aún podrían acudir al Tribunal Supremo.

La necesidad de transparencia de la autoridad monetaria se puso de manifiesto con el escándalo del rescate de la aseguradora AIG, en el que el actual Secretario del Tesoro. Tim Geithner, fue uno de los principales protagonistas, ya que por entonces presidía la FED de Nueva York.

0 comentarios
Compartir:
Menéame
Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

También en Economía

TIPOS NEGATIVOS, COMPRAR Y AVALAR DEUDA...

Bernanke reserva tres armas nucleares para reactivar el crédito

¿Qué hará la FED si EEUU se estanca? Bernanke estudia nuevas medidas de estímulo, tales como comprar más deuda (quantitive easing 2), avales públicos para todo tipo de títulos crediticios (no sólo hipotecarios) y hasta tipos de interés negativos.
LA nueva PLANIFICACIÓN ECONÓMICA

Los ecologistas eligen a un burro para que decida entre energías renovables y nuclear

La última estrella del movimiento ecologista contrario a las energías nucleares es Baltasar, un burro que tendrá que elegir, al modo del Pulpo Paul, entre energías renovables y nuclear. Baltasar es un miembro de esa especie equina que, eso sí, no se pierde una "manifa" y está en Facebook.
APUESTA TODO A DEUDA ESPAÑOLA

Zapatero, especulador de alto riesgo con la hucha de las pensiones

El Gobierno financia su despilfarro usando el Fondo de la Seguridad Social, ideado para garantizar las pensiones. El 90% de esta hucha (casi 60.000 millones) estará inveritida en deuda pública española en 2010, 35.000 millones más que en 2007. ¿Problema? Es una inversión de alto riesgo.

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899