Menú

Grecia se escuda en las huelgas para justificar la ocultación de datos

El Gobierno griego se escuda en las huelgas que afectan al país para justificar el incumplimiento del plazo que le había impuesto la Comisión Europea para aclarar el uso de instrumentos financierospara ocultar su déficit público con la ayuda de bancos de inversión como Goldman Sachs.

0

El Ejecutivo comunitario había exigido a Atenas que antes del 19 de febrero remitiera a Bruselas explicaciones detalladas sobre la utilización de este tipo de instrumentos derivados desde 2001. Sin embargo, la oficina estadística comunitaria, Eurostat, todavía no ha recibido esta información, según explicó el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, que aclaró no obstante que este incumplimiento no tendrá "consecuencias".

"Las autoridades griegas nos han dicho que la razón del retraso es la huelga de cuatro días que ha afectado también al ministerio de Finanzas", explicó Altafaj. Al ser preguntado sobre cómo puede afectar esta huelga al envío de la información teniendo en cuenta que sólo participaban en ella los funcionarios de aduanas, el portavoz replicó que esa cuestión debía dirigirse al Gobierno de Atenas.

El Ejecutivo comunitario no ha impuesto un nuevo plazo a Grecia para remitir la información pero espera una respuesta "muy pronto", resaltó el portavoz. Sin embargo, eludió aclarar si la Comisión investigará también a otros países que hayan recurrido a derivados para gestionar su deuda.

Se limitó a señalar que Bruselas "vigila" a todos los países, especialmente a los expedientados por déficit excesivo, y afirmó que no hay que mezclar las permutas de divisas con otro tipo de derivados. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, dijo la semana pasada que España no ha usado estos instrumentos.

El portavoz afirmó que "no hay un plan" de los países de la eurozona para rescatar a Grecia con una ayuda de 25.000 millones de euros, tal y como publicó este fin de semana la prensa alemana. De acuerdo con estas informaciones, el reparto de esta contribución financiera entre los Estados miembros se calcularía de acuerdo con la proporción de capital que controlan en el Banco Central Europeo (BCE), por lo que a Alemania le corresponderían 4.000 millones y a España alrededor de 2.000 millones.

"No hay tal plan porque, en primer lugar, Grecia no ha pedido ni un solo euro de ayuda financiera", resaltó Altafaj.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD