Menú

Los bancos centrales abogan por elevar sus reservas de oro ante la debilidad del dólar

Comienza a fraguarse el nuevo sistema monetario internacional tras el Supercrash financiero en EEUU. Con el mega-rescate financiero del Gobierno de Bush, los bancos centrales temen que el dólar pierda valor. Así, diversas autoridades monetarias, sobre todo Rusia y China, abogan por elevar sus reservas de oro. El mandatario ruso, Vladimir Putin, insta a una nueva "arquitectura" del sistema financiero: "La economía no puede depender de una única máquina de hacer dinero".

La CNMV vigila las posiciones cortas
Europa adopta medidas intervencionistas
EEUU protege a Goldman y a Morgan
0
Comienza a fraguarse el nuevo sistema monetario internacional tras el Supercrash financiero en EEUU. Con el mega-rescate financiero del Gobierno de Bush, los bancos centrales temen que el dólar pierda valor. Así, diversas autoridades monetarias, sobre todo Rusia y China, abogan por elevar sus reservas de oro. El mandatario ruso, Vladimir Putin, insta a una nueva "arquitectura" del sistema financiero: "La economía no puede depender de una única máquina de hacer dinero".
LD (M. Llamas) Tras el riesgo de quiebra del sistema financiero internacional y el anuncio de mega-rescate público por parte del Gobierno de EEUU para adquirir la mala deuda que acumulan las entidades del país, las autoridades monetarias comienzan a negociar cómo configurar el nuevo modelo.
 
Así, los bancos centrales estudian la posibilidad de invertir en uno de los pocos activos que siguen manteniendo su liquidez y la conservación del valor de los bienes: el oro. Las turbulencias bursátiles y la reciente debilidad del dólar están ayudando a recuperar el papel estratégico de los metales preciosos en el marco monetario internacional, según informa The Wall Street Journal.
 
Se trataría de un cambio sustancial respecto a  la estrategia puesta en marcha hace una década, cuando 14 bancos centrales europeos (entre ellos España) decidieron reducir sus reservas de oro, mediante la venta ordenada de este tipo de activos anualmente. Además, EEUU, el Banco de Pagos Internacionales y el Fondo Monetario Internacional se adhirieron informalmente a este pacto.
 
China defiende el metal como activo "estratégico"
 
Sin embargo, comienza a fraguarse una estrategia distinta en este ámbito. El Gobierno chino afirman que observan el "oro como un activo estratégico", hasta el punto de que las autoridades monetarias del país quieren diversificar sus reservas de divisas incrementando la acumulación de este metal en oposición al dólar.
 
China posee tan sólo el 1% de sus reservas en oro (unas 600 toneladas métricas), según los el Consejo Mundial de Oro. Pese a ello, su banco central se sitúa en la novena posición mundial en cuanto a la titularidad del metal amarillo.
 
La lista es encabezada por EEUU, que posee el 78,2 por ciento de sus reservas en oro (8.133 toneladas). El oro se ha revalorizado en los últimos días (por encima de 870 dólares) debido a la situación financiera estadounidense, cuyo sector bancario estuvo a punto de colapsarse la pasada semana. Ante tal amenaza, el Gobierno de EEUU anunció un ambicioso plan de rescate, cuyo coste supondrá billones de dólares a los contribuyentes.
 
La economía de EEUU corre ahora el riesgo de sufrir un profunda recesión e, incluso, un prolongado estancamiento económico debido a la elevada factura del rescate, que se traducirá en un incremento sustancial del déficit fiscal y el endeudamiento público.
 
Ante esta posibilidad, las autoridades monetarias de algunos países temen una futura depreciación del billete verde. Según la opinión del algunos analistas consultados por LD, el dólar corre el riesgo de caer en picado (1 euro a 1,75 dólares).
 
Estretagia de compra o mantenimiento de reservas
 
De este modo, los bancos centrales que firmaron el citado programa de ventas comienzan a valorar la recuperación del oro en sus respectivos balances. Según el prestigioso diario estadounidense, el Banco Central de Austria reconoció en un reciente informe que "el aumento en los precios del oro y la consiguiente depreciación del dólar de los EEUU en los últimos años han demostrado claramente lo importante que es el oro como un instrumento para la diversificación de la cartera de un banco central".
 
Asimismo, el Bundesbank alemán (el segundo mayor banco central con reservas de oro) ha indicado que ahora está más dispuesto que antes a mantener e, incluso, adquirir más cantidad del valioso metal amarillo. Pese a ello, no existe ningún apuesta gubernamental concreta para restablecer el patrón oro como referencia monetaria.
 
¿Vuelta al patrón oro?
 
Sin embargo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, instó este fin de semana a "cambiar la arquitectura del sistema financiero internacional". Así, aboga por "diversificar riesgos". En este sentido, el dirigente ruso ha advertido en unas sorprendentes declaraciones que la "economía mundial no puede depender de una única máquina de imprimir dinero", en clara referencia al monopolio que en este caso ejerce la moneda estadounidense como divisa de referencia monetaria internacional, informa la agencia oficial rusa de noticias Itar-Tass.
 
Se trata de una "cuestión muy grave que debe abordarse en un marco de trabajo  tranquilo, sin prisa, junto con nuestros colegas de Europa y América", señaló Putin.
 
"Esta cuestión debe ser examinada en un marco de no confrontación, con el fin de encontrar la manera más aceptable para el desarrollo de la economía mundial y las finanzas", advirtió.
 
Oro, por encima de 1.000 dólares
 
De hecho, el oro ha subido este lunes más de 44 dólares en Nueva York impulsado por debilidad del dólar, que aumentó el atractivo de este metal como "refugio" para los inversores.

Los analistas atribuían el debilitamiento del dólar a las dudas que suscita entre los inversores la eficacia del plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares diseñado por el Gobierno de Estados Unidos.

Los contratos de oro para entrega en diciembre, de cien onzas por contrato, se encarecieron 44,30 dólares (5,1%) respecto a su precio anterior y finalizaron la sesión a 909 dólares.

El oro no cerraba por encima de los 900 dólares desde el pasado 4 de agosto. A pesar de la fuerte subida registrada hoy, el oro es 124,90 dólares más barato que el pasado 17 de marzo, cuando alcanzó un récord de 1.033,90 dólares.

Los especialistas en oro esperan que este metal vuelva a subir este año por encima de los 1.000 dólares y que se batan nuevos récords de precios. Por otro lado, los contratos de plata para entrega en diciembre, de 5.000 onzas por contrato, terminaron la sesión a 13,45 dólares, tras sumar 98 centavos (7,85%) a su precio de cierre del viernes.
 
España ha vendido sus reservas
 
Mientras, el Banco de España ha vendido 7,78 millones de onzas de oro desde 2005. El 46 por ciento de sus reservas, en una operación que fue defendida entonces por el ministro de Economía, Pedro Solbes, al considerar que el oro ya no era un activo rentable que pudiera jugar el papel de elemento de reserva.
 
Desde entonces, España ha perdido la friolera de 1.500 millones de euros debido a tales ventas. Y ello, en un momento en el que el resto de autoridades monetarias se plantean incrementar la inversión en el preciado metal. 
 
A este respecto, el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (OCE), en un informe al respecto, indica que "las actuales turbulencias financieras refuerzan aun más nuestros dos argumentos críticos con las ventas de oro. Primero, la crisis de liquidez y crédito internacional sólo puede aliviarse con el oro, no con unas expansiones crediticias que únicamente envilecen más el valor de las monedas nacionales y agravan la crisis"
 
Además, "las divisas extranjeras no paran de depreciarse con respecto al oro, dada la actual incertidumbre y pérdida de valor". En este sentido, dicha entidad advierte de que "el oro siempre aumenta sustancialmente de precio en medio de una crisis; y éste es precisamente el momento en el que las reservas de oro son más importantes para garantizar la solvencia y la liquidez del sistema financiero".
 
Por ello, "la enajenación de oro al inicio de una crisis no tiene sentido por ambos motivos: primero porque debilita la calidad de los activos del Banco de España y su capacidad para cumplir con sus mandatos y segundo porque era evidente que conforme avanzara la crisis su valor aumentaría", en contra de lo defendido hasta el momento por el Gobierno español.
 
El precio del petróleo se dispara en los mercados
 
Por su parte, el crudo también ha registrado subidas históricas. Y ello, debido igualmente, a la debilidad del dólar ante las expectativas del plan de rescate financiero estadounidense.
 
El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, subió más de seis dólares en el mercado de futuros de Londres. Así, el barril de Brent para entrega en noviembre cerró en 106,04 dólares en el International Exchange Futures (ICE), 6,43 dólares más que en el cierre anterior.

También el precio del crudo de Texas se encareció un 15,7% y finalizó a 120,92 dólares por barril en Nueva York, en un ambiente de gran volatilidad suscitado en parte por el fuerte debilitamiento del dólar frente al euro y otras divisas.
 
Según los analistas, tales subidas responden al debilitamiento de la divisa estadounidense frente al euro y otras monedas, lo que suele animar a los inversores a comprar petróleo y otras materias primas que se negocian en dólares en los mercados internacionales.
 
Los demócratas quieren introducir clásulas

Mientras, los líderes demócratas del Congreso de EEUU se negaron este lunes a dar un cheque en blanco al Gobierno de George W. Bush para lanzar uno de los mayores rescates financieros de la historia del país y propusieron cláusulas para el control del dinero. Y es que, tal y como avanzó LD, el secretario de Estado, Henry Paulson, designado al frente de la operación, gozaría de inmunidad judicial y dinero "constate" para gestionar el citado rescate bancario.

Bush, por su parte, instó a los legisladores a no incluir cláusulas no relacionadas con la crisis financiera en el proyecto de ley que se debate en el Congreso o disposiciones que "socaven" su efectividad.

En Libre Mercado

    Servicios