Menú

El Gobierno no es capaz de calcular cuánto ahorrará el límite de 110 km/hora

Rubalcaba aseguró que se reducirá el consumo de carburante un 15%, Sebastián un 3% y Blanco hasta un 22%. Los expertos apuntan a que no llegará al 5%.

0

El Gobierno no sabe cuáles serán las consecuencias de su última medida estrella. O, al menos, sus miembros no se han puesto de acuerdo en el mensaje. El viernes, el Consejo de Ministros aprobó la limitación de velocidad en las autopistas a 110 km/h. Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró que con este cambio se reduciría el consumo de conbustible en un 15%. Sin embargo, este lunes, dos de sus compañeros han salido a corregirle. Aunque tampoco han consguido ofrecer una única versión.

El primero en apostar ha sido el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que ha apoyado en declaraciones para Onda Cero las medidas de ahorro energético anunciadas el viernes por el Gobierno, aunque ha corregido al Ejecutivo asegurando que el nuevo límite de velocidad de 110 Km/h apenas logrará reducir un 3% el consumo de combustible frente al 15% estimado por el vicepresidente Rubalcaba.

Algo más optimista ha sido José Blanco que ha situado la horquilla de descenso en el consumo entre el 5 y el 22% (así será fácil que acierte; no se moja demasiado). El titular de Fomento ha asegurado que es "una medida excepcional provocada por una situación excepcional" y ha afirmado que espera que dure "lo menos posible". En cuanto al gasto de 250.000 euros en pegatinas de "110" ha afirmado que es "irrelevante" dentro del presupuesto de 1.500 millones en mantenimiento de carreteras.

Las críticas

La capacidad de improvisación del Gobierno para hacer frente al problema energético español ha sido duramente criticada por los clubes españoles de la automoción, ya que sostienen, al igual que ahora Sebastián, que el descenso de velocidad implantado por el Gobierno no conseguirá reducir el consumo de combustible en un 15%.

Los expertos aseguran que una disminución en la velocidad máxima no implica necesariamente un menor gasto de combustible. El ahorro de carburante está directamente ligado a la forma de conducción y no a la velocidad, por eso reclaman el fomento de una conducción eficiente en lugar de medidas ineficaces.

Tanto es así que el presidente de la Asociación de Automovilistas Europeos (AEA), Mario Arnaldo, ha afirmado que el ahorro de consumo de combustible va ligado con el "par del motor", la fuerza que ejerce un motor sobre el eje de transmisión de potencia. De esta forma, "alguien que conduce a 110 kilómetros por hora pero va frenando y acelerando gasta mucho más combustible aunque cumpla el nuevo límite". El estado de las vías y la antigüedad de los vehículos también son factores que influyen en este aspecto.

Por su parte, el Real Automóvil Club de España (RACE) considera que esta nueva norma no logrará el ahorro energético del 15% para la gasolina y del 11% para el gasoil difundido por el Ejecutivo, ya que tal objetivo se consigue "con educación, más que con legislación y limitación". Además, es "imprescindible" que los límites de velocidad se fijen en función del tipo de vía y de la climatología, y han pedido al Gobierno que esta medida de carácter "transitorio" sea "lo más breve posible".

En torno "al 5%

Otro conocedor del sector automovilístico es Javier Moltó. En su blog km77.com, este experto de la conducción asegura que "la reducción de la velocidad de crucero de 120 a 110 kilómetros por hora, a igualdad de conductor y en similares condiciones, se sitúa en torno al 5%".

"Depende mucho de si se trata de una subida, de una bajada o de terreno llano. En subida puede superar el 10% y en bajada no existe diferencia. Hay mayor variación entre dos motores diferentes que utilicen el mismo combustible (en función de su régimen de rendimiento óptimo) que entre uno diésel y uno de gasolina."

Mientras, la Asociación de Empresas Concesionarias de Autopistas de Peaje (Aseta) considera que limitar a 110 kilómetros por hora la velocidad máxima de circulación por estas vías de pago generará un "ahorro mínimo o casi inexistente". Pero por el contrario. la patronal cree que se reducirá la intensidad diaria de vehículos registrados en sus carreteras.

Así pues, la mayoría de organismos del sector, a excepción del Gobierno, coinciden en que el ahorro energético que conseguirá la nueva modificación de la Ley a partir del 7 de marzo será mínimo.

Más multas

Sin embargo, el incremento de las multas por exceso de velocidad sí repercutirá en el bolsillo de los conductores. Mario Arnaldo manifiesta que la reducción del límite máximo de velocidad "aumentará en un 30% el número de infracciones". Un porcentaje que, con una media de 100 euros por multa, haría recaudar al Estado "21 millones de euros más".

En Libre Mercado

    Servicios