Viernes 18 de Febrero
Actualizado a las 23:40:59
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

6
ENTREVISTA EN EL MUNDO

Ruiz-Mateos: "Si Boyer entra por la puerta, le doy un abrazo"

Hacía 15 años que José María Ruiz-Mateos no concedía una entrevista. Sin embargo, este domingo el empresario ha roto su silencio en el Magazine de El Mundo. A sus 78 años, el protagonista de la expropiación más polémica de la historia de España sigue al frente de sus negocios dirigiendo Nueva Rumasa

Ruiz-Mateos. Archivo

(Libertad Digital) A lo largo de una extensa entrevista, el empresario José María Ruiz-Mateos asegura “haber perdonado absolutamente” y desde “hace mucho tiempo” a los responsables de la expropiación de su imperio empresarial. Sobre Boyer (al que en su día agredió) afirma que si “entra por ahí, por esa puerta, le doy la mano y un abrazo. Y si me pidiera trabajo, posiblemente se lo daría. Pero es que cualquier persona que tenga un mínimo de formación religiosa tiene que hacer eso. Lo otro sería horrible, si me quedara todavía odio, inquina… Dios ayuda”.

Perdona pero no olvida. Ruiz-Mateos reclama justicia para lo que a su entender fue una “injusticia que todavía dura”. Por la expropiación reclaman tres billones de pesetas [18.000 millones de euros]. “Otra cosa es llegar a un acuerdo, y yo te diría más: hay partes del Gobierno que están predispuestas. Pero, claro, esas cosas no son fáciles”, añade.

Defiende su postura explicando que “hay mucha gente del PSOE con ánimo de justicia que cree que con Rumasa hubo un error y están a favor de que conmigo se actúe como con cualquier empresario… De hecho, la Junta de Andalucía nos llamó en su momento para que nos hiciéramos cargo de empresas con problemas. Nos están muy agradecidos, y estamos colaborando”.

Una vez superado los momentos difíciles, el gaditano no pierde la ambición que caracteriza a todo hombre de negocios. Nueva Rumasa, el imperio que actualmente dirige, está compuesta por 107 empresas que él y sus seis hijos administran. Además, Ruiz- Mateos se muestra optimista ante la crisis económica -“estoy convencido de que de la misma manera que vino el diluvio que nadie esperaba, con la cantidad de medidas que están practicando permanentemente, se volverá otra vez a los buenos tiempos”, subraya- y señala que quiere comprar Caja Castilla-La Mancha.

En el ámbito personal se confiesa amigo de Silvio Berlusconi y sentir simpatía por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Niega tener alzheimer y afirma que quienes lo tachan de enfermo transmiten “bulos intencionados”.

Publicidad

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com
Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899