Menú

Uno de cada dos euros del cine español procede de los contribuyentes

El cine nacional percibió 85 millones de euros en ayudas públicas en 2008. Sin embargo, las películas made in Spain apenas recaudaron 77,5 millones de euros. Es decir, los impuestos generaron el 52,3% de los ingresos totales del sector.

0
El cine nacional percibió 85 millones de euros en ayudas públicas en 2008. Sin embargo, las películas made in Spain apenas recaudaron 77,5 millones de euros. Es decir, los impuestos generaron el 52,3% de los ingresos totales del sector.
LD (M. Llamas) El pasado domingo tuvo lugar la XXIII edición de los Premios Goya, en donde la industria cinematográfica española premió, entr otros, a las mejores producciones, actores, guionistas y directores del año. Sin embargo, muchos de estos galardones no habrían tenido lugar sin la imprescindible aportación de fondos públicos, ya que la mitad del sector depende directa o indirectamente de los impuestos de los contribuyentes.
 
El Fondo de Protección a la Cinematografía reparte cada año millones de euros en subvenciones y ayudas públicas para la distribución y producción de largometrajes y documentales españoles. En concreto, el citado fondo destinó un total de 85 millones de euros a tal fin el pasado año. El objetivo de esta partida es, según Cultura, "dar respuesta a la demanda del público que ama una cinematografía que le es propia y en la que se ve reflejado".
 
Sin embargo, la realidad es bien distinta a la vista de los datos. Los largometrajes españoles apenas recaudaron 77,5 millones de euros en 2008, según el balance provisional del mercado español elaborado por el Ministerio del ramo correspondiente al pasado año (con datos recogidos hasta noviembre). Esto supone 9,2 millones de euros menos que en 2007.
 

 
En total, la suma de ayudas públicas e ingresos por taquilla y distribución de películas ascendió a 162,5 millones de euros en 2008, según los datos provisionales. El 52,3% de esta cuantía nace de los impuestos. Es decir, uno de cada dos euros ingresados por el sector procede del dinero de los contribuyentes.
 
Cinco millones de espectadores menos desde 2006
 
Además, el supuesto interés de la ciudadanía por el filme español deja mucho que desear. Los espectadores de películas españolas ascendieron a 18,7 millones en 2006, 15,7 en 2007 y apenas 13,6 millones de personas en 2008. Así, la industria ha perdido 5,1 millones de clientes (espectadores) en apenas dos años. Un 27,2% menos, si se mide en términos porcentuales. Mientras, la recaudación ha pasado de 98,4 millones de euros en 2006 a 77,5 millones en 2008. Una caída del 21,2% (20,9 millones de euros).  
 
De este modo, las cifras de negocio que revela el mercado indican un claro deterioro de la industria cinematográfica española. En los últimos años, la producción nacional pierde espectadores y recaudación.
 

 
El Ministerio explica este descenso del siguiente modo, según el último informe completo del sector, correspondiente a 2007: “En cuanto a recaudación y espectadores hay que señalar que los últimos años han sido desfavorables para la exhibición a nivel mundial, siendo España un reflejo de esa misma situación, que se traduce en cifras inferiores respecto a las de los años anteriores: se observa, así, que en términos absolutos el número total de espectadores del año ha disminuido”.
 
Pero crece el número de producciones
 
Sin embargo, tal afirmación choca frontalmente con el número de largometrajes producidos. Desciende la recaudación y el volumen de asistentes, pero las producciones españolas, lejos de bajar, aumentan. Así, según Cultura, existe una tendencia al "crecimiento en el cine español”
 
En 2007, se realizaron 172 largometrajes, la cifra más elevada de los últimos 25 años, de los cuales 37 fueron documentales y 5 de animación. Mientras, en 2008 se exhibieron un total de 342 largometrajes made in Spain.
 

Datos de 2008

 
El motivo se debe, “sin duda, al incremento de la dotación del Fondo de Protección para la concesión de ayudas y a la participación de las televisiones en la financiación de las películas”, sobre todo Televisión Española, según admite Cultura. Tan sólo un dato para corroborar dicha afirmación: El presupuesto total del Fondo en el año 2004 para ayudas a la cinematografía fue de 32.519.891 euros.
 
Las ayudas al sector crecen un 170% con el PSOE
 
Desde entonces, año en el que el PSOE llegó al poder, este fondo casi ha triplicado el volumen de ayudas al cine nacional. Así, en 2009, el Fondo de Protección a la Cinematografía está dotado con 88 millones de euros. Es decir, en los últimos cinco años, el Gobierno socialista ha inyectado al sector 55,5 millones de euros extra procedentes del bolsillo de los contribuyentes. Un 169% más. Los ciudadanos se interesan cada vez menos por el cine español sin embargo, gracias al Gobierno, pagan más impuestos para aumentar la producción de películas.
 
Con este volumen de subvenciones no es de extrañar que el cine nacional goce de una cuota de mercado muy elevada en comparación con el resto de países de la UE. De hecho, lidera este ámbito a nivel europeo, por delante de Gran Bretaña, según datos de 2008.
 

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia