Menú

Zapatero se queda solo en el Congreso con su Ley Sostenible

Zapatero se queda solo con su nueva Ley "Sostenible". Ni siquiera el truco de ofrecer cambiar su política energética le sirve para lograr apoyos. Sin embargo, CEOE y PP dejan la puerta abierta a pactar si se dota a la norma de contenidos. Excepto Díaz Ferrán, los empresarios no creen al presidente.

0
Zapatero sobre la ley de economía sostenible: "es la única vía" Los protagonistas

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Zapatero se queda solo con su nueva Ley "Sostenible". Ni siquiera el truco de ofrecer cambiar su política energética le sirve para lograr apoyos. Sin embargo, CEOE y PP dejan la puerta abierta a pactar si se dota a la norma de contenidos. Excepto Díaz Ferrán, los empresarios no creen al presidente.

Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para presentar la Ley de Economía Sostenible, cuyo anteproyecto de Ley aprobó el pasado viernes el Gobierno, Zapatero indicó que estas reformas afectarán a todos los ámbitos, incluido el mercado laboral y el sistema público de pensiones, ya que todos ellos pueden contribuir a la recuperación económica y al empleo. Eso sí, descarta abaratar el coste de la contratación y del despido.

Según el jefe del Ejecutivo, este nuevo paquete reformista, que se unirá a las ya incluidas en la Ley de Economía Sostenible, es necesario para corregir los desequilibrios de la economía y aprovechar las condiciones, con el fin de ser más productivos y crear empleo de forma estable.

En concreto, el jefe del Ejecutivo adelantó la revisión del sistema financiero para "ajustar" su tamaño al de las perspectivas de negocio "futuras", y añadió que, para ello, durante el primer semestre de 2010, el Gobierno, en colaboración con el Banco de España, velará porque el FROB sirva de "ayuda efectiva" a su proceso de reestructuración y reforzamiento de sus recursos propios.

En cambio, pese a las promesas, ningún grupo parlamentario secundó, al menos de palabra, el proyecto sostenible de Zapatero. "Humo" o "propaganda" fueron algunos de los calificativos más suaves que se llevó la Ley de Economía Sostenible de Zapatero. Con todo, el presidente se mostraba convencido, a la salida del Pleno, de que obtendría los apoyos necesarios para sacar su ley adelante.

Posible reforma de la Ley de Cajas

Con posterioridad, añadió, el Ejecutivo promoverá, "con el necesario consenso", cambios regulatorios que incluirán, en su caso, la reforma de la Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros (LORCA) con el fin de reforzar su funcionamiento.

En el primer trimestre de 2010, el Gobierno aprobará también un plan integral de lucha contra el fraude fiscal, laboral y de las prestaciones de la Seguridad Social con nuevos medios e instrumentos, para garantizar la sostenibilidad financiera de las administraciones públicas.

En materia laboral, el jefe del Ejecutivo adelantó que dentro del proceso de diálogo social, el Gobierno, "que no es mero espectador", evaluará en el primer trimestre de 2010 los siguientes aspectos: el sistema de negociación colectiva para mejorar la flexibilidad de las empresas, el fomento de la reducción de la jornada como instrumento de ajuste temporal de empleo, la revisión de las bonificaciones a la contratación, el refuerzo de los servicios públicos de empleo y la mejora de la intermediación laboral, medidas tendentes a reducir la temporalidad y la mejora del control de la incapacidad.

En este sentido, reclamó ir más allá de una reforma laboral centrada en exigir un "determinado" tipo contractual, una reducción de las indemnizaciones por despido o la exclusión de los conflictos laborales de sistemas de control administrativo o judicial. "Este no es nuestro camino", advirtió.

En el ámbito de las pensiones públicas, Zapatero se comprometió a trasladar en las próximas semanas una propuesta a la Mesa del Diálogo Social y a la Comisión del Pacto de Toledo para asegurar su sostenibilidad.

Reforma de pensiones

Para ello, tratará de asegurar la "estricta correspondencia entre cotización y prestación", culminar el proceso de integración de los diferentes regímenes del sistema y la separación de fuentes de financiación, introducir incentivos eficaces para la prolongación de la vida laboral, contemplando para ello la definición de la edad efectiva de jubilación en torno a objetivos en cuyo cálculo se integre la esperanza de vida a partir de los 65 años, y una política de ayudas familiares a y a la conciliación.

Además, anunció un conjunto de planes de modernización sectorial, que afectarán a la industria y al sector agroalimentario, entre otros, así como un nuevo modelo energético sostenible con horizonte a 2020. Así, se comprometió a presentar un Plan de Competitividad Industrial 2020, que se ocupará tanto de la biotecnología, como de las tecnologías sanitarias, las TIC, la protección medioambiental o el sector aeroespacial.

Para coordinar el desarrollo y ejecución de este plan, señaló que se creará una Comisión Interministerial de Política Industrial en la que se dará voz a los interlocutores sociales. Además, el Gobierno presentará también un Plan Integral para la Sostenibilidad de las Costas y Playas Españolas y dos iniciativas más para impulsar la actividad del sector agroalimentario: la ley de calidad agroalimentaria y el programa de desarrollo sostenible del medio rural 2010-2014.

Nueva planificación energética

En materia energética, anunció un paquete de medidas destinadas a impulsar el desarrollo de un modelo energético sostenible, incluyendo una nueva planificación energética con horizonte 2020, así como una nueva ley de eficiencia energética y energías renovables. También adelantó la reforma de algunos aspectos relativos al marco normativo de la energía nuclear y una hoja de ruta para el desarrollo de un nuevo marco de ayudas al sector del carbón.

El presidente volvió a hacer gala de su capacidad para vender humo y echar la culpa de la falta de acuerdos al PP. Primero ofreció al líder de los populares un "Pacto de Estado" en materia energética, lo que provocó que Rajoy se mostrara dispuesto a acercar posiciones en la apuesta del Gobierno por las renovables. Todos los medios de comunicación destacaron este supuesto cambio de postura, pero todo quedó en agua de borrajas cuando Zapatero rechazó abrir más centrales nucleares y ampliar la vida útil de las mismas.

"El valor añadido que puede dar un Pacto de Estado sobre la Energía nos puede hacer cambiar nuestras posiciones", aseguró el presidente en su turno de réplica a los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados.

No obstante, insistió en que al Ejecutivo le parece "razonable" que la vida útil de las centrales nucleares no supere los 40 años, tal y como recoge el anteproyecto de Ley de la Economía Sostenible. En la tradicional esquizofrenia que caracteriza al Ejecutivo, Zapatero dijo a los diputados populares: "desengañensé, el Gobierno no va a cambiar su política energética en materia nuclear".

El objetivo del Gobierno, explicó, es ir sustituyendo la energía nuclear por las renovables porque a pesar de que éstas sean más caras son "limpias, seguras y tienen futuro". Además, hizo gala una vez más de su falta de conocimientos económicos, cuando aseguró que "hoy nos cuesta más producir un kilovatio con energía renovable que con petróleo", pero es una inversión "rentable" a medio plazo que hará que la "economía sea más competitiva".

Infraestructuras

Igualmente, el presidente del Gobierno anunció para el primer trimestre de 2010 un plan del vehículo eléctrico y un programa de inversiones en infraestructuras para el transporte sostenible, que se licitará durante los ejercicios 2010 y 2011 y que priorizará los accesos ferroviarios a aeropuertos y puertos de interés general, la creación de infraestructuras para actividades logísticas y la extensión de las cercanías ferroviarias y líneas de Alta Velocidad.

La modernización de la Justicia, mediante la reforma de la Ley del Registro Civil, de la Ley Concursal o de la mediación y el arbitraje, junto con la reforma de la Administración Pública, que llevará al Gobierno a presentar en enero de 2010 la ampliación de los procesos en los que rige el silencio administrativo, así como un proyecto de Ley de desarrollo del estatuto básico del empleado público, modernizando la estructura actual de cuerpos y escala, son otras de las reformas anunciadas por Zapatero.

También adelantó un conjunto de medidas para impulsar la innovación y la competitividad, incluyendo la presentación de la Ley de Ciencia, la Estrategia Estatal de Innovación y la nueva Ley de Servicios Profesionales, entre otros.

Diálogo

"Ahora, cuando se producen signos alentadores de reactivación, el Gobierno se va a concentrar en impulsarla acelerando las reformas: reformas para corregir nuestros desequilibrios, reformas para mejorar donde ya hemos progresado", añadió Zapatero, que pidió la implicación y colaboración de los agentes institucionales y sociales y ofreció diálogo para propiciar "los más amplios acuerdos" con los grupos parlamentarios.

Finalmente y tras repasar las medidas incluidas en la Ley de Economía Sostenible -adelantó que este mes aprobarán el fondo de 20.000 millones que acompaña la ley-, Zapatero afirmó que la intención del Gobierno es propiciar un "fuerte impulso modernizador", porque España, agregó, no puede seguir con un modelo en el que un solo sector, la vivienda, aporte el 12% del PIB, una tasa de temporalidad que duplica la media de la UE o una "brecha de desempleo tan elevada" con respecto al promedio de los países europeos.

En Libre Mercado

    Servicios