Menú

Esperanza Aguirre dimite

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha anunciado que deja la política y que ha presentado su dimisión en el gobierno y el partido.

358

En una emocionante rueda de prensa en la que Esperanza Aguirre ha tenido que contener las lágrimas en no pocos momentos, la hasta ahora presidenta de la Comunidad de Madrid ha anunciado que dimite de sus cargos en el Gobierno madrileño y también como diputada en la Asamblea regional.

Aguirre ha desvinculado su decisión de los problemas de salud -"he tenido una enfermedad grave de la que estoy presuntamente curada"-, y también de las polémicas políticas actuales. Simplemente ha explicado que ya cuando empezó como concejal "hace 30 años" veía la actividad política "como un paso transitorio" que al final "ha sido toda una vida".

Así, la hasta ahora presidenta de Madrid ha asegurado a los periodistas presentes que los "acontecimientos personales de los últimos años han influido", pero entre ellos no sólo ha citado su enfermedad sino otros asuntos, "como la llegada de mis nietos". Aguirre también ha asegurado que quiere "vivir mas cerca de los míos y dedicarme no sé muy bien a qué". 

En su comparecencia Aguirre ha asegurado que "para un político es esencial elegir el momento y la forma de su retirada", y según ha dicho ella "ha llegado a la conclusión de que este es el mejor momento" tras mucho meditar una decisión que ha comunicado esta misma mañana al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy. Aguirre, por cierto, se ha mostrado especialmente satisfecha de que "no haya salido ni una filtración".

Aguirre dimite de forma inmediata de sus cargos como presidenta de la Comunidad de Madrid y también como diputada en la Asamblea regional. También lo hará de su cargo como presidenta del PP en Madrid, "en cuanto sea posible" ya que, tal y como ha asegurado, "no creo en la bicefalia".

Ignacio González será presidente

Aguirre también ha anunciado que el hasta ahora vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, asumirá como es lógico la presidencia de forma provisional, pero además ha adelantado que tras el correspondiente pleno de investidura lo hará de forma permanente.

La hasta hoy presidenta ha dicho que Ignacio González es la persona adecuada para asumir la responsabilidad de la presidencia, ya que cuenta con toda la experiencia y el conocimiento necesarios y "los ciudadanos no van a notar nada, en todo caso, estarán mejor".

Un proyecto consolidado

Aguirre ha asegurado que una de las razones que justifican su retirada es que considera que ha cumplido buena parte de su proyecto en la comunidad: "El proyecto de gobierno que presentamos en el 2003 se ha consolidado en el 2007 y en el 2011". Además, sigue contando con "una amplia mayoría en la cámara regional", por lo que "el Gobierno puede llevar a cabo las políticas que hemos comprometido".

Asimismo, ha considerado que ese "gran proyecto" iniciado en 2003 ha "cambiado la comunidad de forma muy importante" y ha expresado su satisfacción por haber completado todo un ciclo político y ha asegurado que "la política liberal" que ella ha representado en Madrid "está resistiendo la crisis mejore que otros lugares".

La presidenta ha recordado, además, que "en otros lugares como los Estado Unidos los presidentes están sólo ocho años, y el presidente Aznar también estuvo sólo ocho años" al frente de la presidencia del Gobierno. 

Agradecimientos varios

Aguirre ha cerrado su intervención, antes de someterse a las preguntas de los periodistas con una lista de agradecimientos que ha empezado por "mi partido, sus votantes, simpatizantes y sus dirigentes, que me han apoyado en todo lo que he emprendido".

También ha se ha mostrado agradecida por las "críticas y las puyas y en algunos casos la amistad de mis adversarios durante 29 años", y a los medios de comunicación, y "por último,  pero lo más importante, a los madrileños que me han votado en 10 elecciones consecutivas" por todo "lo que me han dado en estos 30 años".

Aguirre ha recodado tanto "a los que me han votado como a los que no me han votado nunca" y ha dicho que "las palabras de ánimo de unos" eran de gran ayuda y las crítica de los otros le han enseñado que "en política no se puede agradar a todos".

Por último, la ya expresidenta ha asegurado que la enseñanza bilingüe en los colegios e institutos de Madrid es probablemente "aquello de lo que se siente más orgullosa", mientras que lo menos han sido "mis meteduras de pata", ha dicho con una sonrisa.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco