Menú

Los de la 'ceja' traicionan a Zapatero

En febrero de 2008 los artistas agradecieron a Zapatero el canon digital dándole su apoyo. Le duró poco más de tres años.

3

Tal día como hoy, 26 de octubre, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que "La ‘ceja’ consuma su traición y declara su amor por Llamazares". Así, muchos de los artistas e intelectuales que en las elecciones de 2008 crearon la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) al ritmo de "Defender la alegría" se volcaron con el número uno de la lista de Izquierda Unida por Asturias, Gaspar Llamazares.

Con el lema "Si viviera en Asturias, votaría a Gaspar Llamazares", los de la ‘ceja’ mostraron su apoyo al diputado de IU. La escritora Almudena Grandes llegó a decir que "nunca una sola persona ha hecho tanto en el Parlamento". O el exmagistrado del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, que aseguró que la sociedad española "no se puede permitir" prescindir de sus ideas tan necesarias para "alterar" la voz del bipartidismo.

El actor Juan Diego Botto leyó una carta del exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en la que expresaba su apuesta por Llamazares por representar la defensa de los valores como los derechos sociales, la justicia universal o la conciencia crítica.

El también actor Alberto San Juan leyó un manifiesto alabando la labor del trabajo de Gaspar Llamazares. La declaración concluyó diciendo que Asturias necesita a Llamazares y "España necesita una Asturias reivindicativa y abierta a la izquierda". Dicho texto lo firmaron, entre otros, Jesús García Sánchez, Carlos Jiménez Villarejo, Eduardo Mendicutti, Juan José Millás, Miguel Ríos, Manuel Rivas, Joaquín Sabina, José Sacristán, Ismael Serrano, el recientemente fallecido Santiago Carrillo o Pilar Bardem. Precisamente esta última dijo en diciembre de 2009: "Yo no soy de la 'ceja' y al que lo diga, lo mato".

La traición de los artistas al todavía presidente del Gobierno no se fraguó en esa reunión en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Ya en noviembre de 2010 la entonces ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, cargó contra el colectivo que coincidió con el Partido Popular en una manifestación prosaharaui: "La coincidencia con el PP debería hacer pensar a los artistas", dijo la ministra. Aseguró, además, que "nuestra responsabilidad en este asunto es lo suficientemente importante y es un tema lo suficientemente delicado como para que los que no somos expertos no hagamos ese papel de opinar y de contribuir a la confusión en lugar de encontrar soluciones".

Pocos días después la ‘ceja’ pasó su primera factura a Zapatero por el Sáhara al pedir el voto para Joan Herrera. El manifiesto, bajo el epígrafe "Si yo viviera en Cataluña, votaría a Joan Herrera", en el que pedían el voto para el candidato de ICV a la presidencia de la Generalidad de Cataluña, llevaba la rúbrica de una cincuentena de los conocidos como artistas de la ‘ceja’. Entre ellos destacaban Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, Joaquín Sabina, Miguel Ríos, Emma Cohen, Pilar Bardem, Aitana Sánchez-Gijón o Juan Diego Botto. Éste último llegó a decir que "votaría a Joan Herrera porque, si perdemos la dignidad de ser de izquierdas, nos convierten en basura, y Herrera no pierde esa dignidad".

Pero el perjudicado por el bandazo de los artistas no era Zapatero. Le afectaba directamente a José Montilla, presidente de la Generalidad y candidato a la reelección. Poco pareció importarle al socialista ya que aseguró que "son candidatos muy madrileños, que difícilmente podrán votar en unas elecciones catalanas". Montilla no perdió las elecciones por los artistas sino por su gestión al frente del Gobierno catalán.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios