Menú

'El País' dice que Messi es infantil y caprichoso

El diario del Grupo Prisa aprovechó el desprecio de Messi al público del Bernabéu para destapar su supuesta personalidad.

6
El diario del Grupo Prisa aprovechó el desprecio de Messi al público del Bernabéu para destapar su supuesta personalidad.

Tal día como hoy, 13 de abril, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que "El País descubre la personalidad infantil y caprichosa de Messi". En el artículo titulado "Messi, el niño del campeón" se contaban los arrebatos infantiles del crack argentino, capaz de ir a una fiesta con sus compañeros y no cruzar palabra con ninguno o de entrenar con una cucharilla del café.

Tomando como ejemplo el balonazo al público del Bernabéu en uno de los clásicos, el artículo mostraba el carácter complejo e infantil de una estrella del fútbol con problemas para socializarse, ya sea en el recreo del colegio o en el terreno de juego. Decía el texto que "La Pulga se enfurruña muy de vez en cuando y se porta como un niño".

Se decía en el texto que Messi es especial y, o lo aceptas, o corres el riesgo de perderle. "Messi se enfada y se desenfada sin que nadie pueda poner remedio, sino que hay que aguardar a que se le pase". Añadía que los nuevos jugadores estaban advertidos de la compleja personalidad de Leo Messi: "A Villa le advirtieron nada más llegar al Barcelona que se olvidara de competir a goles con La Pulga y a Thiago le tienen dicho que por más artista que se sienta, mejor que le pase el balón a Leo y aguardar a que se lo devuelva, como signo de ser admitido".

Las broncas de Messi con sus compañeros

Lo cierto es que las broncas del cuatro veces Balón de Oro con sus compañeros han sido más habituales de lo esperado. Sobre todo en un vestuario marcado por los éxitos en los últimos años. Recién estrenado el año 2011 Messi tuvo que negar cualquier roce con Xavi e Iniesta. La polémica surgió tras la entrega del premio al mejor jugador del mundo, al que eran candidatos los tres jugadores del Barcelona. En el momento de conocer que era el ganador del premio, éste no saludó a ninguno de sus dos compañeros. Más tarde lo justificó diciendo que no les saludó por la sorpresa que le causó el nombramiento.

Pero la polémica más repetida dentro del vestuario azulgrana es la vivida entre Messi y David Villa. La tensión entre los dos jugadores llegó a tal punto que el presidente Sandro Rosell tuvo que desmentir, entre risas, que los dos delanteros no se soportaban, tal como había publicado un diario deportivo valenciano. Rosell se preguntó: "¿Qué Villa y Messi no se hablan? Pues el otro día se pasaron todo el viaje de vuelta jugando juntos al parchís" y añadió que "si nos pusiésemos a contestar todas las animaladas y tonterías que se publican, no tendríamos tiempo para trabajar por el club".

A pesar de este desmentido, en el terreno de juego se pudo ver una bronca de Messi a Villa en un Barcelona – Granada después de que el Guaje controlara un balón dentro del área y se lo pasara mal al argentino ya que el balón tocó en un defensa contrario y Messi no lo pudo controlar. Villa no se calló y le contestó por lo que se vio en el campo cómo los dos jugadores se enzarzaban en una discusión. Messi negó tras el partido que tuviera ningún problema con el asturiano.

Mes y medio después la escena se volvió a repetir, esta vez en un Celtic de Glasgow – Barcelona. Con 1-0 en contra, Messi recriminó a Villa que no le pasara un balón por lo que a diez minutos del final estalló la tensión entre ambos.

Pero Villa no ha sido la única víctima de la ira del argentino. La prensa también se preguntó si había algún problema entre el canterano Bartra y Messi. Fue después de un entrenamiento al principio de la presente temporada cuando Leo le recriminó la dureza de una entrada. El defensa consideró que "se ha exagerado mucho y está más que cerrado".

Messi también ha tenido problemas con Cristian Tello. En otro partido contra el Granada, Messi recriminó al canterano que fuera demasiado individualista en dos ocasiones en el tramo final del encuentro. Las miradas y los gestos de desprecio de Messi hacia Tello fueron captados por todas las cámaras de televisión.

También se comentó que el argentino no terminó muy bien su relación con Pep Guardiola. La complicidad entre entrenador y jugador pareció perderse después de que Guardiola alineara a Tello y Cuenca ante el Chelsea y el Real Madrid. Messi pensaba que su entrenador tenía que haber puesto a gente con más experiencia en los dos partidos. La reacción del argentino fue ausentarse del entrenamiento posterior al clásico alegando problemas gástricos. Otro ejemplo de la mala relación entre ambos fue que el argentino no acudió a la rueda de prensa de despedida de Guardiola, gesto que no gustó nada en Barcelona. El argentino lo justificó diciendo que no acudió para "evitar la emoción del momento".

Pero Messi también ha tenido problemas con alguno de sus compañeros en la selección argentina. Burdisso estalló contra su compañero y le dijo en el túnel de vestuario: "Pendejo, la última pelota se corre". El defensa central le exigió que demostrara el mismo talento que se supone que despliega en el Barça.

Después de un partido amistoso contra Arabia Saudí que acabó con empate a cero, Messi comentó visiblemente enfadado que "hoy regalamos el partido. Es una lástima terminar el año así, por todo lo que veníamos haciendo". Añadió que "lo de hoy no puede volver a pasar".

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios