Menú

La televisión argentina se cree que Wyoming es 'facha'

Wyoming ridiculizó en su programa la victoria del PP en las autonómicas. La parodia llegó a Argentina que creyeron que los de La Sexta eran ‘fachas’.

5

Tal día como hoy, 10 de junio, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que "La TV argentina se cree que Wyoming es ‘facha’ y él les llama "italianos sin dinero"". Todo comenzó tras la victoria del Partido Popular en las elecciones municipales y autonómicas. Al día siguiente, El Intermedio, programa que presenta y dirige El Gran Wyoming, ridiculizó al PP durante desde el primer minuto.

Los miembros del programa aparecieron ataviados "al estilo PP": tirantes con la bandera de España, polos, gomina en el pelo, un jersey a los hombros… "España ha votado un cambio y nosotros hemos cambiado. ¡Nos hemos hecho de derechas!", gritó Wyoming. Una de las reporteras le dijo a su jefe que se había "cambiado de chaqueta". Y éste le contestó: “No me cambio de chaqueta, sino de calzoncillos, que me los cambié anoche cuando vi los resultados y me fui por la pata abajo”. Otra de sus colaboradoras fue más allá en la parodia y gritó “¡Viva Franco!”. Dentro del teatrillo, hablaron del movimiento 15-M, desacreditándolo.

El programa, colgado en Internet, llegó al otro lado del charco. El Canal 9 argentino debatió sobre el movimiento 15-M y mencionó el papel que estaban jugando los medios españoles en las protestas de los indignados. El presentador aseguró que los medios de "ultraderecha" española decían constantemente que "ETA estaba detrás de todo esto". Y dio paso a un vídeo de El Gran Wyoming bromeando sobre ello: "Habría que tener una venda en los ojos para no ver que ETA ha organizado las manifestaciones del 15-M". Los tertulianos argentinos criticaron estas palabras, sin saber que era una parodia, y defendieron a los indignados comparándolo con el “corralito bancario".

Wyoming se hizo eco de la confusión y les contestó en el siguiente programa devolviéndoles las bromas. Dijo que ellos les confundían con una tele de derechas pero "nosotros confundimos a los argentinos con italianos sin dinero". Días después, Wyoming preguntó a otra colaboradora si "ya saben en Argentina que hacemos una parodia y que no somos un programa de derechas". Ella contestó afirmativamente, y le lanzó otra pulla: "Quiero aclarar que en Argentina no hay partidos de derechas y partidos de izquierdas, sino que hay partidos corruptos y partidos más corruptos".

El Gran Wyoming ha tenido en varias ocasiones a Franco y a los fachas en mente. El resultado electoral también sirvió para que mostrara su disgusto en su blog del diario Público. Lo que peor le sentó fue que el alcalde de Sevilla quisiera quitarle la calle a Pilar Bardem, porque "según entiende, el único mérito de esta señora es haber insultado a todo el mundo, incluso al presidente". El humorista defendió el derecho de Bardem a insultar porque es el "ejercicio de un ciudadano en pleno uso de una libertad". Dijo que "aquella época en la que había que doblar el lomo ante el tirano ya pasó, y prueba de ello es que él mismo se declara admirador de periodistas que ejercen sin problema el oficio basando su obra en el insulto chulesco, machista y xenófobo". Concluyó diciendo que “la patita del facherío ya asoma por la puerta; toca defender la libertad”.

En abril de 2010 acusó al expresidentes del Gobierno, José María Aznar, de admirar a Franco por el simple hecho de veranear en Quintanilla de Onésimo que, según él, "debe el nombre a Onésimo Redondo, conocido militante fascista que predicaba en sus escritos el antisemitismo, la abolición de la democracia por burguesa y decadente y la violencia como estrategia para tomar el poder". Esta acusación realizada en su blog del diario Público la hizo para defender a Garzón. Allí acusó también al PP, jueces y todo el que osara juzgar al magistrado de "valedores de la dictadura" que "siente la obligación de defender el honor de aquellos criminales".

Un año más tarde, reconoció estar asustado por los medios de comunicación españoles donde dijo que se daban situaciones "que nunca había visto, ni en la época de Franco". El humorista de La Sexta dijo en una entrevista a la agencia EFE que "una cosa es ocultar la información, y otra dar noticias a sabiendas de que son falsas, como ocurre continuamente. Vivimos momentos muy graves para los medios de comunicación".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios