Menú

Bauzá: el incendio de Andratx continúa activo y descontrolado

El viento es un factor clave, ha explicado el presidente balear en rueda de prensa tras la reunión de coordinación en Andratx.

LD / Agencias
20
El presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá, ha aumentado de 1.600 a 1.800 hectáreas las afectadas por el incendio que azota la Sierra de Tramontana desde el pasado viernes y ha indicado que éste continúa activo y no ha podido ser controlado.

En declaraciones a la prensa en Andratx tras la reunión de coordinación, el jefe del Ejecutivo balear ha explicado que la evolución del incendio dependerá, en gran parte, de "la suerte" puesto que "no es lo mismo que el viento cambie o que haya un viento con poca fuerza y que no gire y que las condiciones meteorológicas se estabilicen".

En este sentido, ha señalado que la pasada noche se volvió "complicada" a consecuencia del "giro" en el viento, que derivó en que se evacuasen las alrededor de 700 personas que había en Estellencs. Asimismo, el hecho de que las aeronaves no hayan podido actuar durante la noche supone que la zona no se haya podido humedecer, si bien en estos momentos continúan las tareas "con mucha contundencia" por medios aéreos y terrestres.

Bauzá ha indicado también que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha telefoneado esta misma mañana para manifestarle su "preocupación" y decirle que Baleares puede contar con "todos los efectivos que sean necesarios para atajar esta situación".

Además, ha manifestado también tener un contacto continuo, prácticamente cada hora, con los ministros de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Interior, y de Defensa, Miguel Arias Cañete, Jorge Fernández Díaz y Pedro Morenés, respectivamente.

Volverán a sus casas cuando exista un riesgo cero

El presidente autonómico, quien ha calificado este incendio de "desastre ecológico", se ha referido también a las 700 personas que han sido desalojadas de Estellencs y ha indicado que no se manejan "horarios" ni "expectativas" en relación a cuándo podrán volver a sus viviendas.

En este sentido, ha defendido que los vecinos de esta localidad mallorquina únicamente retornarán a sus hogares cuando exista un riesgo cero. También ha recordado que no fueron evacuados por el peligro de que la lengua de fuego estuviese cerca, "sino para evitar intoxicaciones y una subida de las temperaturas". "En cuanto podamos se facilitará el regreso, pero teniendo en cuenta la seguridad de los efectivos y de los residentes".

Bauzá ha destacado también que actualmente están trabajando unas 400 personas puesto que hay 800 efectivos que trabajan por turnos. Además, ha añadido que está pendiente la llegada de un nuevo pelotón de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se encuentra gestionando el transporte a través de las navieras.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco