Menú

La incoherencia de Oleguer, el independentista del Barça

El futbolista del Barcelona siempre hizo gala de su independentismo, pero cuando le convocaron para la selección española acudió como uno más.

10

Tal día como hoy, 11 de noviembre, pero de 2011, Libertad Digital desmontaba en su portada a Oleguer, el futbolista catalán y ejemplo para la causa independentista. Destaca su supuesto rechazo a la selección española por sus convicciones ideológicas. Este incono catalanista quedó en evidencia en el año 2005 cuando el futbolista del Barça estaba atravesando su mejor momento. Entonces sonó con insistencia su posible convocatoria con la selección española y la negativa de éste a acudir a la llamada.

En diciembre de 2005 Luis Aragonés descolgó su teléfono para convocar a Oleguer. El 12 de diciembre de ese año, el jugador del Barcelona acudió a una jornada de convivencia de la selección española el mismo día en el que promocionaba una campaña televisiva a favor de las selecciones catalanas titulado: "Una nación, una selección".

El entonces seleccionador nacional decidió convocar a Oleguer sin preguntarle por ese asunto ya que, según Luis Aragonés, "no he hablado con Oleguer y no lo he hecho porque yo, de este tema, no tengo nada que hablar con él". La negativa del defensa catalán a acudir a la llamada de Aragonés le hubiera supuesto una infracción muy grave.

Este independentista catalán que se dedicaba a jugar al fútbol siempre se vio envuelto en la polémica. Tras participar en esa concentración con la selección española, Oleguer pidió a los dirigentes políticos y deportivos que siguieran trabajando para que la oficialidad de las selecciones deportivas catalanas eran "una realidad" y expresó su apoyo a esa reivindicación.

Tras esta cuestión, el defensa del Barcelona volvió a reflejar sus ideas, esta vez en un libro titulado "Camino de Ítaca". En él, entre otras cosas, describió la celebración del título de Liga de 2005: "En mayo de 2005, nosotros, los culés, recorríamos la Diagonal en dirección contraria y nos habíamos convertido en un ejército de alegría que finalmente podía hacer frente a aquel golpe bajo. Nos imaginaba parando sin problemas la embestida de los tanques, contestando con himnos sus balas y respondiendo con risas la ira fascista de aquellos militares".

Pero su escándalo más sonado se produjo en febrero de 2007 tras escribir un artículo en el diario proetarra Berria. En él aprovechó la falsa huelga de hambre para mostrar su apoyo al terrorista Iñaki de Juana Chaos y criticar el Estado de Derecho. Comparó el juicio del GAL que condenó al exdirector de la Guardia Civil con la forma de actuar del Estado español con De Juana, en tono irónico: "El Estado de Derecho tiene varios puntos negros y me ponen en duda. Hay un olor a hipocresía en todo esto".

Su apoyo a este terrorista le costó que se quedara sin patrocinador deportivo. Kelme hizo público en un comunicado que "los motivos de esta rescisión se debe a las recientes declaraciones del futbolista". La firma de material deportivo indicó que dicha rescisión fue "de forma unilateral".

Años después, el exfutbolista del Barça dio el salto a la política al estar en las listas del CUP (Candidatura de Unidad Popular), uno de los partidos más radicales de la izquierda independentista catalana.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios