Menú

La mujer de Eguiguren le dice a Pedraza que "el día que nos maten" no llore

El dirigente socialista acudió a la Audiencia Nacional para testificar como testigo de los dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

1

Tal día como hoy, 12 de noviembre, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada la reacción de la mujer de Eguiguren después de que éste declarara en la Audiencia Nacional como testigo de la defensa en una causa contra los dirigentes batasunos Arnaldo Otegi, Joseba Permach Y Joseba Álvarez. Para preparar la defensa el presidente del PSE llegó a reunirse con la abogada del exportavoz de la ilegalizada Batasuna, Jone Goirizelaia.

Instantes después de que Jesús Eguiguren terminara de testificar en el juicio que trataba de zanjar responsabilidades por el enaltecimiento del terrorismo que se produjo en el famoso mitin de Batasuna en el Velódromo de Anoeta en noviembre de 2004, su actual mujer recogió su abrigo y se fue hacia la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza. La dirigente socialista y entonces presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Moreno, dio un pequeño golpe en el hombro a Pedraza y cuando se giró le dijo: "El día que nos maten no lloréis". La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo no dudó en contestar y le dijo que "a nosotros ya nos han matado".

Tras estos hechos, que Ángeles Pedraza denunció ante los medios, la Ejecutiva del PSE emitió un comunicado en el que afirmaba que el partido "no polemizará" con las víctimas aunque haya "provocación". Los socialistas del País Vasco aseguraron que Romero se acercó a Pedraza para reprocharle su actitud ya que, según ellos, interfirió "constantemente" la declaración de su marido ante el juez. De lo dicho posteriormente por la presidenta de la AVT dijeron que "se desacredita por sí solo".

Las principales asociaciones de víctimas de España respondieron a la nota del PSE denunciando que era "absolutamente falso" que Pedraza hubiera interferido constantemente en la declaración de Eguiguren y que fue Rafaela Romero quien se desacreditó "por sí sola" al actuar "por impulso de una manera exaltada y sin ninguna razón objetiva para hacerlo".

Añadieron que "las víctimas del terrorismo allí presentes llevamos años asistiendo a juicios y demostrando corrección y educación, soportando miradas, insultos y tensiones" y que es "muy descorazonador haberlas recibido de un cargo socialista con responsabilidad institucional". Terminaron diciendo que el mejor reconocimiento que se les puede hacer es un final de ETA "con las víctimas como vencedoras y los terroristas como vencidos", por lo que aseguraron que era lo que debería "interiorizar Eguiguren" dejando de "avivar la sospecha de que otra política antiterrorista se puede estar aplicando".

Días más tarde, la mujer de Eguiguren plantó a las víctimas con malas formas. Fue durante una mesa redonda sobre el fin de la banda terrorista ETA que se enmarcaba dentro de un seminario celebrado en la Universidad San Pablo CEU y que con la ausencia de Romero dejaba a los socialistas sin representación. Fuentes de la organización informaron a LD de que, pese a estar confirmada su asistencia, la presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa rehusó acudir a última hora y "de malas formas". A pesar de que confirmó hace meses su presencia en el CEU, fue su secretaria la que llamó a la organización para excusarla por "motivos laborales".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios