Menú

Rajoy tardó 20 días en anunciar el nombramiento de Soraya

El presidente del PP siempre se ha tomado su tiempo para elegir a dirigentes de su partido. El caso de la entonces portavoz fue uno más.

0
El presidente del PP siempre se ha tomado su tiempo para elegir a dirigentes de su partido. El caso de la entonces portavoz fue uno más.

Tal día como hoy, 31 de marzo, pero de 2008, Libertad Digital contaba en su portada que Rajoy comunicó, después de 20 días de silencio, que Soraya reemplazaba a Zaplana como portavoz del PP en el Congreso de los Diputados. La larga espera a la que Rajoy sometió al partido y a los votantes concluyó sin novedad ya que tanto Soraya Sáenz de Santamaría como Pío García Escudero eran los nombres esperados.

Rajoy dijo de Soraya que "la propongo porque tiene preparación, porque tiene conocimiento, porque tiene experiencia, porque trabaja y porque tiene mucho empuje y mucha ilusión, que es muy importante en estos momentos. Se ha ganado el respeto de sus compañeros y de sus adversarios. Ha tenido que lidiar con asuntos no fáciles a lo largo de esta legislatura".

En su primera intervención tras el nombramiento, Sáenz de Santamaría se mostró "dispuesta" a reunirse con el portavoz socialista con el objetivo de "echar a andar y comenzar nuestra relación", de la que dijo "espero que sea una relación fluida, seria y responsable". En ese sentido, asumió con dedicación, ganas, ilusión y esfuerzo la portavocía del grupo parlamentario y anunció una oposición firme, constructiva, responsable y sólida, pegada a la calle, a la gente, a sus problemas y a sus necesidades.

La elección de Soraya Sáenz de Santamaría y su equipo causó un profundo malestar en amplios sectores del Grupo Parlamentario Popular. Muchos creían que Rajoy primaba la fidelidad al líder y no gustaron las formas del presidente del PP. Desde el equipo de Sáenz de Santamaría atribuyeron ese malestar a la incertidumbre que tienen algunas personas y a casos puntuales de parlamentarios que aspiraban a ocupar determinados cargos.

Seis años después la historia se repite, esta vez con el candidato del PP a las elecciones europeas. El PSOE nombró candidata a Elena Valenciano el 9 de febrero. Dos meses después, Mariano Rajoy sigue sin desvelar su número uno para Bruselas. La decepción y el enfado se apoderaron en el Partido Popular porque Rajoy seguía sin dar un nombre. El presidente del Gobierno lograba desesperar a los suyos con el manejo del los tiempos.

Una vez más, el nerviosismo llegaba a las estructuras autonómicas y locales del PP. No entendían que el presidente pidiera que se involucraran en la campaña europea y no dijera el candidato. "Sólo queremos un nombre, alguien por el que pedir el voto", dijo el presidente balear José Ramón Bauzá. Ignacio González y José Antonio Monago instaron públicamente a que acabara con el misterio.

Dos días después volvió a llamar a la movilización de cara a las elecciones europeas a los líderes locales del PP. Entonces el coordinador de campaña de Extremadura le preguntó por el candidato. El presidente sólo dijo que la designación "será pronto" y el candidato "bueno", "espero que a gusto de todos", dijo Rajoy. El 21 de marzo el presidente volvió a repetir que aún no tenía candidato por lo que alejaba la posibilidad de un anuncio inmediato: "Ni lo tenemos y, por lo tanto, no podemos desvelar".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios