Menú

El despido de los empleados de Delphi costó 425 millones de euros

El dinero salió de las arcas de la Junta de Andalucía, el Estado central y la Unión Europea.

(Sevilla)
29

De haberse repartido entre sus trabajadores todo el dinero gastado en Delphi desde su cierre en 2007, 425 millones de euros entre indemnizaciones, formación y otros incentivos a cada uno de ellos le hubiera correspondido una cantidad cercana a los 300.000 euros. Concretamente, 265.000 euros sin contar los últimas gastos desde junio de 2013. Sin embargo, aún quedan 600 trabajadores ex Delphi en la calle y sin salida.

De ellos, 65 millones fueron gastados en formación -hay quien eleva esta cifra hasta los 76 millones-. A pesar de los intentos por averiguar cuántos cursos se dieron, de qué materias, con qué profesores y con qué resultados prácticos de empleo, ni siquiera los sindicatos han querido o podido precisar el destino de un dinero, casi 11.000 millones de las antiguas pesetas, que de haberse repartido entre los 1.600 trabajadores afectados habrían salido a 10 millones de pesetas por cabeza -60.000 euros-.

425 millones lo gastado en Delphi

Corresponden las cifras a un trabajo del grupo Joly que concluyó que desde el mes de julio de 2007 hasta junio de 2013, el cierre de Delphi había tenido un coste económico que superaba los 425 millones de euros.

El desglose de la cifra es el siguiente:

a) La Junta de Andalucía, el Estado y hasta la Unión Europea han sufragado algo más de 305 millones, la mayor parte a cargo de la Administración autonómica.

En prejubilaciones, la Junta de Andalucía había abonado hasta junio de 2013 36,65 millones de euros y deberá pagar otros 118,95 millones hasta dentro de cuatro años.

En ayudas para Proyectos Personales de Inserción -PPI, ayuda de 45.000 euros y desvinculación del Plan de la Junta-, a las que se adhirieron 118 ex Delphi que se desvincularon del Plan, se gastó algo más de 4,4 millones.

Además, la Junta puso en marcha incentivos de 9.000 euros a empresas que hicieran una contratación indefinida de extrabajadores de Delphi. En total hubo 468 personas en esta situación, lo que supone un gasto de otros 4,2 millones de euros.

En cursos de formación, se gastaron 65 millones, la mitad de los cuales, como referimos ayer, fueron a parar a las empresas, asociaciones y fundaciones del ex consejero socialista, Ángel Ojeda Avilás y su familia. Recuérdese que mientras se "formaban", los ex Delphi han tenido garantizadas ayudas para tener ingresos mensuales de 1,5 veces el salario mínimo (poco menos de 1.000 euros) y en los cursos de la Universidad de Cádiz se les abonaron 150 euros más.

b) La indemnización que abonó la propia Delphi en el momento del cierre fue de 120 millones de euros a los 1.600 trabajadores de plantilla, a razón de 45 días por año trabajado.

c) En julio de 2008, la Comisión Europea aprobó 10,5 millones del Fondo de Adaptación a la Globalización -FEAG- para acciones orientadas a reinsertar a los trabajadores afectados por el cierre de Delphi.

d) En los años 2008 y 2009, Andalucía recibió del Gobierno central un total de 47,5 millones para un Plan de Empleo de la Bahía de Cádiz, en el que también se incluía el cierre de Delphi. Por último, los Presupuestos Generales del Estado de 2010 consignaron otros 18 millones para dicho Plan de Empleo de la Bahía.

A pesar de todo, quedan 600 trabajadores de Delphi en la calle.

El silencio sindical sobre estas cuentas

CCOO y UGT guardan silencio sobre las cuentas de Delphi y sobre el destino de los cursos de formación. Sólo Miguel Paramio, sindicalista representante de la USO en Delphi, ha reconocido el cansancio de los ex trabajadores de manifestaciones y concentraciones demandando, no sólo el cumplimiento de los acuerdos de Delphi, sino empleo para la Bahía. "Esto ya es de vergüenza porque pasan los años y los años y la situación sigue igual". Por eso, no dudó en decir que "la provincia de Cádiz tiene unos políticos que no se los merece y que cada día nos están demostrando que no tienen ni puñetera idea de atajar el problema del empleo".

Para el sindicalista, y así lo recoge Cádiz directo, "el Gobierno andaluz ha hecho una mala gestión del conflicto y han derrochado el dinero de manera que ahora nos vemos con el subsidio de desempleo". Acusó a Izquierda Unida de "traidores" y mostró su decepción con la formación de izquierdas después de la defensa del colectivo que habían mostrado antes de su entrada en el Gobierno.

Por eso, anunció sin muchos detalles que van a hacer "un seguimiento exhaustivo a los políticos" de cara a las elecciones europeas y que "van a tener bastantes problemas, sobre todo, en la capital". Recientemente, ya "reventaron" actos del PSOE y de IU. Cayo Lara les llamó "desclasados".

Al mismo tiempo, aseguró que los ex trabajadores mantendrán el encierro en el edificio de los sindicatos porque "en el momento en que se ponga fin al encierro, se acaba el conflicto de Delphi".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios