Menú

Valenciano presidirá una comisión gracias al pacto que Sánchez no respeta

Valenciano es presidenta de comisión gracias a los votos del PP. También Iratxe García. Ahora, Sánchez rompe el pacto y no vota a Juncker.

128
Valenciano es presidenta de comisión gracias a los votos del PP. También Iratxe García. Ahora, Sánchez rompe el pacto y no vota a Juncker.

Sacudida política en víspera del encuentro en Moncloa, que se celebrará antes del mes de agosto. La primera decisión de Pedro Sánchez -que aún no ostenta el cargo de secretario general del PSOE- ha sido ordenar a sus eurodiputados votar en contra de la investidura de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. El apoyo de los socialistas había sido acordado previamente a cambio de otros nombramientos que ya se han materializado.

"Ha querido marcar su territorio de una manera bastante burda", analizan en el Partido Popular. Mariano Rajoy evitó el choque en un acto que tenía en la Cámara de Comercio de Sevilla, pero la dirección nacional del PP no dudó en poner encima de la mesa que "se falta a la palabra dada" y existen ejemplos de cómo los socialistas españoles ya se han beneficiado de un pacto que fue suscrito por conservadores, liberales y socialistas a nivel europeo.

Así, Elena Valenciano es presidenta de una comisión del Parlamento Europeo gracias a los votos del PP. Lo mismo ocurre con la también socialista española Iratxe García Pérez. "Nosotros cumplimos con nuestra parte del trato. Esto es un escándalo pocas veces visto", según fuentes diplomáticas.

Esteban González Pons, que es número dos del PP europeo y si nada cambia dirigirá en breve la delegación española, estuvo presente cuando se rubricó el acuerdo por el que, previamente, los populares también apoyaron al socialdemócrata alemán Martin Schulz como presidente de la Eurocámara. Un "pacto escrito", explicó en RNE, en el que estuvo presente el socialista español Enrique Guerrero.

Pese a todo, en el PP creen que no habrá problemas para que el resto de sillas objeto de pacto sean ocupadas sin contratiempos. Esto es, Miguel Arias Cañete no tendría en principio dificultades para ser comisario de la UE -España sigue presionando para que la cartera sea económica-. La explicación está en que Sánchez ha dado una orden a la delegación española, pero el resto de socialistas de la UE no ha infringido lo acordado. A lo que sumar que eurodiputados del PP deslizan un profundo "malestar" de algunos colegas del partido contrario como Ramón Jáuregui, que participó activamente en las negociaciones.

Sea como fuere, el PP observó con pesadumbre el inicio político de Sánchez, que no dudó en dinamitar un acuerdo al más alto nivel antes incluso de haber despachado con el presidente del Gobierno. Las críticas no se hicieron esperar, y de forma muy contundente. González Pons le acusó de "zapaterismo" y de "inexperiencia". "Nos sentimos traicionados", resumió, no sin exponer que se coloca "junto a la ultraderecha inglesa y la ultraizquierdagriega"; corrientes que también han votado en contra de Juncker.

"Ahora entiendo que se confundiera la primera vez que habló del referéndum de Cataluña, porque ahora se ha confundido con la primera decisión que ha tomado", entró a la yugular. "Se acerca a Podemos". Y continuó quejándose: "ha querido tener un gesto izquierdista y ha tenido un gesto antieuropeísta, ha querido acercarse a Podemos y se ha colocado al lado de Jean Marie Le Pen".

En declaraciones a esNoticia de esRadio, el secretario general de los populares en Bruselas, Antonio López Istúriz, afirmó que "si el ídolo a seguir" por Sánchez es Felipe González "que le llame y le pregunte en qué consisten los consensos europeos". Visiblemente molesto, dijo que en Europa están trabajando para que no haya disputas por los puestos y ponerse cuanto antes a trabajar y salir de la crisis. "Esas son las prioridades" y "todos han votado eso excepto el PSOE. Se están aislando dentro del grupo socialista europeo por la política de un señor recién llegado con poco conocimiento en la materia", resumió.

Istúriz, con gran predicamento en las instituciones comunitarias, exigió a Sánchez "seriedad y responsabilidad con los ciudadanos españoles", porque "se están jugando con cosas muy importantes" y quien paga este tipo de "torpezas políticas" no es el partido, son los ciudadanos. "Que se ponga las pilas".

Todos los cargos consultados rememoraron al expresidente Zapatero y vieron similitudes con la jugada de Sánchez. También Alfonso Alonso, portavoz del Grupo Popular, y que fue igualmente duro contra el nuevo líder socialista. El Gobierno espera que este "guantazo" político no signifique que Sánchez también se opondrá a una estrategia común sobre la amenaza de secesión.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation