Menú

El Ejército 'rodea' a Mas en la misa de la Merced

Tanto los políticos como los representantes militares fueron silbados a la entrada y a la salida de la Basílica de la Virgen de la Merced

Tanto los políticos como los representantes militares fueron silbados a la entrada y a la salida de la Basílica de la Virgen de la Merced
Artur Mas, junto a los mandos militares en los actos de la Merced | EFE

Normalidad aparente, tensión latente, ambiente espeso y poca cordialidad. Esas son las descripciones del "encuentro" entre el teniente general Ricardo Álvarez Espejo (inspector general del Ejército y su máximo representante en Cataluña, Aragón, Navarra y La Rioja) y el presidente de la Generalidad, Artur Mas. Coincidieron en la misa de la Virgen de la Merced, patrona de Barcelona, y no cruzaron más que palabras de cortesía, las imprescindibles. A Artur Mas le incomoda notoriamente encontrarse en los actos a los que acude con la presencia de altos cargos o funcionarios del Estado y más aún con militares o representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Sin embargo y en la línea de sus antecesores, el teniente general Ricardo Álvarez Espejo, que aparece en la imagen al lado del presidente autonómico, trata de mantener las formas y acude a todos los acontecimientos sociales en los que el protocolo dicta o sugiere que debe estar presente. Es el caso también del general de Brigada de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo, en el centro de la segunda fila, y del jefe superior de Policía en Cataluña, Agustín Castro, presentes también en la tradicional misa junto a otros miembros del Ejército y de la Armada.

Tanto Mas y su séquito, que incluía al alcalde Xavier Trias, como los militares fueron silbados a la entrada y la salida del templo por grupos de personas pertenecientes a colectivos feministas, vecinos en contra de los apartamentos turísticos y entidades en contra de los recortes en la sanidad pública.

Como Mas y todos los miembros de su gobierno se abstuvieron de asistir a los actos del Día de las Fuerzas Armadas en Barcelona, la última ocasión en la que coincidió con los que llama "uniformados" fue en la entrega de despachos a una promoción de Mossos d'Esquadra, un acto a principios del verano también marcado por la escasa o nula amabilidad mostrada por los cargos políticos, con Mas a la cabeza, con sus "invitados".

Un día antes de este tenso encuentro entre el teniente general Álvarez Espejo y Mas, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, presidió la apertura del curso de la Academia de Suboficiales de Talarn, en Lérida, donde declaró: "Las Fuerzas Armadas son una herramienta esencial de la capacidad de defensa de la nación y un instrumento útil para el Gobierno para participar en cualquiera de los marcos de actuación que le tiene encomendada la Constitución". Al término de su intervención mencionó el lema del centro: "A España servir hasta morir".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad