Menú

Albert Rivera y Rosa Díez certifican esta semana que no habrá pacto

Los recelos y la desconfianza entre ambas formaciones siguen siendo insalvables, tras dos meses de negociaciones

100
Los recelos y la desconfianza entre ambas formaciones siguen siendo insalvables, tras dos meses de negociaciones
Rosa Díez y Albert Rivera, el pasado 23 de septiembre

Casi dos meses después de la primera reunión que rompió una larga guerra fría entre ambos, el pasado 23 de septiembre en la sede de UPyD en Madrid, Rosa Díez y Albert Rivera volverán a verse las caras este jueves por la tarde, en esta ocasión en un sitio neutral: un hotel de la capital de España. Pero la escenografía, que volverá a incluir un posado para los fotógrafos y dos ruedas de prensa al término del encuentro, una por cada partido, nada tiene que ver con un acercamiento de posturas, sino con la certificación de que el acuerdo por el que suspiran muchos españoles, incluidos militantes y cuadros medios de ambas formaciones, no se llevará a cabo.

Según ha podido averiguar Libertad Digital de fuentes solventes de ambos lados, sólo un milagro de última hora podría revocar de aquí al jueves la situación. Pese al deshielo mencionado, y a que las reuniones del grupo de trabajo designado en la última reunión bilateral comenzaron con buenos propósitos, las negociaciones entre UPyD y Ciudadanos no han hecho sino ahondar en una herida que es antigua, profunda y cada vez más difícil de suturar.

El pasado 11 de noviembre Albert Rivera comparecía en rueda de prensa en la sede de Ciutadans en Barcelona cuando un periodista le preguntó por la marcha del grupo de trabajo. El presidente de Ciudadanos contestó haciendo pública la oferta de pacto global con UPyD, para las generales, municipales y autonómicas, que la Ejecutiva acababa de decidir. Un erróneo teletipo de la Agencia EFE, rectificado por el propio Rivera en su perfil de Twitter, desató un gran revuelo, al asegurar que se acababa de anunciar el acuerdo.

Pero a los dirigentes de UPyD, a pesar del error de la Agencia oficial, ni siquiera les pareció bien que se airease lo que hasta ese momento eran unas negociaciones secretas cuya voz cantante correspondía al responsable de Regeneración Democrática de UPyD, Andrés Herzog y al diputado de Ciutadans en el Parlamento de Cataluña José María Espejo. En palabras de un dirigente de la formación magenta "Rivera ha forzado un tie break y por eso el jueves se celebrará una reunión definitiva y al más alto nivel, cuando en principio teníamos previstas otras dos". Desde Ciudadanos, otro dirigente que ha estado al tanto de las negociaciones intenta insuflar optimismo: "Nosotros seguimos con la misma oferta de acuerdo, y es lo que Rivera va a transmitir el jueves. No les sentó nada bien el anuncio, pero estaba contestando a un periodista y dijo exactamente lo que habíamos acordado en la Ejecutiva".

Imputados y organización interna

La sombra de la corrupción, o de la falta de transparencia, sobrevuela sobre el desacuerdo entre UPyD y Ciudadanos. Los primeros sacaron a relucir en las conversaciones del grupo de trabajo el caso del alcalde de Serranillos del Valle, Antonio Sánchez, número 22 en la lista de Ciudadanos a las europeas, que fue detenido en el marco de la Operación Púnica, y el de Jordi Cañas, exdiputado de Ciutadans imputado que actualmente trabaja como asesor en la Eurocámara.

Desde la formación que lidera Albert Rivera se advierte: "Nosotros también conocemos asuntos internos de UPyD con los que podríamos hacer daño, pero nuestro objetivo es llegar al pacto. El detenido en la Púnica no es militante de Ciudadanos y no volverá a concurrir en una lista nuestra. En cuanto a Cañas no conocemos muchos políticos que hayan dimitido tras ser imputados por un asunto que nada tiene que ver con Ciudadanos, pues ocurrió antes incluso de la creación del Partido". Explicaciones que siguen sin convencer a UPyD: "¿En qué creen que piensa la sociedad cuando de habla de 'puertas giratorias'? Exactamente en esto, es lo de toda la vida: una persona deja de ser concejal, o diputado autonómico, pero le hacemos un hueco, con sueldo igual o mayor, en la Diputación. Ese no es el camino de la regeneración". Desde Ciudadanos, sin embargo, se defiende la idoneidad de Cañas -"tiene un Master en comunicación política"- para asesorar a los eurodiputados de la formación.

Para UPyD, la estructura organizativa de Ciudadanos sigue siendo un escollo prácticamente insalvable, como explican las fuentes consultadas por Libertad Digital: "Han elegido un modelo de crecimiento de aluvión, muy peligroso, que les lleva a establecer cualquier tipo de alianza. Es como si Podemos, sólo por crecer en militancia, se hubiera anexionado a todos los grupúsculos comunistas [Izquierda Anticapitalista estuvo en el origen de la formación de Pablo Iglesias, pero Podemos sólo acepta la militancia de sus miembros 'a título individual' según ha manifestado el recién elegido secretario general]".

En el escenario descrito, sólo un hecho altamente inesperado podría cambiar las tornas el próximo jueves. UPyD es consciente del daño que le puede hacer la confirmación de que no habrá acuerdo, aunque no más del ocasionado desde el pasado agosto, cuando su entonces eurodiputado Francisco Sosa Wagner propuso explorar un acuerdo con Ciudadanos, desatando la mayor crisis interna que ha vivido el partido desde su creación en 2007.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios