Menú

La juez Alaya pierde el control de las macrocausas de los ERE y los cursos de formación

El CGPJ tomó este jueves la decisión de dejar en manos de la nueva juez titular, María Núñez Bolaños, la decisión sobre el reparto.

(Sevilla)
132

Su decisión de incorporarse a la Audiencia Provincial, el nombramiento de una nueva juez de instrucción del juzgado número 6 de Sevilla y el acuerdo del Consejo General del Poder Judicial del jueves favorecen que la juez Mercedes Alaya pierda el control sobre las macrocausas cuya instrucción deseaba concluir mediante la petición de una comisión de servicio.

El CGPJ tomó este jueves la decisión de dejar en manos de la nueva juez titular, María Núñez Bolaños, la decisión sobre el reparto de las macrocausas y, por tanto, aleja las opciones de Alaya para seguir investigándolas, subraya ABC.

Se consuma así la operación puesta en marcha con sutileza que ha llevado a una juez de familia sin experiencia penal alguna, amiga del consejero de Justicia de la Junta de Andalucía y mano derecha en tales asuntos de Susana Díaz, Emilio de Llera y compañera de instituto de estudios del hermano del imputado exconsejero Ángel Ojeda, María Núñez Bolaños, a disponer del control de todas las macrocausas que han sido instruidas por la juez Alaya, precisamente en el momento decisivo.

El Mundo considera que, de este modo, Alaya ha sido apartada de su juzgado. Ni siquiera, subraya, ha contestado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a su petición de una comisión de servicio para seguir en la instrucción de las tres grandes causas en que trabaja desde hace años: la de los ERE, la de la formación y la de los avales de IDEA.

"Cerco" llama a una operación urdida en la Junta,"que teme con razón a una instructora hasta ahora implacable. Los escandalosos casos de la Junta se verán libres de la voluntad de Alaya y pasarán, probablemente despiezados, a manos de nuevos magistrados de los que, sin duda, se

espera mayor clemencia y más mano izquierda".

Es más, los ERE, el saqueo de los fondos de formación y otros, casos del decenio negro Chaves-Griñán-Díaz van a ser resueltos ahora por un equipo ad hoc que no conoce los asuntos ni sus circunstancias, Y predice: "Alguien irá a la cárcel, faltaría más, acaso alguno de los ‘de arriba’, pero, en fin de cuentas, el ambicioso globo moralizador en que Alaya se ha dejado la piel irá perdiendo gas si es que no acaba pinchado. De cara a la galería resultaba urgente quitarla de en medio".

ABC extrae las mismas conclusiones tras examinar el plan de refuerzo acordado por el CGPJ. Habrá dos jueces o magistrados en comisión de servicio con relevación de funciones que "colaborarán", con la nueva juez titular en la tramitación y resolución de todos los asuntos que conoce el juzgado.

Más claro aún: el reparto de este trabajo entre la juez titular y los dos jueces que se hagan cargo de esas comisiones de servicio, se hará "conforme los criterios de distribución de los mismos que conjuntamente formulen y apruebe la sala de gobierno del TSJA" junto a la nueva titular, María Núñez Bolaños sin experiencia alguna en asuntos penales.

El diario de Vocento destaca que con esta nueva organización no cabe la propuesta que había formulado la propia juez Mercedes Alaya, quien envió un escrito al TSJA en el que solicitaba quedarse para terminar los ERE, los cursos de formación y los avales de la agencia IDEA. Curiosamente, su petición aún no ha llegado al CGPJ.

Alaya quiera terminar las tres macrocausas y de lo contrario, se irá a la Audiencia de Sevilla. Ahora, el CGPJ deja claro el reparto de asuntos será cosa del TSJA y la nueva titular. No cabe, al parecer, un posible acuerdo entre la juez Alaya y la nueva titular, que se incorporará en junio. O sea, Alaya tiene los días contados en el juzgado de instrucción número 6.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco