Menú

Las elecciones sindicales al Consejo de la Policía, ¿un bazar chino?

Algunos sindicatos dan regalos a sus afiliados coincidiendo con las elecciones sindicales. Se viene repitiendo al menos desde 2003.

18
Algunos sindicatos dan regalos a sus afiliados coincidiendo con las elecciones sindicales. Se viene repitiendo al menos desde 2003.
Regalos que ofrecen algunos de los sindicatos. | LD

La Policía Nacional se encuentra en pleno proceso electoral interno. El próximo 10 de junio, los 77.106 efectivos del Cuerpo están llamados a elegir a sus representantes en el Consejo de la Policía, un órgano creado en 1986 que, presidido por el ministro del Interior o la persona en la que delegue, normalmente, el director general de la Policía, se sientan los sindicatos de la Policía Nacional y los representantes de la administración.

Las funciones de este órgano son la mediación en conflictos colectivos, el establecimiento de las condiciones de prestación de los servicios, la formulación de mociones en materias relativas al Estatuto profesional, la emisión de informes sobre los expedientes disciplinarios por faltas muy graves contra los policías y sus representantes sindicales, así como el informe previo de las disposiciones de carácter general que se pretendan dictar sobre cuestiones policiales.

Según los datos facilitados por la Dirección General de la Policía en la última reunión del Consejo, el pasado 22 de abril, los 62.795 policías de la Escala Básica elegirán 11 representantes; los 6.205 policías de la Escala de Subinspección a dos representantes; los 7.595 policías de la Escala Ejecutiva a dos representantes; y los 511 representantes de la Escala Ejecutivo elegirán a un único representante sindical.

Como en cada cita electoral anterior, los sindicatos profesionales se han lanzado a la entrega de regalos a todos aquellos policías que atestigüen haberse personado en las urnas para depositar su voto. Una iniciativa, esta de entregar regalos, que se remonta a al menos el año 2003, cuando la Unión Federal de Policía (UFP) regaló un jamón a todos los policías que votaron en los comicios internos.

Este año, la UFP regalará un seguro gratuito de incapacidad temporal, además de un reloj marca Lotus para conmemorar el XXV anivesario de su fundación. Precisamente, con motivo de su XII aniversario también regala un reloj la Confederación Española de Policía (CEP), pero esta vez de marca Cauny y valorado en 445 euros. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) agradece a sus afiliados la participación en el proceso electoral con un tableta Huawei MediaPad de 7 pulgadas.

Solo uno de los cuatro sindicatos con representación en el Consejo de la Policía, el Sindicato Profesional de Policía (SPP), mayoritario entre los mandos del Cuerpo, no entregará un regalo. "Nosotros no damos regalos por una cuestión ética y moral, y estamos seguros que nuestros afiliados se darían de baja si hiciéramos un regalo de este tipo, que en verdad no es un regalo, porque los sindicatos los pagan con las cuotas de sus afiliados", argumentan desde el SPP.

"Nos jactamos de no dar regalos ante nuestros afiliados. Nosotros regalamos compromiso, una defensa numantina de los mandos o una plataforma de formación continua. Creemos que es una compra de votos encubierta que da mala imagen de la Policía y a la administración en general. La Dirección General de la Policía debería controlar esto, aunque creemos que no lo hace para mantener la calma dentro del Cuerpo", aseguran desde el sindicato.

"Se hace de una forma alegal. Los interventores de cada sindicato verifican que el policía se ha personado en el centro de votación y ha emitido su voto. El interventor sabe que la gente ha ido y entonces se le da el regalo. Preferimos dedicar el dinero de la cuota de 7 euros mensual que pagan nuestros afiliados a la defensa jurídica", añaden desde el Sindicato Profesional de Policía.

Tampoco gusta la existencia de regalos en la Alternativa Sindical de Policía (ASP), un pequeño sindicato que luchará en estas elecciones por conseguir representación en el Consejo de la Policía, y que considera que estos obsequios "en si mismos" constituyen un engaño al propio policía porque sustituyen a "la defensa de los intereses de los policías, que ya han sufrido un recorte salarial además de la alarmante falta de medios".

"Este año 2015 repetimos proceso electoral y de nuevo observamos cómo las organizaciones sindicales denominadas representativas entran en una guerra sin cuartel por ver quién dota mejor a sus afiliados; quién calla mejor la voz de sus afiliados, empleando la argucia de volver a prometer regalos por votos; envuelto en el halo de celebración de aniversario para el que aún les faltan muchos meses", insisten desde el sindicato.

Planteamiento diferente tienen desde la Unión Federal de Policía (UFP). Su portavoz, José María Benito, asegura que la entrega de un regalo por participar en el proceso electoral se hace con la intención de "incentivar el voto" en una organización en la que hasta hace unos años no había procesos electorales internos, que es "un premio para que la gente participe y vaya a votar" y que "en ningún caso se lleva un control de lo que ha votado cada afiliado, te fías".

"El pescado está vendido antes de las elecciones. Todos los sindicatos sabemos lo que vamos a sacar y creo que no nos equivocaríamos mucho. Puede dar la sensación de que nos encontramos ante un proceso de compra de voto, pero no es cierto. Los policías no cambian el voto por un regalo ni cambian su voto en función de un regalo o de otro. El voto lo tienen ya bastante decidido. Es una forma de celebrar que los policías pueden elegir a sus representantes", añade.

Lo cierto es que esta práctica no ocurre solo en la Policía Nacional. En los últimos años se ha extendido a otros citas electorales policiales. Como muestra, dos de las últimas. En Madrid, el Colectivo Profesional de Policía Municipal de Madrid (CPPM) regalaba una tableta a los agentes locales que fueran a votar. La Unión de Policía Municipal (UPM) permitía elegir entre un smartwatch o una videocámara deportiva HD.

En las elecciones internas de la Policía Local de Zaragoza, la Confederación de Seguridad Local (CSL), la fuerza sindical mayoritaria en el cuerpo zaragozano, entrega un vale gratuito para un spa a quien acudiese a votar, además de un vale del 50 por ciento de descuento para el acompañante. Entre todos los votantes, sorteaba también una televisión curva de 55 pulgadas, tres televisores de 42 pulgadas y diez tablets de 7,1 pulgadas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios