Menú

La estrategia 'win-win' de Podemos: así quieren dinamitar al PSOE

El líder de Podemos quiere convertirse en el único partido en la izquierda. La oferta del viernes se urdió hace semanas.

142
La estrategia 'win-win' de Podemos: así quieren dinamitar al PSOE
Iglesias y su equipo instantes antes de presentar su oferta | Flickr/Podemos/Dani Gago

La renuncia de Mariano Rajoy este viernes modificó los tiempos en Podemos, pero no el plan. Pablo Iglesias quiere, en sus propias palabras, "trabajar hacia un plebiscito que simplifique las opciones políticas dentro de una elección entre el PP y Podemos", es decir, acabar con el PSOE.

No es nada nuevo: lleva intentándolo desde que se creó el partido, y este viernes dio otra muestra de ello. El líder de Podemos lanzó un órdago a Pedro Sánchez, ofreciéndole un pacto con trampa en las condiciones. Convertirse en vicepresidente, las carteras ministeriales de mayor importancia, la creación de un ministerio de "asuntos de plurinacionalidad" y la Radio Televisión Española son el grueso de las peticiones.

Iglesias puso sus condiciones y ahora Sánchez se encuentra en una encrucijada. Los que están más tranquilos son los de Podemos, que saben que cualquier repuesta de Sánchez les favorece. Es un win, win, bromean, utilizando la expresión en inglés. Y es su manera de verlo, ya que ahora, con la pelota en el tejado de Sánchez, elija la opción que elija, los del partido morado creen que les va a favorecer.

Las opciones que deja a Sánchez

Si el líder socialista se plantea aceptar las condiciones de Podemos, en el PSOE se podría iniciar una batalla campal entre aquellos que apoyan a Sánchez y los que, desde hace ya tiempo, se han mostrado contrarios a negociar ciertas cosas con Podemos. Una guerra que se podría escenificar, sin ir más lejos, el próximo 30 de enero en el Comité Federal socialista. Y en el caso de que finalmente aceptasen, Iglesias se aseguraría tener un Gobierno controlado por ellos.

La segunda opción sería que Sánchez no aceptase, e intente llegar a un acuerdo para su investidura con el apoyo de C's y la abstención del PP. Según Podemos, este sábado el socialista ha dado un paso en esta dirección llamando antes a Rivera. Si se llegara a este caso, Iglesias cargaría contra el PSOE por "unirse a la derecha" y se convertirían, como ellos mismos han dicho en alguna ocasión, "en la oposición real" en la izquierda.

Una tercera hipótesis sería la de la repetición de elecciones, en la que en Podemos tampoco creen que saldrían mal parados. Venderían, además, que ellos intentaron llegar a un acuerdo de "izquierdas" y que fue el PSOE el que no quiso. Dirían que Podemos "no puso líneas rojas" a los socialistas, de ahí que en estos últimos días hayan suavizado propuestas como la del referéndum.

Acabar con el PSOE no es algo nuevo para Podemos, pero este plan ha sido urdido en las últimas semanas. Desde el día de la constitución del Congreso de los Diputados, Pablo Iglesias redujo su actividad pública para encerrarse y perfilar la estrategia que desplegó este viernes. Un plan, que dicen desde el propio partido, "ha hecho que Podemos vuelva a marcar la agenda".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios