Menú

Los insultos "estructurados" del discurso de Pablo Iglesias al PP

Andrea Levy destacó este jueves -en Es la Tarde- que el discurso de Iglesias fue el "más estructurado y el que tenía más contenido".

70
Andrea Levy junto a Javier Maroto, otro de los populares muy críticos con C´s | EFE

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, analizó este jueves en el programa Es la Tarde de Dieter de esRadio la participación de los principales líderes políticos en la sesión de investidura de Pedro Sánchez. Para la popular hubo dos discursos que destacaron por encima de los demás: el de Mariano Rajoy y el de Pablo Iglesias.

"Sin compartirlo ideológicamente, creo que el discurso de Iglesias tenía más contundencia", dijo. Fue, en palabras de Levy, "el discurso más estructurado y el que tenía más contenido".

Razón puede que no le falte a la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP. Pero desde luego, esa estructura, ese contenido y esa contundencia estuvo en buena parte dirigida a ellos, a los populares. Incluso cuando Iglesias deslegitimaba el pacto del PSOE y Ciudadanos lo hacía por eso: porque no derogaba o revertía todas las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Rajoy.

Estas son algunas de las descalificaciones "estructuradas" que el líder de Podemos dedicó desde la tribuna del Congreso de los Diputados a los populares:

  • "A las posibilidades del cambio, señores del Partido Popular, se han referido ustedes agitando el fantasma del totalitarismo. Han dicho ustedes -efectivamente nosotros somos el Coco, ¿verdad señor Margallo?- que nosotros queremos destruir la democracia y que, seguramente como decía usted, señor ministro del Interior, la ETA estaría muy contenta de que nosotros gobernáramos en España. Pues permítanme que les recuerde que algunos de ustedes son hijos políticos del totalitarismo de este país".

  • "Tengo respeto por usted, señor Rajoy, y no voy a faltárselo, pero permítame recordarle que su partido, el partido que ha hecho de la corrupción y la injusticia una forma de Gobierno, [por eso el Partido Popular, señor Sánchez, sí es un partido corrupto] fue fundado por siete ministros de la dictadura.

  • "Ustedes siempre han sido arrogantes con los débiles y serviles con los poderosos".

  • "Ustedes son los principales responsables de que la corrupción y la injusticia se hayan convertido en la mayor vergüenza de España".

  • "Ustedes, señor Rajoy, son los convidados de piedra en esta investidura: ni el programa ni los partidos que la impulsan representan para ustedes ningún problema, como se han hartado de decir estos meses y como ha repetido usted aquí".

  • "Hoy para ustedes solo hay un problema de nombres; basta que se pongan ustedes tres de acuerdo con respecto a quién tiene que ser el presidente del Gobierno. Le hago una pregunta, señor Rajoy: ¿tienen ustedes a algún Mario Monti guardado en el armario? [abucheos del PP]".

Y estas son únicamente dos descalificaciones que dedicó a los socialistas por querer mantener, a su juicio, las políticas del PP. Sólo dos porque lo cierto es que todo su discurso lo vertebró sobre esa idea:

  • "Lo que nos ha traído usted aquí hoy, quizá sin percatarse del todo, es el plan de la gran coalición. Ha firmado usted un acuerdo en lo programático que no pone dificultades al PP; no lo digo yo, lo dice su socio, el señor Rivera. Cuídese de la naranja mecánica, señor Sánchez, ha elegido usted un socio muy hábil que no dudará en entregarle al PP en cuanto tenga ocasión. Después de que fracase usted hoy y el viernes, los mismos que le prohibieron pactar con nosotros querrán obligarle a tragar la segunda entrega del plan de las oligarquías: incluir al PP en el acuerdo. Es el plan del Ibex 35, es el plan de alguna de las viejas glorias de su partido y le aseguro que en esa segunda entrega, el plan no es que usted esté al frente de ese nuevo gobierno".

  • "Merecer el odio de los que envenenan al pueblo deberá ser para nosotros una honra. La frase no es mía, es de Pablo Iglesias, el fundador de su partido. A veces el verdadero cambio, señor Sánchez, es volver al principio, a los principios".


Andrea Levy es una de las dirigentes del PP que ha pasado a la carga [no contra Podemos o el PSOE] contra Ciudadanos. El pasado lunes -siguiendo la senda de la secretaria general, María Dolores de Cospedal- afirmó que "a diferencia de la propuesta del PSOE, nosotros no llevamos encubierto un referéndum independentista en Cataluña; menudo papelón que está haciendo el señor Albert Rivera. Yo no sé si los señores de Ciudadanos sabían que cuando estaban votando a Albert Rivera estaban votando al PSOE para que Pedro Sánchez fuera candidato a la presidencia de La Moncloa y de paso, y de carambola, hacer vicepresidente a Pablo Iglesias".

Este jueves ensalzó el discurso del líder de la formación morada e, incluso, confesó su atracción por el diputado de Podemos Miguel Vila. Y es que la dirigente popular se ha sumado al eslogan o campaña de los morados: "la sonrisa vence al odio".

No es la única dirigente del PP volcada en esta estrategia de ataque frontal al partido de Albert Rivera. De hecho, el único miembro de la dirección nacional que ha evitado los insultos a la formación centrista ha sido Pablo Casado, quien aboga por tender puentes una vez se produzca el segundo 'no' a Sánchez, y evita las palabras gruesas. "A partir del día cinco, comienza la segunda parte del partido", destacó el miércoles. Cristina Cifuentes, que se apoya del partido naranja para gobernar, también es de una opinión parecida.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation