Menú

El Fulmar, el único UAV español exportado, se exhibe con éxito en la costa onubense

Thales muestra sus soluciones de identificación, vigilancia y reconocimiento ante casi un centenar de clientes potenciales.

8
El Fulmar, el único UAV español exportado, se exhibe con éxito en la costa onubense
Las soluciones Thales, a prueba

Las instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA) en Huelva, conocidas como El Arenosillo, están siendo estos días el escenario escogido por Thales España para hacer una demostración de las capacidades de sus soluciones de identificación, vigilancia y reconocimiento, del que forman formando parte el UAV Fulmar, el sistema optrónico de vigilancia de largo alcance Gecko, el radar GO80 o la solución de mando y control Advance.

Allí se está simulando una misión en la que se están utilizando de forma integrada todos estas unidades. El primero en entrar en acción es el radar GO80, un sistema que puede integrarse en vehículos tácticos, blindado o usado en posiciones fijas terrestres, y que puede ser utilizado para detectar personal, vehículos o embarcaciones tanto en tierra firme como en el mar. Éste fue el encargado de detectar el objetivo, en este caso, un barco potencialmente peligroso.

Una vez detectado, el objetivo fue reconocido por el sistema optrónico Gecko, que incorpora en su cabezal dos cámara (una diurna y otra térmica), así como dos punteros láser y un telémetro de largo alcance, que inició el seguimiento de la embarcación y facilitó imágenes de alta resolución de la misma. Este sistema se puede utilizar para mejorar la vigilancia de fronteras, la seguridad de infraestructuras críticas y entornos conflictivos.

Para completar ese seguimiento, se lanzó el UAV Fulmar, el único desarrollado y fabricado íntegramente en España que ha conseguido ser exportado, después de que Thales España haya firmado un contrato en Malasia para que seis unidades de este avión remotamente tripulado formen parte de las dotación de seis de los nuevos buques que se están construyendo en astilleros de este país para la Real Marina Tailandesa.

Con una envergadura de 3 metros, una longitud de 1,2 metros y un peso de apenas 18 kilos, esta aeronave tiene una autonomía de entre 6 y 12 horas, un alcance operacional de hasta 800 kilómetros, puede operar con vientos de hasta 70 km/h y alcanza un techo de vuelo cercano a los 4.000 metros. Además, se puede hacer que siga objetivos en movimiento de forma automática y remita imágenes del mismo de forma continuada.

Según confirmaron fuentes de la empresa, está previsto que en las instalaciones que tiene en Getafe se inicie dentro de poco la fabricación en serie de 25 sistemas anuales del UAV Fulmar (compuestos por la catapulta de lanzamiendo, el sistema de recepción por red y dos aviones cada uno), con el objetivo de impulsar su venta. La Armada española y la Unidad Militar de Emergencias (UME) ya han mostrado su interés en el funcionamiento de este UAV totalmente español.

Los tres sistemas (GO80, Gecko y Fulmar) enviaron en todo momento imágenes de la embarcación objetivo a la solución de mando y control Advance, instalada en esta ocasión en un ordenador portátil, cuyo sistema cartográfico también informaba en todo momento de los datos de identificación de las otras embarcaciones (AIS) que se encontraban en esos momentos en las aguas onubenses iluminadas por los radares.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios