Menú

La Asamblea Nacional Catalana se resquebraja

Crisis en la organización separatista: acusaciones en las redes y maniobras para relevar a su presidente por el exdiputado Antonio Baños.

(Barcelona)
30

La ANC es un polvorín. El liderazgo de su actual presidente, Jordi Sànchez, está en cuestión menos de un año después de haber resultado elegido sucesor de Carme Forcadell, la actual presidenta del Parlament. Un amplio sector pretende removerlo en favor de Antonio Baños, el exdiputado de la CUP. El mal ambiente en la cúpula llega hasta el punto de que los reproches y acusaciones se hacen públicos a través de las redes sociales.

Sobre el que fuera lugarteniente de Forcadell, Jaume Marfany, gravita una agria polémica con cruce de acusaciones. Marfany se lamenta de una pugna interna para controlar la ANC y de un intento de "politización" de la entidad a través de Baños, mientras que Liz Castro le acusa de haberla presionado para que favoreciera la elección de Sànchez y de haber sido él, entre otros, quien contribuyó a la "polítización" del grupo.

Castro, una escritora estadounidense afincada en Cataluña, optó a la presidencia tras la integración de Forcadell en la candidatura de Junts pel Sí y consiguió más votos entre los militantes que Sànchez. Sin embargo, la dirección de la ANC resolvió llevar a cabo una votación restringida para colocar al frente de la organización al hombre de Marfany y Mas, quien se hizo de esa manera con las riendas de la ANC. Ahora, Castro le reprocha a Marfany que la obligara a retirar su candidatura. Y todo ello a través de Twitter.

La bronca ha comenzado con un tuit de Marfany en el que denuncia un intento de "politización" a cuenta de la candidatura de Baños. Castro, afecta a la CUP, le ha replicado que ella sufrió las "presiones" de Marfany y éste ha afirmado que "no entiendo lo que quieres decir... si me lo dices más claro". Castro ha respondido que "tú me dijiste que no me presentara a presidenta, pese a ser la más votada, para 'preservar la unidad'. Marfany lo ha reconocido a su manera: "Es cierto... Me pediste opinión y te dije que Jordi Sànchez era la persona más adecuada". Castro ha replicado de manera contundente: "Jaume, eso sencillamente no es cierto. Tú me llamaste y tú me presionaste, 'tot solet'".

Al final, Marfany ha arriado velas con el siguiente mensaje: "Pido disculpas... No debería haber entrado en una disputa sobre la ANC por twitter. La gente no se lo merece". El que fuera segundo de Forcadell pretende evitar la remoción de Sànchez, ampliamente contestado por haber puesto la organización a las órdenes de Convergencia en detrimento de ERC y la CUP.

Además, las bases más activas de la ANC se quejan del oscurantismo en las decisiones de la dirección separatista, de que Sànchez ha puesto la organización al servicio de Mas y del evidente declive de las movilizaciones. La próxima asamblea general de la ANC está prevista para el 17 de abril. Será un cónclave complejo, dadas las fracturas en la coalición entre ERC y CDC y la posición de la CUP, que exige al Gobierno de la Generalidad y al grupo parlamentario de Junts pel Sí que desobedezca al Tribunal Constitucional y aplique la resolución rupturista aprobada en la cámara autonómica el pasado 9 de noviembre. Todo ello provoca grandes tensiones y podría desencadenar incluso una escisión en el "brazo cívico" de los partidos "soberanistas".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios