Menú

Los dos bandos de Podemos se 'rearman' para la batalla del 9 de julio

Los pablistas y los errejonistas buscan los máximos apoyos de cara a la próxima reunión de la dirección del partido.

0
Los pablistas y los errejonistas buscan los máximos apoyos de cara a la próxima reunión de la dirección del partido.
Errejón e Iglesias. | Dani Gago

El próximo sábado 9 de julio, Podemos celebrará una nueva reunión de su Consejo Ciudadano Estatal, es decir, de la dirección al completo de la formación. Ese día, los miembros de la cúpula del partido morado pretenden analizar los resultados electorales, ayudados por el estudio que está realizando Carolina Bescansa, y también, decidir cuándo celebran una nueva Asamblea Ciudadana (un congreso extraordinario) como la que tuvo lugar en Vistalegre.

Antes de este encuentro, Pablo Iglesias examinará este mismo viernes, a puerta cerrada, con Izquierda Unida y sus confluencias los motivos del fracaso electoral. Las conclusiones serán llevadas a la reunión del próximo sábado, al igual que las que obtengan de sus bases. Echenique ha pedido a los círculos locales y las direcciones municipales su opinión para averiguar qué ha pasado. Ha enviado una guía de debate en la que pregunta sobre el Brexit, la unión con IU, Venezuela... para que sus seguidores expresen su postura y cómo creen que han influido estos temas en el resultado.

Han encontrado culpables

Pero, antes de conocer las conclusiones a las que se lleguen este viernes, las opiniones de sus bases o el estudio de Bescansa, los dos bandos de Podemos ya han encontrado a los "culpables" de la pérdida de votos. Los cercanos a Pablo Iglesias cargan contra el diseño de una campaña "conservadora y poco agresiva", con un "discurso hueco" a cargo de Íñigo Errejón. Por su parte, los afines al número dos de la formación apuntan a que no ha funcionado la coalición con Izquierda Unida.

Y ahora, con las dos posturas claras dentro del partido, no queda otra más que posicionarse, y tanto un bando como otro buscan consolidar los apoyos que tienen de cara a esa reunión, como quien prepara un ejército para una batalla.

Los dos bandos

De cara a esa reunión del día 9, que se puede convertir en un auténtico polvorín, los más cercanos a Pablo Iglesias, entre los que están Rafael Mayoral, Carolina Bescansa o Irene Montero, tienen ya el apoyo de una de las referentes del otrora sector crítico del partido, Teresa Rodríguez.Este miércoles, desde Podemos Andalucía ya cargaban contra la campaña "muy conservadora" de Íñigo Errejón asegurando que se habían "creído las encuestas" y que se habían "confiado".

Pero este apoyo de la dirigente andaluza de Podemos no le va a salir gratis a Iglesias ya que los de Teresa Rodríguez, el sector anticapitalista, piden que se ceda más poder a los secretarios generales autonómicos y también quieren que las mujeres ocupen un lugar más visible en la dirección del partido.

Mientras, los que hasta ahora se habían mantenido en un segundo plano, también comienzan a decantarse. Muchos de ellos apuestan por el bando de Pablo Iglesias después de que este miércoles Íñigo Errejón se saltase la orden de "prudencia" que se había marcado por el partido y apareciese en TVE asegurando que la confluencia con Izquierda Unida no había funcionado.

Congreso extraordinario

Así las cosas, Podemos debe decidir también cuándo celebra una nueva asamblea como la que tuvo lugar en Vistalegre. Los pablistas quieren retrasarla unos meses para que no se cuestione la figura del líder de Podemos. Mientras, los errejonistas quieren que ese congreso extraordinario se organice cuanto antes para, entre otras cosas, valorar si hay que mantener o no la alianza con Izquierda Unida como desea el propio Pablo Iglesias.

En España

    0
    comentarios

    Servicios