Menú

La Guardia Urbana denuncia una "brutal agresión" de concejales de la CUP

En esRadio el sindicato CSI-F de policía de la Guardia Urbana de Barcelona ha denunciado que sufrieron una "brutal agresión" por concejales de la CUP.

Libertad Digital/esRadio
0
La Guardia Urbana denuncia una "brutal agresión" de concejales de la CUP
Garganté, en la Ciudad de la Justicia | EFE

Este jueves el concejal de la CUP, Josep Garganté, fue absuelto de un delito de amenazas a un médico, José Luis Laga, después de que éste dijese que se había limitado a declarar ante la Guardia Urbana que se había sentido coaccionado por el concejal Garganté, pero que no había formalizado el papeleo. En declaraciones a Es la Tarde de Dieter, en esRadio, el secretario de organización de CSI-F de la Guardia Urbana, Eugenio Zambrano, ha aclarado que Laga formalizó su denuncia y por ese motivo se celebró el juicio el jueves, pero que el médico decidió "dar marcha atrás", amedrentado por la actitud de los concejales de la CUP.

Y es que, antes del juicio a Garganté, se habían convocado dos concentraciones: la de la Guardia Urbana para pedir la dimisión del concejal y una en su apoyo, con representantes municipales y un centenar de simpatizantes. Entre los presentes estaba David Fernàndez que se ha interpuesto entre los dos grupos, las concejales Maria José Lecha y Maria Rovira, y la diputada Mireia Vehí.

Cuando Garganté iba a realizar declaraciones a los medios, los guardias urbanos, que, según defienden, mostraron una actitud pacífica en todo momento, sacaron carteles pidiendo su dimisión. Fue entonces cuando las concejalas de la CUP y el resto del grupo de apoyo a Garganté comenzó a agredir a los miembros del sindicato de la Guardia Urbana.

Su secretario de organización, Eugenio Zambrano lo ha explicado en esRadio: "Acometieron contra mí, me reconocieron como agente de Policía y de hecho, cuando me estaban amenazando e insultando, lo hacían sabiendo que era policía y los impactos que me fueron dando eran patadas, puñetazos. Todos los golpes me los daban en las partes bajas para que los medios de comunicación no captaran las agresiones".

Además, destacaba que las dos concejalas de la CUP fueron las que instigaron las agresiones. "Son cargos públicos electos los que han cometido esta barbarie", se quejaba Zambrano. El líder sindical no se quedaba ahí y denunciaba que están sufriendo un "asedio día sí y día también" y que "ayer vimos una muestra de cómo no pudieron contenerse esa rabia de ver empleados públicos que estábamos diciendo basta ya a la CUP y basta ya de tanta agresividad, porque al final sacaron la agresividad que llevan dentro".

Precisamente, para Zambrano fue esa "agresividad lo que provocó el resultado final del juicio y que el médico se echara para atrás. Ayer vimos que el médico se retractaba de su denuncia", algo que "evidentemente es normal. Si un médico ve que a la propia policía en la calle, que se está manifestando, este grupo de salvajes nos está agrediendo y nos está pegando, pensará: 'qué es lo que no me harán a mi'".

Finalmente, los cuperos "nos arrinconaron, nos cercaron, pegándonos, rompiendo los carteles, quitándonos las camisetas y haciéndonos retroceder" hasta que tuvo que intervenir la brigada móvil porque "estábamos siendo brutalmente agredidos", denunciaba.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation