Menú

El general Álvarez Espejo dice que el Ejército debe ser "neutral" ante el proceso separatista

Augura en su despedida como responsable de la región militar que "la situación en Cataluña se arreglará y habrá entendimiento entre todos".

(Barcelona)
0
El general Álvarez Espejo | Europa Press

En pleno chaparrón judicial por el referéndum del 9-N y el 3% del Palau de la Música Catalana, el teniente general Ricardo Álvarez Espejo realizó este miércoles las más controvertidas y desapercibidas declaraciones de los tres años y medio que ha pasado en tierras catalanas. Según declaró el militar, el Ejército debe mantener la máxima "neutralidad" y "respeto institucional" ante la situación política de Cataluña porque el proceso es "un tema exclusivamente político que se tiene que resolver con la política".

En declaraciones a los periodistas durante el acto oficial de despedida, el teniente general llegó incluso a mostrar su optimismo ante el desenlace del proceso separatista. Tras destacar los tres años y medio que ha pasado en Cataluña (después de destinos como Kosovo, Líbano o Afganistán), afirmó que la situación política "se va a arreglar y habrá un entendimiento entre todos".

En el discurso oficial, agradeció el trato de las autoridades catalanas, representadas al efecto por el director general de los Mossos, Albert Batlle, cuya cabeza piden desde hace meses la CUP y ahora también miembros de Convergencia. Dijo Álvarez Espejo que había recibido un "trato excelente". Eludió, obviamente, que fue llamado "facha" en la toma de posesión de la alcaldesa Ada Colau, la expulsión del Ejército del Salón de la Enseñanza, las protestas municipales por los ejercicios sin armas de los soldados, la frialdad con la que le trataba Artur Mas cuando coincidían en algún acto oficial y las constantes críticas institucionales de la Generalidad y el Ayuntamiento contra las Fuerzas Armadas.

También pasó por alto las funciones constitucionales del Ejército relativas a la integridad territorial cuando apeló a la "neutralidad" respecto al proceso separatista o que algunas de las actividades ante las que hay que cuadrarse en señal de respeto han acabado en el Tribunal Supremo y en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Ya metidos en harina y preguntado sobre el carácter de España, el militar afirmó que se trata de "una nación muy plural y muy diversa".

Al acto acudieron la exdelegada del Gobierno, Llanos de Luna, su sustituto, Enric Millo, el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), José María Romero de Tejada, dirigentes del PP y Ciudadanos y el antedicho director general de la policía autonómica. Ni un consejero acudió a despedir al teniente general que con mayor estoicismo ha aguantado los desprecios e insultos.

El caso del pub Kitty’s

Ricardo Álvarez Espejo cobró notoriedad mediática por su participación en un singular encuentro en el pub Kitty's de Barcelona con el entonces consejero de la Generalidad Felip Puig, hermano de dos investigados por sus negocios con los Pujol, el general de la Guardia Civil Ángel Gozalo, el fiscal Romero de Tejada, el presidente de Abertis Salvador Alemany, algunos políticos como Miquel Iceta o Carina Mejías, y el empresario Juan Lanaspa Gatnau, que ejerció de anfitrión.

En teoría, el secreto era absoluto, pero la filtración de la "cumbre" puso en tal aprieto al militar que el Ministerio de Defensa que se vio obligado a afirmar que Álvarez Espejo acudió a esa reunión, celebrada a principios de 2015, para ponderar ante los presentes la necesidad de recuperar el museo militar de Montjuich en vez de para hablar del proceso.

No consiguió reabrir el museo, aunque en su despedida no se refirió ni a eso ni a la célebre reunión.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios